La Burbuja de la Misandría (traducción)

Título original: The Misandry Bubble

01/01/2010

¿Por qué parece que la sociedad Americana está en declive, que la justicia y el decoro están retrocediendo, que el socialismo y la tiranía están causando daños, aunque a pesar de que la mayoría del público se oponga, su verdadera raíz permanece esquiva? ¿Qué pasaría si, desde el insostenible sistema de salud y los costos de la seguridad social, hasta el estancamiento de los sueldos y el aumento de la criminalidad, hasta el desmoronamiento de la infraestructura y la metástasis del socialismo, hasta el decline de grandes ciudades de los Estados Unidos como Detroit, Cleveland, Pittsburgh, y Baltimore, podrían ser localizados en una causa común que es extremadamente predominante pero que sigue ausente del diálogo nacional, en efecto, que está ausente del diálogo en todo el mundo occidental?

Hoy, en el primer día de la década de los años ‘201x’, voy a explicarles por qué es esto. Yo, en el presente estoy promoviendo el debate sobre cuál será el más importante reto para los Estados Unidos en esta década, el cual es la causa esencial de la mayoría de los otros problemas con los que parece que estamos luchando. Lo que ustedes están a punto de leer es el equivalente de alguien describiendo en profundo detalle en 1997 las posibles fuerzas gobernando la Guerra contra el Terrorismo de 2001 a 2009.

Este es un artículo muy largo, el más largo escrito en The Futurist. Como esta una guía para la próxima década de disputa social, política y sexual, este artículo no está hecho para ser leído en una sentada sino digerido lentamente en un período extendido de tiempo, con todos los enlaces de apoyo y consulta. Mientras más pasen los meses y loa años de esta década, este artículo parecerá cada vez más profético.

Resumen: El Mundo Occidental se ha transformado lentamente en una civilización que infravalora a los hombres y sobrevalora a las mujeres, donde el Estado transfiere por la fuerza recursos de los hombres a las mujeres, creando varios incentivos perversos para las que de manera diferente serían buenas mujeres dando lugar a grandes males en contra de los hombres y la niñez; y donde la naturaleza masculina es denigrada pero la naturaleza femenina es celebrada. Esto es injusto para ambos géneros, y es una receta para un rápido declive civilizacional y un desplazamiento, de los costos que en última instancia recaerán en una subsecuente generación de mujeres inocentes, en lugar de hombres, para el año 2020.

La Tesis Cultural

El Mito de la Opresión de la Mujer: A todos nosotros se nos ha enseñado cómo supuestamente las mujeres han sido oprimidas a lo largo de la existencia humana, y que esto ha sido extendido, sistemático y promovido por hombres ordinarios que probablemente lo tenían mucho mejor que las mujeres. En realidad, esta narrativa es enteramente fabricada. El hombre promedio fue forzado a arriesgar su vida en el campo de batalla, en el mar o en minas, mientras la mayoría de las mujeres esperaban en casa seguras cuidando de los niños y ocupándose de los deberes del hogar. La expectativa de vida al nacer de los hombres ha sido siempre significativamente más baja que la de las mujeres, y sigue siendo así.

La Guerra ha sido una característica casi constante de la sociedad humana antes de la edad moderna, y donde fuere que dos tribus o reinos entraran en conflicto con el otro, el lado perdedor vio a muchos de sus hombres en edad de luchar, exterminados; mientras que las mujeres eran asimiladas dentro de la sociedad invasora. Hoy, convertirse en una concubina o en ama de llaves es un futuro desafortunado, pero no tanto como ser sacrificado en batalla como los hombres. A cualquiera que no esté de acuerdo: ¿le gustaría que los hombres y mujeres cambiaran de situación?

La mayoría de esta narrativa proviene de ‘feministas’ que comparan las situaciones de las mujeres promedios con las de los hombres en la cima (el monarca y otros aristócratas), en lugar de compararlas con las del hombre promedio. Esta práctica es conocida como la “Falacia del Ápice” (Apex Fallacy), y aunque sea accidental o deliberada, tergiversa la realidad. Para aproximar las condiciones de la mujer promedio a las del hombre promedio (la palabra clave es “promedio”) en el Mundo Occidental de un siglo atrás, hoy en día simplemente hay que observar las vidas de los más pobres campesinos de los países pobres: tanto los hombres como las mujeres tienen que llevar a cabo trabajos tediosos, tienen insuficiente comida y vestido, y oportunidades limitadas.

En cuanto a ciertas anécdotas como el derecho al voto, en la vasta mayoría de los casos, los hombres tampoco podían votar. De hecho, si uno compara cada Estado nación de cada siglo, virtualmente todos  ellos dieron el mismo acceso (o falta de él) al derecho al voto por parte de hombres y  mujeres. Incluso hoy, de 200 Estados soberano, hay exactamente cero que den un distinto tipo de derecho al voto a hombres y mujeres. Cualquier afirmación de que a las mujeres se les estaban negando derechos que los hombres tenían, en incluso 0,01% de los casos, no tiene fundamento.

Esto no es negar las genuinas atrocidades que han sido perpetuadas y que se siguen perpetuando en contra de las mujeres como la mutilación genital. Pero los hombres también han experimentado atrocidades de comparable horror que, al mismo tiempo, simplemente no son mencionadas. De hecho, cuando un hombre es genitalmente mutilado por una mujer, otras encuentran esto algo gracioso, y están orgullosas de decirlo públicamente. (Youtube: Solo es Sexista si los hombres lo hacen)

Es moralmente injusto cuando un grupo contemporáneo demanda reparaciones de una injusticia que ocurrió hace más de un siglo a personas que ni siquiera siguen vivas. Es incluso peor cuando esta opresión es en sí una elaboración. La narrativa de la opresión femenina por los hombres debe ser rechazada y refutada como la altamente selectiva e históricamente falsa narrativa que es. De hecho, este mito es evidencia no de la opresión histórica, sino de la tendencia inmensamente diferente de quejarse entre los dos géneros.

El Vacío de la Masculinidad en el Entretenimiento: Eche un vistazo al collage de personajes de abajo (click para engrandecer), los cuales serán relevantes si usted es mayor de 30. Todos ellos fueron prominentes en los años ochenta, algunos de ellos sobrevivieron a esa década. Todos ellos son diferentes entre sí. Pero tienen algo en común: que hay mucho menos personajes comparables producidos por Hollywood hoy.

Tan diversos e imperfectos como fueron estos personajes, todos fueron ejemplos de masculinidad. Ellos representaron diferentes arquetipos, desde el padre hasta el líder y mujeriego, y desde el aventurero hasta el protector. Eran más parecidos que diferentes, ya que todos ellos fueron modelos a seguir para los jóvenes de la época. Celebridades tan diferentes entre sí como Bill Cosby y Mr. T, tenían los mismos seguidores, como personajes tan contradictorios como Jean-Luc Picard y el “Macho Man” Randy Savage.

En este punto, puede que ustedes sientan un profundo vacío lamentando una época pasada y la clara falta de personajes masculinos  por los cuales estar inspirado y orgulloso en el entretenimiento contemporáneo. Antes de los años ochenta, había diferentes tipos de personajes masculinos que hoy brillan por su ausencia. Los hombres son mostrados o como degenerados delincuentes, o como débiles andróginos. Claro, ha habido remakes de StarTrek y de Los Magníficos y conclusiones a las series de Rocky e Indiana Jones. ¿Dónde están los nuevos personajes? ¿Por qué este vacío está siendo llenado solamente de nostalgia? El solo ejemplo de Jack Bauer no es suficiente para competir contra la tendencia más predominante de la purga de la masculinidad.

El entretenimiento contemporáneo típicamente muestra a los hombres de negocios como villanos, y a los esposos como ineptos que están siempre bajo la autoridad de la todopoderosa mujer, que nunca se equivoca. El Show de Oprah siempre retrata de forma compasiva a la agraviada mujer, pero nunca a los hombres que han sufrido grandes injusticias. Absurdamente, falsos mitos feministas tales como la creencia de que a las mujeres son subpagadas en relación a los hombres por el mismo rendimiento en el trabajo, o que el adulterio y la violencia doméstica son cometidos exclusivamente por hombres, son incrustados incluso dentro de los guiones de las sitcoms y de los dramas legales de la televisión.

Esto entrena a las mujeres a irrespetar a los hombres, a las esposas a pensar mal de sus esposos, y a las niñas a devaluar la importancia de sus padres, lo que lleva a la normalización de las madres solteras (obviamente con dinero de los contribuyentes), a pesar de en realidad la mayoría de las madres solteras no son víctimas, sino simplemente mujeres que se satisficieron montando imprudentemente un carrusel de hombres. Esto, a su vez, conlleva a chicos huérfanos de padre creciendo con el mensaje de que el comportamiento natural masculino es equivocado y que la feminización es normal. También conduce a que las mujeres sean engañadas descaradamente sobre las realidades del mercado sexual, donde los medios se esfuerzan por normalizar la maternidad en solitario y las ‘cougars’ (“maduritas”, “cuchibarbies”, mujeres mayores que prefieren las relaciones con hombres más jóvenes que ellas)  son glorificadas, en lugar de mostradas como las indeseables condiciones que son.

La Primordial Naturaleza de Hombres y Mujeres: La investigación genética ha mostrado que antes de la era contemporánea, 80% of las mujeres conseguían reproducirse pero solo 40% lo lograba. La obvia conclusión de esto es que unos pocos hombres tenían múltiples parejas, mientras que el 60% restante no tenía ninguna posibilidad de reproducirse. A las mujeres claramente no les importa compartir a los hombres de la cima de la escala con otras muchas mujeres, prefiriendo ser una de cuatro mujeres que comparten el mismo ‘alfa’ en lugar de tener la completa atención de un ‘beta’. Según su atractivo hacia las mujeres, definamos al 20% de los hombres de la cima de la escala como ‘alfa’, mientras que el 60% del medio como machos ‘beta’. El 20% que resta en el fondo no son significativos en este contexto.

Investigaciones en gorilas, chimpancés y tribus humanas primitivas muestran que los hombres son promiscuos y polígamos. Esto no es nuevo para un lector moderno, pero investigaciones más profundas muestran que las mujeres no son monógamas, como es aceptado popularmente, sino hipergámicas. En otras palabras, una mujer puede estar atraída solo a un hombre en un período determinado, pero a medida que el status y la fortuna de varios hombres fluctúa, la atención de una mujer puede subir o bajar de un hombre a otro. Hay una constante rotación en los rangos de los machos alfa de la cual las mujeres están muy conscientes.

Como resultado, las mujeres son las primeras en querer estar en una relación monógama, y las primeras en querer salir de ellas. Esto no es algo bueno ni malo, simplemente algo natural. Lo que está mal, sin embargo, es la presión social y cultural sobre los hombres para comprometerse en matrimonio bajo la falsa etiqueta de que tienen ‘miedo al compromiso’ por padecer un ‘Síndrome de Peter Pan’, mientras que ya no hay la tradicional condena social que se reservaba a las mujeres que destruían el matrimonio, a pesar del hecho de que el 90% de los divorcios son iniciados por mujeres. Es más, cuando la mujer destruye el compromiso y daña a los niños, ella exige que el hombre al que abandona le pague. Un hombre que se niega a casar, ni está dañando a menores inocentes ni espera años de remuneración de la mujer. Este absurdo doble estándar (hipocresía) presenta costos invisibles pero importantes para la sociedad.

Para darle un mayor incentivo a los hombres ‘beta’ para dar un mayor rendimiento económico del mínimo que se necesita para subsistir mientras se controla la hipergamia de las mujeres que privaría a sus retoños de la interacción con sus padres biológicos, las grandes religiones establecieron una institución para forzar la conducta constructiva de ambos géneros penalizando las primitivas tendencias naturales de cada uno. Esta institución fue conocida como el ‘matrimonio’. Las sociedades que implantaron el matrimonio monógamo se aseguraron de que todos los machos beta tuvieran esposas, de esta manera se promovió la obtención de un mayor rendimiento productivo de estos hombres que en tiempos prehistóricos no habrían tenido ningún incentivo en ser productivos. Las mujeres, por su parte, recibieron un proveedor, un protector y mayor estatus social que las mujeres solteras, que a menudo estaban atrapadas en la pobreza. Cuando se aplica sobre una vasta población de humanos, este sistema se conoció como ‘civilización’.

Todas las sociedades que alcanzaron grandes avances y duraron múltiples siglos siguieron esta fórmula con poca variación, y es notable la similitud en la naturaleza del matrimonio monógamo en las que son culturas aparentemente muy diferentes entre sí. Las sociedades que se desviaron de este modelo fueron rápidamente reemplazadas. Este ‘contrato’ entre los sexos era ventajoso para los hombres beta, mujeres mayores de 35 y niños, pero refrenó las actividades de los hombres alfa y de las mujeres menores de 35 (sumados entre sí son un grupo menor que el primero). Al contrario, el primitivo estado natural de machos alfa monopolizando 3 o más hembras jóvenes cada uno y reemplazando a las que envejecían por otras más jóvenes; dejando al tiempo masas de machos beta violentos e improductivos y madres viejas, desechadas por sus parejas alfa, vulnerables a la pobreza. ¿Qué pasa cuando los controles tradicionales de la civilización se abolen para los hombres y las mujeres?

Las Cuatro Sirenas: Cuatro fuerzas no relacionadas actúan simultáneamente para distorsionar el balance de la civilización, basada en las realidades biológicas de hombres y mujeres. Otros han presentado en el pasado versiones del concepto de “Las Cuatro Sirenas”, pero elegiré una ligeramente diferente:

1) Fácil acceso a los Métodos Anticonceptivos (condones, píldoras y abortos): En el pasado, muy pocas mujeres tenían más de uno o dos compañeros sexuales en sus vidas, ya que ser una madre soltera llevaba a la pobreza y al ostracismo social. La anticoncepción le dio la posibilidad a las mujeres de llevar a cabo campañas para fomentar sus impulsos de hipergamia.

2) Divorcio sin justa causa (‘No fault’ divorce), división de bienes y cuota de alimentos: En el pasado, una mujer que quería dejar a su esposo tenía que probar una falta de su parte. Hoy, el Derecho de Familia ha cambiado a tal grado que una mujer puede divorciarse de su marido sin razón aparente, sin embargo, sigue teniendo derecho a recibir de él pagos los años siguientes. Esto incentiva la destrucción porque permite a las mujeres transferir el costo de sus comportamientos irresponsables a los hombres y sus hijos(as).

3) Libertad económica de la mujer: A pesar de que los(as) feministas afirmen que este es el fruto de su trabajo duro, inventos como la aspiradora, la lavadora y el horno, fueron las principales causas detrás de liberar a las mujeres de las tareas del hogar y liberándolas para entrar a la fuerza de trabajo. Estas invenciones comprimieron el tiempo de las tareas de todo un día a solo una hora o menos. Nunca ha habido una oposición masculina organizada para oponerse al acceso de las mujeres a la fuerza laboral (en China, los impuestos se recaudaban en tal manera que ordenaban la productividad femenina). A medida que aumentó la mano de obra, los costos laborales disminuyeron mientras creaban también nuevos consumidores. Sin embargo, una de las principales razones por las cuales las mujeres se casaban –el apoyo financiero- no fue más una necesidad.

La entrada de la mujer a la fuerza de trabajo es generalmente un desarrollo positivo para la sociedad, y yo sería el primero en elogiar esto si estuviera basado (como era la intención original de los(as) feministas de la vieja escuela). Desafortunadamente, demasiado de esto se debe a la corrupta presión política para transferir recursos de los hombres a las mujeres por medio de la fuerza.

4) Una Ingeniería social ginocéntrica: Más allá de las leyes de divorcio que favorecen a las mujeres (pro-woman divorce laws), más allá de las intervenciones estatales que subsidian la maternidad en solitario, leyes que criminalizan la violencia contra la mujer (pero que no ofrecen protección a los hombres que son víctimas de mujeres, lo que sucede con la misma frecuencia), y las leyes en contra del ‘acoso sexual’, que tienen definiciones tan nebulosas que permiten que las mujeres tengan el poder de acusar a los hombres de cualquier conducta sin que el hombre tenga algún derecho propio.

Estas cuatro fuerzas en conjunto le dieron un nivel inaudito de poder a las mujeres. La tecnología les dio la libertad de perseguir una carrera y la libertad de ser promiscuas. Las leyes feministas han hecho un notable trabajo en escudar a las mujeres de las consecuencias de sus propias acciones. Las mujeres están ahora tan cerca de alcanzar una utopía hipérgama como nunca antes, en la cual ellas pueden pretender a los hombres alfa al mismo tiempo que les permite extraer subsidios económicos de los hombres beta sin ninguna obligación recíproca con ellos. A pesar de todas las nuevas libertades disponibles para las mujeres que las eximió de sus responsabilidades tradicionales, de los hombres todavía se esperaba que cumplieran con sus responsabilidades tradicionales.

Matrimonio 2.0: De oriente a occidente, el matrimonio es considerado un cimiento de cualquier sociedad funcional. Si el matrimonio es ingrediente crucial de la salud de una sociedad, entonces occidente está yendo por una pendiente suicida.

Antes discutimos por qué razón el matrimonio fue creado, pero igual de importantes son los factores que sostuvieron la institución y la mantuvieron fiel a sus objetivos. Las razones por las cuales el matrimonio ‘funcionaba’ no hace mucho son:

1) Las personas se casaban a la edad de veinte años, y usualmente morían a los cincuenta. Las personas llegaban ‘vírgenes’ al matrimonio y las mujeres pasaban sus 20’s cuidando tres o más hijos(as). La esposa conservaba su belleza 15 años desde el matrimonio, y la falta de comida chatarra la mantenía delgada, incluso después de eso. Este es un fundamento psicológico completamente diferente de la tendencia actual en la cual la mujer se casa después de los 34 y después de haber tenido 10 o más compañeros sexuales, quien pronto emerge de su esbelta crisálida en un evento que puede ser mejor descrito como un ‘adipocalipsis’ (fatocalypse, apocalipsis gordo).

2) Era completamente normal que el 10-20% de los hombres jóvenes murieran o quedaran mutilados en el campo de batalla o en accidentes laborales. Por lo tanto, siempre hubo más mujeres que hombres sanos en el grupo de edad de los 20-40 años, asegurando que no todas las mujeres pudieran casarse. Las viudas eran comunes y visibles, y vulnerables a la pobreza y el crimen. Por estas razones, las mujeres que estaban casadas a hombres sanos sabían cuán afortunadas eran en relación con otras mujeres que tenían que pasar por tediosos trabajos solo para sobrevivir, y trataban sus matrimonios con el respeto correspondiente.

3) Antes de la invención de los métodos anticonceptivos, la promiscuidad femenina conllevaba el gran riesgo del embarazo, y la resultante pérdida de estatus social y pobreza. Era virtualmente imposible para cualquier mujer más de 2-3 parejas sexuales es su vida sin ser una prostituta, la profesión con el más bajo estatus social.

4) El divorcio acarreaba tanto el estigma social como pérdidas económicas para una mujer. Sus chances para un segundo matrimonio eran escasas. Las instituciones religiosas, los clanes extendidos y más grandes fuerzas sociales, eran presiones para mantener a una mujer comprometida en su matrimonio, y la noción de dejarlo simplemente por aburrimiento estaba fuera de la cuestión.

Hoy en día, sin embargo, todos estos factores han sido removidos. Esto es en parte resultado de fuerzas del bien (progreso económico y la tecnología inventada por los hombres beta), pero en parte debido a esquemas artificiales que son extremadamente perjudiciales para la sociedad.

Por un lado, la boda ha pasado de ser un evento solemne al que solo asistían los familiares y amigos más cercanos, a un espectáculo de consumo extravagante para el disfrute de las mujeres, pero financiado por el desventurado hombre. El anillo de bodas fue una reliquia familiar que pasaba de generación en generación, pero hoy en día, la novia pasa las hojas de los catálogos de anillos de bodas para elegir con su dedo aquel del que su marido se espera gaste dos meses de su sueldo para pagar. La presunción de que de alguna manera a la mujer se le tiene que mimar para comprometerse en matrimonio es una inversión completa de siglos de tradiciones basadas en las realidades biológicas (y evidencia de cómo los hombres de América se han convertido en débiles pusilánimes). En la India, por ejemplo, es normal incluso hoy en día que el padre de la novia financie la boda o que la familia de la novia entregue la custodia de las joyas matrimoniales a la familia del novio. Esto era para que la familia del novio tuviera un ‘bono de seguridad’ en caso de que la novia incurriera en comportamiento irresponsable, tal como dejar al novio plantado en el (equivalente indio del) altar, o dejar el domicilio conyugal a la primera señal de angustia (también una respuesta psicológica femenina). Para aquellos preguntándose por qué la cultura india tiene tales restricciones sobre las mujeres y no sobre los hombres, las restricciones sobre los hombres se probaron en algunas comunidades que rápidamente se desvanecieron y fueron olvidadas. No se puede evitar la realidad de que el matrimonio tiene que ser atractivo para los hombres para que la civilización circundante sobreviva. El abuso y el chantaje  de las mujeres ciertamente ocurrió en algunas instancias, pero en general, estas costumbres perduraron siglos siguiendo las realidades de la naturaleza humana. La civilización india ha sobrevivido por más de 5000 años y cada reto imaginable a través de la aplicación de estas costumbres, y, solo hasta hace poco, el mundo cristiano también tuvo mecanismos comparables para dirigir el comportamiento individual de manifestaciones destructivas. Sin embargo, si el matrimonio se ha  transformado en un carnaval de narcisismo de noviazilla (bridezilla), las mecánicas del divorcio son mucho más desastrosas.

En un acuerdo voluntario entre una corporación y un empleado, cualquiera de las partes puede dar por terminado el contrato en cualquier momento. Sin embargo, en lugar de unas pocas semanas de indemnización, imagine qué pasaría si al empleador legalmente se le obligara a pagar al empleado la mitad de su sueldo por 20 años adicionales, independientemente de lo que el empleado haya hecho o haya dejado de hacer, so pena de prisión para el CEO. Supongamos, adicionalmente, que es culturalmente fomentado que un empleado haga esto al primer momento que una pequeña insatisfacción surja. ¿Serían las empresas capaces de operar? ¿Al menos se podrían formar negocios, y por lo tanto se crearía riqueza alguna, dados los riesgos asociados con contratar a un empleado? Mantengan estas preguntas en sus mentes mientras avanzamos.

Así que, ¿por qué el 70-90% de los divorcios son iniciados por las mujeres (ella interpone la demanda el 70% de las veces, y el otro 20%, ella fuerza al hombre a hacerlo, debido al abuso o al adulterio por parte de la mujer)? Las mujeres siempre han sido hipérgamas, y la mayoría han estado casadas a machos beta hacia los cuales no sentían ningún tipo de atracción, así que, ¿qué ha cambiado para causar un incremento en las tasas de divorcio?

Los abogados de familia, como cualquier otro grupo profesional, buscarán mejorar las condiciones de su negocio. ¿Qué hace a los abogados diferentes de, digamos, ingenieros o comerciantes? Es que a) ellos saben precisamente como cabildear a favor de cambios en el sistema legal que, sin pasar por los votantes ni por la constitución, les garantiza mayores ganancias, y b) lo que los beneficia es directamente perjudicial para el tejido de la sociedad en general y de la niñez en particular. Cuando ellos operan en concierto con feministas llenos(as) de rabia que alegremente enviarían hombres inocentes a campos de concentración si se les diera la oportunidad, los resultados son catastróficos.

El concepto de divorcio sin justa causa (‘no fault’ divorce) puede que en sí mismo no sea injusto. Los conceptos de división de bienes y cuota de alimentos puede que también sean justos en el caso de infracciones graves por parte del esposo. Sin embargo, la combinación del divorcio sin justa causa más la división de bienes/cuota de alimentos/ es increíblemente injusta y se da para el abuso extorsivo. La noción de que ella puede elegir dejar el matrimonio, mientras que a él se le requiere que le pague a ella de su sueldo durante años, incluso si él no quiso destruir la unión, es una injusticia que no debe ocurrir en ninguna democracia. De hecho, el hombre tiene que pagar incluso si la mujer tiene una relación extramatrimonial, posiblemente ordenándosele pagar también las consultas psiquiátricas de ella. Reclamaciones falsas de ‘feministas’ afirmando que las mujeres sufren durante el divorcio, están encaminadas a oscurecer el hecho de que es ella quien inició el proceso de divorcio. Los defensores de la cuota de alimentos insisten que una mujer pidiendo el divorcio no debe arriesgar su nivel de vida, pero de cierta manera es aceptable que el nivel de vida del marido decaiga incluso cuando él no quería el divorcio en primer lugar. Yo iría más lejos y me arriesgaría a declarar que cualquier creencia de que las mujeres merecen pensión alimenticia sin justa causa, en esta época es claramente contradictoria de la creencia de que las mujeres son iguales a los hombres. ¿Cómo pueden las mujeres merecer que se les pague cuota de alimentos al mismo tiempo que reclaman la igualdad? En raras excepciones, mujeres con altos ingresos tuvieron que pagar cuota de alimentos a sus ex esposos, pero eso es solo el 4% de las veces, mientras que el hombre paga el 96% restante.  Esto va de mal en peor.

Incluso si la mujer decide irse por causa del ‘aburrimiento’, todavía se le confiere a ella la custodia de los niños, lo que expone la completa hipocresía de las demandas feministas para que hombres y mujeres sean tratados por igual. Además, el hombre está obligado a pagar pensión alimenticia, que es estimada en niveles que exceden los costos directos del cuidado de los niños(as), sin exigírsele a la mujer que pruebe los fondos que se gastaron en el niño(a), y que no se pueden especificar en ningún acuerdo prenupcial. El argumento detrás de esto es que ‘el niño(a) no debe ver ninguna disminución en su nivel de vida por causa del divorcio’, pero desde que la madre tiene la custodia, esta es una forma invisible en la cual los(as) feministas han asegurado también el sostenimiento financiero de la mujer. De esta manera, el hombre pierde a sus hijos y la mayoría de sus ingresos incluso si él no quiso el divorcio en primer lugar, pero este no es todavía el peor caso.

La Enmienda Bradley, concebida por el Senador Bill Bradley en 1986, despiadadamente persigue a los hombres por los ya altos porcentajes en las cuotas de alimentos y confisca sus pasaportes y los encarcela en violación del debido proceso por el hecho de atrasarse en los pagos, incluso a causa de pérdida del empleo durante una recesión. Bajo una tramposa campaña mediática en contra de los ‘papás vagos’ (‘deadbeat dads’), los(as) ‘feministas fueron capaces de oscurecer el hecho de que las mujeres eran quienes terminaban sus matrimonios, acabando con ello el beneficio de los niños de ser criados por sus dos padres, y demandando de su obediente ex marido, quien en todo caso no quería el divorcio en primer lugar, pensiones alimenticias inusualmente altas cuya mayoría ni siquiera beneficia al niño, so pena de prisión en caso de cesación de pago. Así que el proceso judicial utiliza a los niños(as) como peones por medio de los cuales se extrae una ininterrumpida corriente de dinero para la mujer en forma de ‘pensión alimenticia’. Se puede hablar de varias capas del mal. La farsante táctica de insistir que es para los niños se usa para acallar cualquier cuestionamiento acerca del uso de los niños(as) como peones en el proceso extorsivo, mientras se evita el escrutinio público del hecho de que el padre que está optando por el divorcio está claramente ubicando el bienestar a largo plazo de los niños(as), como última prioridad.

Así como vamos, hay un gran número de hombres de la clase media que fueron buenos ciudadanos, quienes fueron objeto de divorcio en contra de su voluntad, a quienes se les apartó de sus hijos(as), quienes tuvieron que pagar pensión de alimentos enmascarada como cuidado infantil (child support) que es tan alta que muchos de ellos tienen que vivir ahí afuera, en sus autos o con sus relacionados; y quienes después de perder su trabajo dadas las condiciones económicas, son llevados a prisión simplemente por quedarse sin dinero. Si 10-30% de los hombres norteamericanos están bajo estas condiciones donde el 70% o más de sus ingresos les es arrebatado so pena de prisión, estos hombres no tienen incentivo alguno para empezar nuevos negocios o inventar nuevas tecnologías o procesos. Sin incentivar a 10-30% de los hombres de esta manera no puede ser bueno para la economía y es, definitivamente, un factor que contribuye al actual malestar económico, sin mencionar una versión posmoderna de la esclavitud. Algunas veces, los niños ni siquiera son suyos.

Tan solo este website tiene más enlaces que atestiguan de la brutal tiranía a la que se somete un hombre una vez que acepta el contrato legal del matrimonio, e incluso peor cuando tiene hijos(as). Lo que fue una vez el núcleo de fundamental de la sociedad  y una tradición solemne que beneficiaba tanto a hombres como mujeres por igual, ha mutado silenciosamente en un arreglo terriblemente desigual bajo la mano negra de los(as) feministas, los abogados de divorcios (abogados de familia) y los izquierdistas. Un arreglo desigual en el que el hombre es oficialmente un ciudadano de ‘segunda clase’ objeto de una miríada de riesgos sádicos. Por esto, la palabra ‘matrimonio’ no debería ser siquiera usada, dada la totalidad de cambios que han hecho de este arreglo cualquier cosa excepto irreconocible, en comparación con los ideales previstos. Los índices de suicidio de hombres sometidos al divorcio llegan hasta el 20%, y todos nosotros sabemos que un hombre que, o comete suicidio o manifiesta su voluntad de hacerlo durante la deshumanización que afrontó, quería mantener la unión. Sobra decir que esta es una violación de la Constitución en muchos niveles y es incompatible con los valores de una democracia que enorgullece de su libertad e igualdad. Efectivamente hay una tiranía izquierdista que opera desde las sombras dentro de las fronteras de los Estados Unidos pero completamente fuera de la Constitución, la cual puede someter a un hombre a horrores propios de una tiranía como Corea del Norte, incluso si él no quiso terminar el matrimonio, ni quiso ser separado de sus hijos, ni quiso perder su trabajo. Cualquier hombre desprevenido puede ser arrastrado por este Estado en las sombras.

Cualquiera que opine que las familias biparentales son importantes para la continuación de una civilización avanzada, debería enfocarse en el explosivo crecimiento en los ingresos obtenidos por los abogados de divorcios, supervisores de la corte y las organizaciones ‘feministas’ en el último cuarto de siglo. Si la sociedad occidental va a sobrevivir, estos ingresos deben ser recortados a una décima parte, como sería si los elementos que violan la Constitución de los Estados Unidos fueran derogados.

El matrimonio dejó de ser una puerta de entrada a la ‘compañía femenina’, como discutiremos más adelante. Por esta razón, como Futurista, no puedo recomendar el ‘matrimonio’, como la grotesca parodia que es hoy, a ningún hombre viviendo en USA, Reino Unido, Canadá o Australia. Hay muchas cosas por fuera de su control que pueden arruinar catastróficamente sus finanzas, emociones y calidad de vida.

Como mínimo, él debería asegurarse que tener hijos(as) es objetivo más importante de su vida. Si no, entonces no tiene razones suficientes para entrar en este contrato. Si su objetivo es afirmado, entonces debería conducir una exhaustiva investigación , entrevistar a unos pocos hombres divorciados acerca de las leyes y el maltrato del que fueron objeto, e ir a unas pocas audiencias de divorcio en el Juzgado local. Después de obtener esta información, si él todavía quiere tomar el riesgo, él debería casarse solamente si se dan las siguientes tres condiciones, ninguna de las cuales puede reemplazar a las otras dos:

1) La mujer gana lo mismo o más que él.

2) Ha acordado correctamente un acuerdo matrimonial (capitulación prematrimonial), con abogados asesorando a las dos partes (a pesar de que un acuerdo de esta naturaleza no afectará los peores aspectos de la ley de divorcios –la pensión alimenticia como un manto para ocultar el robo y posibles penas de prisión)

3) Es muy competente en las ‘Artes Vebusianas’, y puede gestionar sin esfuerzo su relación con su esposa. Más sobre esto después.

Todavía existen riesgos sustanciales, pero al menos ellos son reducidos cuando se cumplen las anteriores tres condiciones. Si el matrimonio es un objetivo muy importante para un hombre, él debería considerar seriamente la expatriación a un país en vía de desarrollo, donde él irónicamente tal vez tenga un mejor nivel de vida  que en los Estados Unidos después de considerar los riesgos del divorcio.

Para recapitular, las diferencias entre el Matrimonio 1.0 y el Matrimonio 2.0 son:

  • a) División de bienes y pensión de alimentos  sin justa causa, donde el cónyuge tiene que pagar si gana más, incluso si no quiso el divorcio en primer lugar e incluso si ha sido víctima de abuso, de cachos o adulterio. Hay casos raros de mujeres de altos ingresos siendo atrapadas en esta trampa también.
  • b) Mujeres casándose después de haber tenido 5 o más parejas sexuales, comparadas a las 0-1 de antes. Esto hace más difícil para la mujer de formar un vínculo de pareja con su esposo.
  • c) Mujeres casándose en una edad en la que les queda pocos años del pico de su belleza (y juventud), en comparación con la década o más que les restaba bajo el Matrimonio 1.0.
  • d) La custodia de los niños(as) casi nunca se concede al hombre, así que él pierde a sus hijos(as) sobre una base injusta (‘no fault’ basis).

Las culturas tradicionales mercadearon el matrimonio con tal meticulosa presteza que la mayoría de las personas en la actualidad no se atreven siquiera a cuestionar si las verdades tradicionales siguen siendo válidas. Por esto, la hostilidad a menudo surge del mero intento de tocar el tema de si el matrimonio sigue siendo el mismo concepto que una vez fue. Todo el mundo, desde las mujeres hasta sádicos conservadores sociales hasta los propios padres de un hombre joven lo presionarán y avergonzarán para que opte por el matrimonio por razones que ellos ni siquiera pueden articular, y condenar su petición de firmar un acuerdo prenupcial (capitulación matrimonial), sin siquiera interesarse en conocer acerca de las horriblemente desiguales y cuidadosamente ocultas leyes a las que será sometido en el evento de que su mujer se divorcie de él arguyendo ninguna razón discernible. Pero algunos hombres con un ojo en la auto preservación se están dando cuenta de esto y están evitando el matrimonio. Por muchas explicaciones, el 22% de los hombres han decidido evitar el matrimonio. ¿Qué le pasa a una sociedad que le hace poco atractivo, incluso solo al 20% de los hombres, para casarse?

Las mujeres están muchísimo más interesadas en el matrimonio que los hombres. La simple lógica de la oferta y la demanda nos dice que la institución del matrimonio monógamo requiere el 80% de la participación masculina para ser viable. Cuando esta cae por debajo del 80%, todas las mujeres están en serios problemas, ya que en la actualidad hay 100 mujeres compitiendo por todos los 80 hombres, compuesto con la realidad que las mujeres envejecen y salen de la edad fértil mucho más rápido que los hombres. Esto crea gran estrés entre la población de mujeres solteras. En el pasado, la mano firme de la madre y de la abuela de la joven sabían que su belleza era temporal, y que el hombre más seductor no era el mejor esposo, y ellas se aseguraron que la chica estuviera asada con un muchacho con durabilidad a largo plazo. Ahora que esta guía ha sido removida de las vidas de las mujeres jóvenes, gracias al ‘feminismo’, estas mujeres demuestran ser las malas pilotos de sus ‘vidas de apareamiento’ (mating lives) que persiguen a los machos alfa hasta la edad de 34-36, cuando su deseabilidad cae estrepitosamente y ni siquiera los machos beta que ella rechazó se interesan más en ella. Esta contundente caída en sus oportunidades con los hombres se conoce como el Momento Wile E. Coyote, y las mujeres de ayer tenían redes de seguridad que las protegían de este destino. Los intentos de los medios de comunicación ‘feministas’ de normalizar el ‘cougarhood’ (“maduritas”, “cuchibarbies”, mujeres mayores que prefieren las relaciones con hombres más jóvenes que ellas)  es evidencia de una jadeante desesperación para empacar el fracaso como un resultado deseable, algo que nunca se va a volver la tendencia general debido a la pura realidad biológica. Las mujeres a menudo protestan que un alto número de parejas sexuales no debería ser algo que se considere negativo en ellas, al igual que no es algo negativo de los hombres, pero esto es simplemente una manifestación de solipsismo. Un complejo pasado sexual  trabaja en contra de las mujeres incluso si el mismo favorece a los hombres, debido a las diferentes causas (triggers) naturales de atracción sexual para cada género. Un hombre sabio dijo una vez, “Una llave que puede abrir muchos cerrojos es una llave valiosa, pero un cerrojo que puede ser abierto por muchas llaves es inútil”.

La gran ironía es que el ‘feminismo’, en lugar de mejorar las vidas de las mujeres, les ha arrebatado las redes de seguridad de la guía de la madre/abuela que habría protegido a la mujer de haber tenido que enfrentar alguna vez su Momento Wile E. Coyote. El ‘Feminismo’ ha puesto a la mujer en riesgo en otra área.

Las ‘Artes Venusianas’ (Game/Pick Up/Juego/Seducción/Levante): Las Cuatro Sirenas y los cambios legales que los(as) feministas han instituido para obstruir a los hombres beta han creado un clima donde los hombres han inventado técnicas y estrategias para adaptarse aun mercado más exigente, sólo para superar sus aspiraciones. Esta es una tecnología problemática por su propio mérito. Todos nosotros conocemos un hombre que ni es guapo ni rico, pero que tiene un éxito consistente con las mujeres. Parece que él tuviera instintos naturales en relación con las mujeres que para el inexperto no distinguirá de la magia. ¿Cómo lo hace?

Marte es el Dios de la Guerra mientras que Venus es la Diosa del Amor. Es así que al estudio del combate se le conoce como Artes Marciales, mientras que el estudio de la atracción, seducción y el romance es conocido como las Artes Venusianas, como fue acuñado por Mystery (Erik von Markovick), un pionero en el campo. Detractores con un gran interés en mantener el status quo están dispuestos a tergiversar a las Artes Venusianas, pero como una definición:

Los rasgos que hacen a un hombre atractivo para las mujeres son habilidades que se pueden aprender y mejorar con la práctica. Una vez que un hombre aprende estas habilidades, él es indistinguible de uno que tiene talentos naturales en esta área. Ya sea que un hombre escoja usar estas habilidades para lograr una relación sólida o múltiples breves, es enteramente su elección.

La material es muy vasta para que una descripción aquí pueda hacerle justicia, pero en pocas palabras, la era de Internet ha permitido la conformación de comunidades de hombres que comparten conocimientos probados y refinados en el campo (ejemplo. Un experto en conocer mujeres en el día, otro es un experto en la escalada sexual, otro experto en la creación de amor duradero, etc.). El conocimiento colectivo creció y evolucionó, y una industria enfocada en enseñar las varias escuelas de ‘Game’ emergió. Hombres que comprendían los conceptos (una minoría) y aquellos que podían llevar a cabo una total reconstrucción de sus personalidades y resistir una avalancha de rechazos, como parte de la curva de aprendizaje (una más pequeña minoría), cosechó enormes beneficios de convertirse en hombres más atractivos que la media de los hombres. Mientras que la implementación de los ‘Pick Up Artists’ (Artistas del levante) es la que es más cubierta por los medios, los principios son igualmente valiosos para hombres en relaciones a largo plazo monógamas (LTR’s). Vea la cobertura de Charllote Allen en el Weekly Standard dedicada al ‘Game’

Entre las más valiosas enseñanzas de este cuerpo de conocimiento se encuentra la revelación de que lo que una mujer dice que un hombre debe hacer para tener éxito con las mujeres es a menudo la antítesis de lo que en realidad funciona. Por ejemplo, ser un hombre necesitado, suplicativo y dispuesto a complacer, es precisamente lo opuesto al comportamiento que un hombre debe emplear, ya que ser dominante, provocativo (teasing), entretenido (amused) y al mismo tiempo asertivo, es el carácter óptimo. Una lección igualmente valiosa es darse cuenta de cuándo no tomar la palabra de una mujer en su valor literal (face value). Muchas de sus afirmaciones son ‘tests’ (pruebas) para ver si el hombre puede permanecer congruente con su personalidad ‘alfa’, donde la mujer en realidad espera que el hombre no esté dispuesto a complacer los caprichos de ella. De la misma forma, la pavloviana reacción ‘feminista’ de llamar a cualquier hombre que nos es obediente un ‘misógino’, debería no ser tomada como un calificativo asignado por un adulto racional después de una justa consideración. Tal lenguaje para avergonzar (shaming language) solo es usado para desviar el escrutinio y la responsabilidad de la mujer que lo pronuncia (el shaming language), y no se le debería dar más atención que a los berrinches de un niño(a) de 10 años que quiere evitar asumir la responsabilidad de sus acciones. Demasiados hombres toman estos insultos en serio, en detrimento de los derechos de los hombres y de su dignidad.

El éxito en internalizar los fundamentos centrales de las Artes Venusianas requiere de un pensamiento innovador enfocado sólidamente en la cima de la Pirámide de Maslow que en mi experiencia, el 80% de los hombres y el 99,9% de las mujeres simplemente son incapaces de comprender por qué las habilidades de las Artes Venusianas son valiosas y efectivas. Muchas mujeres, e incluso unos pocos hombres patéticos, condenan a las Artes Venusianas sin siquiera tener una mínima comprensión de lo que en verdad son (lo que he resaltado en rojo más arriba), y como beneficia tanto a los hombres como a las mujeres. La mayoría de lo que ellos piensan que saben de las Artes Venusianas consiste en ‘strawmen’ (hombres de paja, falacia del hombre de paja, falacia del espantapájaros), una falta de básica investigación y su propia inseguridad.

Para cualquiera buscando consejo en las Artes Venusianas, hay una regla que no hay que romper. Creo que es de suprema importancia que el conocimiento sea usado éticamente y con el objetivo de crear relaciones mutuamente satisfactorias con las mujeres. No es moral tratar mal a las mujeres, incluso si ellas han hecho lo mismo con un sinnúmero de hombres. Nosotros, como hombres, debemos hacer lo más noble (take the high road) incluso si las mujeres no lo hacen, esta es mi firme creencia. Los chicos buenos (Nice Guys) pueden ganar si tienen Game.

El Feminismo como desmedida Misandria y Proyección: La regla de oro de las interacciones humanas es juzgar a una persona, o un grupo por sus acciones en lugar que por sus palabras. Las acciones de los(as) ‘feministas’ revelan que su ideología es una que busca asegurar la igualdad para las mujeres en las pocas áreas donde se quedan atrás, mientras distraen a los observadores de ver la gran variedad de áreas donde las mujeres están en una posición más favorable en relación con los hombres (el sistema judicial, leyes de cuotas en la contratación en el sector público y privado, representaciones en los medios, entornos sociales, etc.). Ellos crearán cualquier cantidad de falsas estadísticas para mantener una narrativa cada vez más ridícula de la opresión femenina.

Los(as) Feministas tuvieron una vez causas nobles de obtener el derecho al voto, el logro de la paridad educativa y la apertura de canales de empleo para las mujeres. Pero una vez que estos logros fueron alcanzados, e incluso excedidos, los(as) feministas no quisieron perder relevancia. Ahora, sin descanso y sin piedad cabildean por cambios en la legislación que son tan descaradamente discriminatorias en contra de los hombres (sin mencionar que son inconstitucionales y crueles). Insatisfechos con eso, los(as) feministas continúan cabildeando por programas sociales diseñados para devaluar los roles de los esposos y de los padres, reemplazándolos con programas financiados con dinero de los contribuyentes.

A pesar de mi aguda habilidad de detectar y deconstruir a los izquierdistas, no estaba preparado para el nivel de desquiciada locura en la cual el feminismo se había hundido, como fue revelado a finales de 2008 cuando Sarah Palin emergió a la escena nacional. Aquí estaba una mujer que realmente había logrado todas las aspiraciones que los(as) feministas dicen valorar: una exitosa carrera como Gobernadora y candidata a vicepresidente, un gran número de hijos(as), un lindo matrimonio con un compasivo pero masculino esposo; y una apariencia atractiva a pesar de tener 40. En todo caso, ella debería ser aclamada como un modelo a seguir de una mujer que pasó de un origen modesto a ‘tenerlo todo’. Aún así, la reacción feminista a ella fue la opuesta, atrayendo más odio de los(as) izquierdo-feministas que lo que jamás podrían las lapidaciones a las mujeres por los Talibanes o las supuestas violaciones de niños de Roman Polansky. ¿Qué tipo de estrafalaria parodia es esta que incluso The Onion (sitio web de parodias de noticias y noticias de broma) se quedaría corto? De hecho, esto es verdad. En una toma el feminismo no solo reveló que es muy diferente de sus objetivos señalados, sino que es quizá el pillar del izquierdismo que continúa de pie hoy. Esto es porque es menos debatido que cualquier otro subtipo del izquierdismo.

Como es rentable reclamar victimismo en esta época, un buen indicador es si cualquier condena por los supuestamente oprimidos podría ser reclamado de igual manera si los roles se invirtieran. Sabemos lo que el Reverendo Jeremiah Wright dijo sobre los blancos que no podría ser dicho por un pastor blanco sobre los negros, y vemos más de este doble estándar en cuanto a lo que los hombres y mujeres pueden decir en América hoy. Esto revela una de las más oscuras profundidades de la mente humana –cuando un grupo está completamente convencido de que son las ‘víctimas’ de otro grupo, ellos pueden racionalizar cualquier nivel de maldad en contra de sus percibidos opresores.

Vaya a cualquier conocido sitio web feminista como feministing.com o Jezebel.com y pregunte decentemente acerca de la justicia de las leyes de divorcio o la injusticia contra hombres inocentes que son encarcelados por falsas acusaciones de violación sin debido proceso. Rápidamente le llamarán ‘Misógino’ y lo vanearán. Lo mismo no es verdad de cualquier sitio web serio para hombres (men’s site), donde incluso los más calurosos debates y la descarada misandria son tolerados bajo el espíritu de la libertad de expresión y la dignidad humana. ¿Cuándo fue la última vez que algún(a) ‘feminista’ doctrinario tuvo el verdadero coraje de debatir con una mujer justa como Camille Paglia, Tammy Bruce o Christina Hoff Sommers en Televisión?

El pensamiento de grupo es cada vez más estricto que refuerza una creciente narrativa victimista que asegura que la proyección se transforme en el modo normal del pensamiento misandrista (misandrist). La palabra ‘misógino’ se ha expandido a tal extremo que es la respuesta pavloviana a cualquier cosa que un(a) ‘feminista’ siente que está mal, pero no puede articular de una forma adulta. Esto revela la intolerancia de género del (de la) ‘feminista’ en cuestión, lo que en su caso es misandria. Por ejemplo, un hombre maduro saliendo con mujeres 10 años más jóvenes que él es también calificado como ‘misógino’ por las viejas agrias. No discrimina por motivo de edad (no es un ageist), pero sí un ‘misógino’. Un hombre que se niega a encontrar atractivas mujeres obesas es también un ‘misógino’, como también son los gay que no gastan dinero en las mujeres. El hombre no obediente que fue etiquetado como ‘misógino’ reaccionará a tantos años de ataques y misandria recibida primero, cuando él inicialmente no albergaba tales sentimientos. Patea un perro amigable las suficientes veces y tendrás un perro malo.

Leyes tales como Violence Against Women Act – VAWA (Ley de Violencia contra la Mujer), que descaradamente declara que la violencia en contra de las mujeres es mucho peor que la violencia en contra de los hombres. VAWA es muy diferente de las leyes de agresión comunes, porque bajo VAWA un hombre puede ser sacado de su propio hogar a punta de pistola si la mujer hace una simple llamada. El debido proceso no es permitido, y los derechos constitucionales del hombre son echados por la borda. Al mismo tiempo, la mitad de todos los casos de violencia doméstica es la mujer en contra del hombre. La esposa de Tiger Woods lo golpeó con un objeto contundente rayando su cara, solo para ser aplaudida por las(os) feministas con un ‘así es chica’ (you go girl). La proyección puede normalizar el barbarismo.

La legislación contra la violación también ha violado la Constitución, haciendo de un hombre culpable hasta que se demuestre lo contrario (su inocencia), mientras que la acusadora no enfrenta pena alguna por falsamente enviar a un hombre a la cárcel por 15 años, donde él de si será violado. El caso Duke Lacrosse fue un prominente ejemplo de tal abuso, pero cientos de ellos ocurren en Estados Unidos cada año. Las leyes han cambiado tanto que una víctima tiene 1 mes para ‘decidir’ si ella ha sido violada, y tal flexibilidad predeciblemente lleva a situaciones en que una mujer denuncia violación solo para que no tenga que revelarle a su esposo que le fue infiel (hasta que sea rentable divorciarse de él). 40-50% de las acusaciones de violación son falsas, pero los(as) ‘feministas’ preferirían  encarcelar hombres inocentes que dejar a un hombre inocente huir, que es exactamente lo opuesto a lo que la jurisprudencia constitucional de los Estados Unidos requiere.

Increíblemente esto se pone aún peor. Encuestas a hombres han revelan que hay una cosa a lo que los hombres le temen más que ser violados, y es que les pongan los cuernos (being cuckolded). Los hombres ven la infidelidad de sus parejas como la última violación y traición, sin embargo, hay todo un movimiento entre los ‘feministas’ dedicado a consagrar el derecho a la mujer de cometer adulterio y utilizar los recursos de su esposo para hacerle pensar que el hijo(a) es suyo(a). Estos misandristas incluso quieren prohibir el derecho de un hombre de probar la paternidad de un niño(a).

Para recapitular, si una mujer piensa cambiar de opinión sobre un encuentro días más tarde, ella puede, impunemente, arruinar financieramente a un hombre y enviarlo a prisión por 15 años. Los(as) Feministas consideran esto aceptable. Al mismo tiempo, aunque los hombres consideren un peor destino que les pongan los cachos que ser violados, los(as) feministas quieren hacer esto más fácil para una mujer al prohibir las pruebas de paternidad. Ellos(as) (los/las feministas) ya han moldeado las leyes de tal manera que un hombre, en un caso de divorcio ‘sin justa causa’, tenga que pagar pensión de alimentos a una mujer que le fue infiel.

This is pure evil, ranking right up there with the worst tyrannies of the last century.  Modern misandry masking itself as ‘feminism’ is, without equal, the most hypocritical ideology in the world today.  The laws of a society are the DNA of that society.  Once the laws are tainted, the DNA is effectively corrupted, and mutations to the society soon follow.  Men have been killed due to ‘feminism’.  Children and fathers have been forcibly separated for financial gain via ‘feminism’.  Slavery has returned to the West via ‘feminism’.

Esto es pura maldad, semejante a las peores tiranías del siglo pasado. La misandria moderna, enmascarada como ‘feminismo’, es, sin igual, la ideología más hipócrita en el mundo de hoy. Las leyes de una sociedad son el ADN de esa sociedad. Una vez que las leyes son manchadas, el ADN es efectivamente corrompido y las mutaciones de la sociedad vienen poco después. Hombres han sido asesinados debido al ‘feminismo’. Niños(as) y padres han sido separados por la fuerza por el ánimo de lucro del ‘feminismo’. La esclavitud ha regresado a Occidente gracias al ‘feminismo’.

El Lenguaje para Avergonzar/Ataque verbal (shaming language) y la Proyección como sustituto del debate racional: Como se ha discutido anteriormente, cualquier cuestionamiento decente y legítimo sobre la legitimidad de las realidades anti-masculinas (anti-male) en el sistema legal y en los medios se encuentran rápidamente con respuestas pavlovianas de ‘misógino’ y ‘perdedor’. Deconstruyamos estos ejemplos a menudo usados de ataque verbal y por qué los misandristas tienen miedo al debate legítimo.

Contrario a sus inacabables acusaciones de ‘misoginia’ (una palabra que muchos/as ‘feministas’ todavía logran escribir mal), en realidad, la mayoría de los hombres instintivamente tratan a las mujeres con caballerosidad y las consagra en exaltados pedestales. Cada día, vemos hombres dispuestos a defender a las mujeres o hacer favores por ellas. Hay infinitamente más muestras de caballería/caballerosidad que de misoginia por la población masculina. Por otro lado, rutinariamente vemos afirmaciones en contra de los hombres que son pronunciadas por ‘feministas’, y una presunción que todos los hombres son monstruos culpables de crímenes que son cometidos por un pequeño número de personas del mismo género. Cuando reconocidos(as) ‘feministas’ abiertamente afirman que el 90% de la población masculina debería ser exterminada, la acusación sin fundamentos de ‘misoginia’ es una pura manifestación de su propia proyección misándrica.

Respecto de la acusación de ‘ser un perdedor que no puede tener sexo’, cualquier observación del mundo real rápidamente hace obvio que los hombres que tienen poca experiencia con las mujeres son aquellos que las ponen en pedestales, mientras que aquellos, que han tenido una sustancial experiencia con las mujeres, no. Tener sexo con un gran número de mujeres no incrementa el respeto hacia ellas, lo cual es el exacto opuesto de la afirmación que los(as) ‘feministas’ hacen. De nuevo, esta acusación de ‘fracasado’ es meramente la frustración psicosexual de los(as) ‘feministas’ proyectada hacia afuera, quienes expresan sorpresa que el imparable odio de ellas(os) hacia los hombres no haya sido mágicamente metabolizado en amor hacia estos(as) feministas particulares.

El que estos misandristas sean incontestados es la razón por la cual no han intentado expandir su arsenal de veneno más allá de los dos tipos de proyección expuestos más arriba. A pesar de mi explicación de esta respuesta pavloviana predecible, la sección de comentarios expondrá misandristas usando estos mismos insultos, probando el punto que intentan callar y el descubrimiento que intentan evadir. Mi adelanto no los disuadirá de revelar sus limitaciones al incurrir en ellas de todos modos. Ellos (los y las feministas) simplemente no pueden evitarlo, y son incapaces de discutir usando argumentos de manera racional.

Los hombres, por supuesto, tienen que ser hábiles al enfrentar la verdadera razón de por qué sus habilidades argumentativas se limitan a estos dos caminos de lenguaje ofensivo (shaming language) y no dejarse convencer. Una vez más, hay que recordar que esto debería ser tomado más seriamente que si fuera dicho por un niño(a) de 10 años, y no hay razón para permitirle a un(a) ‘feminista’ salirse con la suya con algo con lo que no se le permitiría a un hombre. ¿Acaso no querían igualdad?

El ‘Feminismo’ como genuina misoginia: La más grande misoginia real, por supuesto, ha sido aquella que los/las feministas han hecho sin querer contra ellas mismas. Al promover las acusaciones falsas de violación, devalúan la credibilidad de todas las víctimas y las verdaderas víctimas pueden sufrir. Al incentivar la deshumanización de sus ex esposos y el uso de los niños(as) como peones, dándole malos ejemplos a sus hijos y causando que resientan a sus madres al madurar. Por hacer acusaciones sin fundamento de ‘misoginia’ sin causa suficiente, causan resentimiento entre hombres amigables cuando previamente no había ninguno. Al tratar de excusar el adulterio y la violencia domestica por parte de las mujeres, invitan a los que una vez fueron hombres dóciles a arremeter en desesperación.

Un claro ejemplo de la misandria dando resultados contraproducentes es la destrucción del matrimonio y la correspondiente promoción de la fantasía de Sex and The City (/cougar fantasy). El matrimonio monógamo no solo encubrió la brecha entre los hombres ‘alfa’ y ‘beta’. Sino también enmascaró la brecha en el atractivo de las mujeres antes y después de su momento Wile E. Coyote. Al seducir a las mujeres con el mito de que una vida promiscua y en la soltería después de los 35 es una meta digna, muchas mujeres en sus tardíos 30 son dejadas a la deriva para encontrar que atraen mucha menos atención masculina que las mujeres una década más jóvenes que ellas. El ‘Feminismo’ les vendió un código moral enteramente inadecuado a sus realidades físicas y mentales, causándoles mucha angustia a estas mujeres.

Más importante aún, los(as) ‘feministas’ devaluaron las áreas de tradicional experticia femenina (criar la próxima generación de ciudadanos),  mientras le dieron valor únicamente a las áreas de experticia masculina (la sala de juntas, el ejército, la promiscuidad sexual) y le dijo a las mujeres que fueran a duplicar los resultados de los hombres bajo la premisa de que esto era inherentemente mejor que las funciones femeninas tradicionales. Decirle a las mujeres que emular a sus madres y abuelas es menos valioso que remedar a los hombres suena un bastante misógino para mí y, como era de esperar, a pesar de todas estas ‘libertades’, las mujeres son más infelices que nunca después de ser infligidas con tal misoginia.

Entonces, ¿cómo es que las cosas se pusieron tan mal? ¿De seguro los(as) ‘feministas no son tan poderosos?

Los conservadores socials (Social Conservatives), los ‘caballeros blancos’ (White Knights) y los hombres afeminados (Girlie-men): Sería poco exacto deducir que los misandristas fueron capaces de crear este estado de cosas por sí solos, a pesar de su vigor y habilidad en pisotear tanto la Constitución como el escrutinio de los votantes. Igualmente culpables son los hombres que ignorantemente creen que actuar como serviles aduladores de las(os) ‘feministas’ al ponerse en contra de otros hombres y esperar que por sus posturas ganen las sobras del afecto femenino.

La Caballerosidad ha existido en la mayoría de las culturas humanas por muchos siglos, y es encontrada en la literatura de todas las grandes civilizaciones. La Caballería aumentó considerablemente las posibilidades de matrimonio de un hombre, pero las razones para son cosa del pasado. Antes de la edad moderna, obtener la mano de una mujer en matrimonio a menudo involucraba convencer a sus padres. La aprobación del padre era un paso no negociable en el proceso. Si un hombre joven podía mostrarle a los padres de su novia que él la pondría a ella en un pedestal, ellos se convencerían de sancionar aprobando la unión. La chica no era el destino principal de la caballerosidad, ya que la atracción de la chica raramente era excitada por la caballerosidad, como las Artes Venusianas han demostrado.

Por lo tanto, muchos hombres se encuentran todavía atrapados en la obsoleta, desapercibida y auto-despreciada (self-loathing) noción de que la caballerosidad y el servilismo excesivo son los caminos al sexo hoy, a pesar de la realidad moderna de que las decisiones sexuales de una mujer no son más controladas por sus padres, y son usualmente casuales que encerradas en el matrimonio (las decisiones sexuales). Ya sea que tales hombres son religiosos y denominados como ‘conservadores sociales’; o de una izquierda decadente y llamados ‘hombres afeminados’ (girlie men), ellos son efectivamente los mismos, y el término ‘Caballeros Blancos’ puede aplicársele a todo el grupo. Su forma de caballerosidad al después de exponerse a las ‘histriónicas feministas’ resulta en estos hombres dañando a otros según los comandos de mujeres que nunca se van a sentir atraídas hacia ellos. Esta es la razón por la cual vemos un acuerdo algo peculiar entre los supuestamente opuestos ‘conservadores sociales’ y las(os) ‘feministas’ cada vez que se presenta el deseo de castigar a los hombres. Una preocupante cantidad de hombres apoyan, de hecho, el encarcelamiento de hombres por acusaciones falsas de violación o pérdida de trabajo que causan atrasos en los costos de manutención, solamente porque estos hombres no quieren arriesgar la desaprobación de las mujeres, asumiendo incorrectamente que la opinión fanática de los(as) ‘feministas’ representa la opinión oficial de todas las mujeres. Estos hombres son los mayores tontos de todos, ya que su obstinado rechazo de las Artes Venusianas evitará que deduzcan que el exceso de amabilidad y la voluntad de hacer favores  por los objetos de su deseo son exactamente lo opuesto de lo que hace que una mujer se sienta atraída por un hombre. Ninguna mujer siente atracción por un hombre necesitado.

Por esta razón, después de estos(as) lunáticos(as) ‘feministas’, los ‘Caballeros Blancos’ (White Knigts) pedestalizadores son los siguientes más responsables por la misandria en la sociedad Occidental hoy. La mujer promedio no está conspirando obsesivamente crímenes de odio en contra de los hombres, ella sólo quiere ponerse del lado ganador (el cuál es en el presente el de los(as) misandristas). Pero los hombres pedestalizadores han llevado a cabo muchos ‘trabajos sucios’ en contra de otros hombres con la es peranza de recibir una palmadita en la cabeza de las feministas. Por lo tanto, la jerarquía del fanatismo misándrico es la siguiente:

Feminista ‘estridente’ > Pedestalizador/caballero blanco > mujer promedio.

Por las anteriores razones, incluso la declaración de que muchos hombres son más grandes contribuyentes a la misandria que la mujer promedio no impedirá que los(as) feministas, con su tendencia pavloviana, llamen a artículos como este ‘misógino’.

Por último, los religiosos ‘conservadores sociales’ que continúan sermoneando acerca de la ‘santidad del matrimonio’ sin hacer nada respecto del giro que incentiva el divorcio que las leyes han tomado, han sido expuestos por sus posturas pseudo-morales y ceguera voluntaria. Lo que ellos claman ser de suma importancia ha sido destruido en sus narices, y ellos siguen siendo demasiado imbéciles para comprender por qué. Ningún otro grupo de interés en América ha fracasado totalmente en su propia aclamada misión. Para ser engañados de que un problema secundario y lateral como el ‘matrimonio gay’ es una amenaza mortal al matrimonio tradicional, y aún así ignorar los cambios legales que se correlacionan con el aumento en las tasas de divorcios al crear incentivos para el divorcio (el divorcio es lo que destruye el matrimonio en lugar de un pequeño número de gays), significa ser más ciegos que un astrónomo que ignora la existencia de la Luna. ¿No son los ‘conservadores sociales’ aquellos de los que se supone que deben entender que los incentivos dirigen el comportamiento? Un artículodígno de ser escrito por The Onion podría titularse ‘Los Conservadores sociales buscan mantener un record perfecto del 100% de fracaso en su agenda’.

¿Por qué no hay un Movimiento en Pro de los Derechos de los Hombres?: En este punto, los lectores se estarán preguntando “Si las cosas están tan mal, ¿por qué no oímos nada al respecto?”. Esta es una pregunta válida y la respuesta yace dentro de los fundamentos de la psicología masculina. La mayoría de los hombres beta preferiría morir que ser llamados ‘perdedores’ por las mujeres (los hombres alfa, por supuesto, saben que no deben darle valor a estas palabras necias). Los caballeros blancos también se unen al coro de atacar y avergonzar a otros hombres dado que ellos creen tercamente que este es un camino a la saciedad de su lujuria. Así que un hombre injustamente arruinado se enfrenta a la posibilidad de ser deshonrado por las mujeres y una gran cohorte de hombres si él protesta en contra de la injusticia, y esto lo deja sufriendo en silencio, dando lugar a una muerte temprana. Tenemos millones de hombres sanos dispuestos a morir en el campo de batalla para defender los valores consagrados en la Constitución, pero no vemos protestas de al menos 100 hombres en contra del deshonroso tratamiento inconstitucional que han recibido. La destrucción de la familia biparental por medio del incentivo al comportamiento inmoral en las mujeres es por lo menos una amenaza a la seguridad y a la prosperidad de los Estados Unidos como cualquier grupo terrorista salido de Afganistán, Pakistán, Irán o Arabia Saudita. Los hombres, demasiado temerosos de ser la ‘rueda descarriada’, incluso cuando han perdido a sus hijos y sus bienes presentes y futuros, contribuyen enormemente al estado de cosas actual. Los Hombres Alfa no tienen incentivo más allá del altruismo para actuar, ya que se benefician del clima actual, y, por lo tanto, mi altruismo se limita a poner delante de ustedes estas ideas.

Cualquier movimiento serio tiene que empezar un grupo de expertos o dos para producir reportes investigativos, simposios y recomendaciones de políticas específicas, y los pocos abogados de divorcios que fueron obligados por su conciencia para dejar el lado oscuro deben ser reclutados como expertos. Subsecuentemente, discusiones en paneles televisivos deben ser llevados a cabo en las mejores escuelas médicas, de negocios y de ingeniería (donde los hombres jóvenes a punto de embarcarse en carreras lucrativas se acercan a la edad del matrimonio, pero que no saben nada sobre la ley); filmes documentales deben ser producidos; víctimas prominentes como Mel Gibson, Paul McCartney, Hulk Hogan y Tiger Woods deben ser reclutados como portavoces; y protestas visiblemente poderosas a las afueras de los juzgados y cortes de familia deben ser organizadas. En esta época de las herramientas de la Web 2.0 y con las protestas del ‘Partido del Té’ (Tea Party) dando una plantilla excelente, todo esto debería ser fácil, particularmente dado lo rápido que los grupos izquierdistas pueden montar un aparato comparable, incluso para causas oscuras.

Instead, all that exists are Men’s Rights Authors (MRAs) that run a few websites and exchange information on their blogs.  ‘Something is better than nothing’ is the most generous praise I could possibly extend to their efforts, and this article I am presenting here on The Futurist is probably the single biggest analysis of this issue to date, even though this is not even a site devoted to the subject.  Hence, there will be no real Men’s Rights Movement in the near future.  The misandry bubble will instead be punctured through the sum of millions of individual market forces.

En lugar de todo lo anterior, lo único que existen son Escritores de los Derechos de los Hombres (Men’s Rights Authors MRA’s) que administran unos pocos sitios web e intercambian información en sus blogs. ‘Algo es mejor que nada’ es el elogio más generoso que yo podría darle a sus esfuerzos ý el artículo que estoy presentando aquí en The Futurist es probablemente el más grande análisis sobre este tema a la fecha, aunque este no sea siquiera un sitio dedicado a la materia. Por lo tanto, no habrá un Movimiento en Pro de los Derechos de los Hombres en el futuro cercano. La Burbuja de la Misandria, en su lugar, será perforada por medio de la suma de millones de fuerzas del mercado.

La Tesis Económica

Techos y pisos de cristal: Los(as) Misandristas chillan acerca de un supuesto ‘techo de cristal de un omnipresente sexismo que explica por qué el 50% de los CEOs (Directores Ejecutivos) de las mayores corporaciones no son mujeres. Lo que es nunca mencionado es el igualmente válido ‘piso de cristal’, donde vemos que el 90% de los encarcelamientos, los suicidios y los accidentes laborales agobian a los hombres. Si estos son resultado de las acciones o elecciones de los hombres que sufren de ellos, entonces ¿no es esta la misma razónque determina quién se eleva sobre el ‘techo de cristal’? La inhabilidad de los(as) misandristas para responder a estas realidades de buena fe nos dice algo (pero no todo) acerca del sentido irracional de tener el derecho (entitlement) a recibir algo.

Uno de los mitos más deshonestos es aquel que dice que las mujeres ganan solamente el 75% de lo que ganan los hombres por el mismo trabajo. Déjenme deshacerme de este mito en el proceso en el cual veremos por qué es rentable y atractivo expandir esta falsa creencia.

Es verdad que las mujeres, en promedio, ganan al año menos que los hombres. También es cierto que las personas de 22 años ganan menos, en promedio, que los de 40. ¿Por qué el último no es un ejemplo de discriminación por edad mientras que el primero es aprovechado como un ejemplo de la discriminación de género?

Si las mujeres en verdad ganaran menos por hacer exactamente el mismo trabajo de un hombre, cualquier CEO no sexista podría acabar con la competencia al contratar solamente mujeres, y así ahorrar 25% en salarios de empleados en relación con sus competidores. ¿Vamos a creer que todo CEO y toda mesa ejecutiva de las más grandes empresas son tan sexistas como para sacrificar millones de dólares en ganancias? Cuando el ‘Director de Responsabilidad Social Corporativa’ de una congregación de monjas le escribió a TJ Rodgers, CEO de Cypress Semiconductor, que su compañía debería tener más mujeres en su Mesa Directivs, Rodgers respondió con una carta explicando por qué  el ánimo de lucro no se podía ajustar a lo políticamente correcto. Que una congregación de monjas pague un salario a prueba de la recesión a algún ‘Director de Responsabilidad Social Corporativa’ es en sí mismo un ejemplo de una existencia mimada, y yo no estaba al tanto de que los conventos estuvieran promoviendo creencias marxistas seculares.

Además, las mujeres empresarias podrían contratar a otras y superar a cualquier negocio dominado por hombres si tal brecha salarial existiese, pero no vemos que esto esté pasando en algún país del mundo. Las fuerzas del mercado corregirían tales equivocaciones (mispricings) en la compensación femenina, si realmente existieran. Pero no existen, y quienes afirman que sí, no solo están mostrando una completa ignorancia de la economía, sino que se alegran de enfurecer a mujeres igual de ignorantes sobre la economía sobre una injusticia que no existe. Me doy cuenta de que las mujeres que de hecho son o fueron CEOs de compañías que cotizan en la bolsa nunca afirman que hay una conspiración para pagarles menos a las mujeres en relación con su productividad.

Estoy dispuesto a pasar leyes que aseguren que el 50% de las CEO’s de todas las 500 más grandes empresas de la Revista Fortune (Fortune 500) sean mujeres (a pesar del vuelco que crearía en los rankings de las mejores 500 empresas de la Revista Fortune), si también ordenáramos legalmente que el 50% de todos los encarcelamientos fueran de mujeres y si el 50% de los trabajos que implican trabajo con maquinaria pesada, enfrentando el inclemente clima, inhalando humos tóxicos o aprendiendo criminales peligrosos fueran lugares ocupados también por mujeres. Los justo es los justo. ¿Quién lo toma?

La ‘Hombrecesión’ (Mancession) y la ‘Ellaeconomía’ (Sheconomy): Sería el primero en alegrarme si el éxito económico de las mujeres se basara solamente en el puro mérito. Para muchas de ellas, es así. Sin embargo, mucho ha sido el resultado ni de las fuerzas del mercado ni de la meritocracia, sino del soborno y de una corrupción impulsada por ideología.

En la reciente recession y en la permanente recuperación sin empleo, las tasas de desempleo de los hombres siguen siendo más altas que las de las mujeres. Si esto fuera simplemente debido a las fuerzas del mercado, eso estaría bien. Sin embargo, los grupos ‘feministas’ han cabildeado fuertemente para asegurar que los estímulos del gobierno se dirijan a acelerar el empleo de las mujeres a expensas de la asistencia para los hombres. La izquierdosa administración de Obama estuvo más que dispuesta a obedecer y un forzoso traslado de la riqueza fue promulgado, ha pesar de que pueda no haber sido el mejor despliegue de dinero para la economía.

María Shriver, una mujer que tiene una de las vidas más afortunadas gracias a la vasta riqueza ganada primero por su abuelo y luego por su esposo, recientemente publicó ‘Una Nación de Mujeres: El Reporte de Shriver’ (A Woman’s Nation: The Shriver Report’), que consiste del deleite acerca de cómo las mujeres están superando a los hombres económicamente. Toda la investigación está llena de los mitos feministas normales y unas cuantas estadísticas viciadas, como se desacreditó aquí, así como el declarado sexismo de afirmaciones como ‘las mujeres son mejores administradoras’ (imaginen a un hombre diciendo lo inverso). Además, el reporte revela la típica ignorancia de la economía (evidenciada por, entre otros, el omnipresente mito de que las mujeres son subpagadas), al igual que la creencia de que los negocios existen para actuar como vehículos de la ingeniería social en lugar de producir ganancias.

Todas estas investigaciones viciadas y los grupos de presión en contra de los hombres han logrado su cometido. Al día de hoy, la tasa de desempleo masculino es peor que la de las mujeres por un abismo sin precedentes. La ‘hombrecesión’ (mancession) continúa mientras que USA atraviesa un período de transición a una ‘ellaeconomía’ (sheconomy), y entre los millones de hombres desempleados, algunos deben cantidades prohibitivas en pensiones de alimentos a pesar de no ser aquellos que quieren privar a sus hijos de un hogar biparental, y cayendo en prisión por falta de fondos. Por otro lado, de nuevo enfatizo que tener 10-30% de la fuerza de trabajo masculina estadounidense viviendo bajo una tasa marginal de impuesto, va a matar sus incentivos para inventar nuevas tecnologías o empezar nuevas empresas. Es insignificante debatir si los impuestos sobre la renta deberían ser del 35% o 39,6%, cuando una franja de la fuerza de trabajo paga 70% de su ingreso marginal. [Tengo muchos problemas traduciendo esta parte]. Más allá de la tiranía de esto, también cuesta mucho dinero de los contribuyentes el encarcelar una a un creciente número de desempleados. Evidentemente, mover más y más hombres de una capacidad de generar impuestos a una capacidad de consumirlos, sin duda va a hacer un doble daño a los presupuestos gubernamentales. La próxima vez que escuchen a alguien decir que ‘los Estados Unidos tienen la más grande población carcelaria del mundo’, asegúrense de mencionar que muchos de estos hombres apenas simplemente perdieron sus empleos y se divorciaron en contra de su voluntad. Las mujeres, mientras tanto, están arremetiendo (having a blast).

La Burbuja del Gobierno: Mientras la distribución de la fuerza de trabajo del sector público y del sector privado no está directamente correlacionada con el género, es cuando el enfoque está en mujeres que ganan $100.000 dólares o más. El siguiente cuadro del Cato Institute muestra que cuando el total de las compensaciones (salario + beneficios) son tenidas en cuenta, el sector público ha superado completamente al sector privado en esta década. ¿La productividad del típico empleado del gobierno ha aumentado tanto más que el del empleado privado, que al empleado del gobierno  se le paga ahora el doble? ¿Los contribuyentes están recibiendo algún valor a cambio de su dinero?

Va aún más lejos. La vasta mayoría de los impuestos de seguridad social son pagados por hombres, pero son recaudados por mujeres (debido a que las mujeres viven en promedio 7 años más que los hombres). Eso no es problema de ningún modo, pero el hecho de que las mujeres consuman dos tercios de toda la atención médica de los Estados Unidos, a pesar de que la mayoría de este gasto de $2.5 billones de Dólares anuales es pagado por hombres, es ciertamente un asunto digno de debate. Puede que sea ‘natural’ para las mujeres el requerir más atención médica, ya que son ellas las que dan a luz. Pero también era ‘natural’ para los hombres el financiar esto para sus esposas, no para la más amplia comunidad de mujeres. La profesión de la atención médica también emplea un inmenso número de mujeres, y no solo en roles de valor añadidos como la enfermería, sino incluso en posiciones administrativas y burocráticas. De hecho, prácticamente todo el gasto público excepto en defensa e infraestructura, desde el programa de asistencia en salud (Medicare) hasta el programa de Obama (Obamacare), hasta la asistencia social (welfare), hasta los empleos en el sector público para mujeres, hasta la expansión de la población carcelaria; o es una transferencia de la riqueza neta de los hombres hacia las mujeres o es un subproducto de la destrucción del Matrimonio 1.0. En cualquier caso, el ‘feminismo’ es el culpable.

Este gráfico del Cato Institute sobre los gastos del Gobierno Federal (click para aumentar) muestra como los gastos en defensa no han aumentado desde 1960. El declive en los gastos de defensa, lejos de ser un ‘dividendo de paz’ que se devuelve a los contribuyentes, fue usado para fundar más programas sociales, cuyo gasto sí aumentó. Nadie puede seriamente afirmar que el público norteamericano recibe mejor atención del gobierno (non-defence) en 2010 que en 1960, a pesar del mayor precio. Y como se discutió anteriormente, la mayoría de este incremento es un resultado directo o indirecto del ‘feminismo’. Cuando los desperdicios del Estado y de los gobiernos locales  se agregan a esto, parecería que el 20% del Producto Interno Bruto está siendo gastado solamente para hacer del Gobierno un sustituto fe la institución del Matrimonio, y sin embargo no ha sido un remplazo eficaz. Recuerden de nuevo que las ganancias de los hombres son las que pagan el 70-80% de todos los impuestos.

Finalmente la izquierda encontró un perfecto Caballo de Troya por medio del cual expandir un Estado tiránico. Los(as) ‘Feministas’’ pueden presionar por una transferencia de la riqueza de los hombres a las mujeres, y del sector privado al Gobierno, a sabiendas que llamar a cualquiera que los(as) cuestione un ‘misógino’ los acalla más efectivamente que sus camaradas, el columnista infiltrado (military fifth columnist), el ambientalista y el socialista podrían jamás silenciar a sus respectivos oponentes. Los Conservadores son particularmente vulnerables a tal lenguaje deshonroso (shaming language) y la mayoría de ellos de ellos abandonarán sus principios para apoyar sin parar a cualquier socialismo que se pueda etiquetar como ‘caballerosidad’ (chivalry), lo opuesto de lo que lo haría a uno un ‘misógino’. No obstante, hay una razón para pensar que  el recaudo de impuestos en muchas partes de los Estados Unidos -en estados tales como California, Nueva York y Massachussets- ha alcanzado la saturación. Como el punto óptimo ha sido cruzado, una alza en los impuestos causará una disminución, en lugar de un aumento en los ingresos, y el incremento en los impuestos federales de hoy en un año, el 01/01/2011 es probable que cause otra recesión, que la próxima vez no va a ser tan fácilmente transferible a hombres que ya están empobrecidos.

Cuando los hombres son separados de sus hijos, sin derecho a impedir el divorcio; cuando son excluidos del mercado laboral, no por las fuerzas de trabajo sino por la ingeniería social; y cuando se dan cuenta de que la sociedad en la que una vez creyeron y por la cual se unieron en el ejército, no respeta sus aspiraciones, estos hombres no tienen razones para mantener tal sociedad.

El Contrato entre los Sexos: Un hombre soltero no requiere de mucho para sobrevivir. La mayoría de los hombres solteros podrían tener una cómoda existencia trabajando solo dos meses de los doce del año. La razón por la cual un hombre tenga que trabajar duro para ganar mucho más dinero del que necesita para sí mismo es para atraer una esposa en medio de un campo competitivo, financiar una casa y un par de hijos y, en última instancia, alcanzar estatus como un pilar de la comunidad. Los hombres jóvenes que presentaron un alto potencial económico y una favorable compatibilidad con el tejido social, impresionarían a los padres de una joven de manera suficientemente eficaz como para ganar su mano en matrimonio. El hombre procedería a trabajar muy duro, con los frutos de su trabajo yendo al Estado, al empleador y a la familia. 80-90% del producido de un hombre fue a personas diferentes de él, pero él recibió una familia y alto estatus a cambio, así que estaba feliz con el arreglo.

Las Cuatro Sirenas cambiaron esto, lo que permitió a las mujeres perseguir hombres alfa a pesar de la improbabilidad matemática de casarse con uno, ignorando mientras tanto a los hombres beta. Los hombres beta, a quienes les fue dicho que llevar una productiva y responsable vida de conformismo, se dieron cuenta de que fueron estafados.

Este magnífico artículo explica cómo los hombres que sobresalieron siguiendo las reglas de la sociedad de dos décadas atrás ahora son a menudo traicionados por las reglas de hoy, lo que resulta en ellos rechazando sostener una sociedad que depende en gran medida de su productividad e ingenuidad. En lugar de replantear el caso, vaya y lea el artículo del cual citaré unas cuantas oraciones.

 “Los medios ahora denuncian a Sodini como un monstruo, en realidad lo es, pero él es un monstruo que solo pudo haber aparecido en una sociedad monstruosa. El tipo de sociedad que podría enviar a un hombre trabajador y honesto por el abismo de la locura, no es solo una sociedad que no va a sobrevivir, sino que no lo merece”.

 “Un hombre como George Sodini, quien escuchó a sus élites culturales y siguió sus dictados al pie de la letra, solo para ser estafado, no tiene razón alguna para amar a (Norte) América. De hecho, él tuvo toda la razón para emprender en contra de la sociedad que se lo cogió una y otra vez y hacerles sentir a sus habitantes un poco del dolor que le habían hecho sufrir.”

 “Ustedes podrían detener esta locura mañana negándose a seguir a sus vaginas directamente a los brazos de cabrones (scumbags), y en realidad vivir según sus pretensiones de querer chicos buenos –pero dudo que lo hagan. Ustedes han tendido su cama, chicas –ahora duerman en ella”.

Las mujeres creyeron que podían liberarse de todas sus obligaciones tradicionales (solo para descubrir, sorprendentemente, que son más infelices ahora de lo que alguna vez fueron), mientras que los hombres seguirían cumpliendo todas sus obligaciones tradicionales, particularmente como patrocinadores y protectores de las mujeres. Sobra decir que, a pesar de la ‘caballerosidad’ (chivalry) inculcada en los hombres, eventualmente sentirán que la ‘caballerosidad’ requiere de un nivel de latitud que no llegará.

Para observar lo que sucede cuando el rol del esposo y del padre es devaluado, y el Estado interviene como un reemplazo, no hay que mirar más allá de la comunidad afroamericana. En Detroit, el precio promedio de la vivienda ha caído de $98.000 en una fecha tan reciente como 2003 a tan solo $14.000 dólares hoy. La industria automotriz trasladó los puestos de trabajo fuera de Detroit mucho antes de 2003, por lo que la decadencia no puede ser atribuida solo a la migración industrial, y ciudades como Baltimore, Oakland, Cleveland y Filadelfia no es que estén mucho mejor. Para aquellos que crean que esto no puede pasar en las comunidades blancas, hay que echar un vistazo a la clase baja blanca en Gran Bretaña. La mitad más baja de la población blanca de los Estados Unidos es igual de vulnerable a la misma suerte de la comunidad negra, y ciudades como Los Ángeles están peligrosamente cerca de una ‘Detroificación’ (Detroitfication).

Adicionalmente, las personas parecen haber olvidado que la seguridad física de una sociedad, particularmente la de las mujeres, es enteramente dependiente de que la proporción entre ‘hombres agresores’ a la de ‘hombres protectores’ se mantenga por debajo de un nivel crítico. A medida que los hombres son expulsados del mercado laboral, el crimen se convierte en una alternativa. Hasta hombres muy educados que se sienten traicionados pueden arremeter y casi todos los tiroteos y todas las tentativas recientes de atentados terroristas en occidente fueron llevados a cabo por hombres que eran educados y tenían altas probabilidades de tener una carrera exitosa, pero no eran amados.

Mientras hombres profesionales ciertamente nunca recurran al crimen, a lo que podrían recurrir es a la falta de voluntad para ayudar a una damisela en dificultades. Cada vez más hombres van a perder el interés en ser los rescatadores, lo que incluye a policías que puede que también se sientan maltratados por la prevalente ‘Misandria’. La seguridad es como el aire –solo es percibida cuando no hay más. Las mujeres tienen tanto que perder al crear muchos hombres indiferentes.

El Patriarcado funciona porque induce a hombres y mujeres a cooperar por medio de sus fortalezas y habilidades complementarias. El ‘Feminismo’ no funciona, porque promueve el comportamiento inmoral en las mujeres, lo que eventualmente corroe hasta la durable caballerosidad de los hombres beta, lo que empeora a ambos géneros. No es secreto que la maternidad en solitario (single motherhood) es fuertemente subsidiada a través de una variedad de medios no recíprocos ni correspondidos. La solución más natural para la sociedad misándrica es que sea vencida y reemplazada.

Desplazamiento de la población: De esta forma hemos llegado a una sociedad donde los(as) ‘feministas’ se sienten empoderadas, independientes y confiadas, a pesar de ser firmemente dependientes de los impuestos que son pagados en su mayoría por hombres, de un fantasmal estado inconstitucional que extrae pensiones alimenticias y cuotas alimentarias de los hombres, de una infraestructura mantenida por hombres, de tecnologías inventadas por hombres y de un nivel de seguridad que los hombres acuerdan mantener. Así que, ¿exactamente qué es lo que la sociedad ha recibido de esta población de mujeres que son la clase más privilegiada que jamás ha vivido en la Tierra?

Ahora, permítanme ser claro; creo que una mujer debería poder decidir cuántos hijos tener  o si quiera si quiere o no quiere tener hijos en absoluto. Sin embargo, una vieja sin hijos no debería ser capaz de extraer recursos de los hijos de otras mujeres, lo justo es lo justo. Y la obligación de que personas en edad de trabajar mantengan a los ancianos no debería ser fomentada con el fin de subsidiar a mujeres que escogen no reproducirse.

Tomemos un caso hipotético de ejemplo de tres mujeres solteras de 20 años de edad: una que es una urbano izquierdo ‘feminista’, una que es una conservadora rural y otra que es una Musulmana devota. La siguiente tabla traza líneas de tiempo paralelas a medida que su vida avanza, con estimados realistas de eventos típicos de la vida. Cuando las personas discuten las tasas de natalidad en occidente, usualmente falan en darse cuenta de la brecha adicional entre tener hijos a los 23 contra tenerlos a los 33. Como la tabla muestra, una proporción de 1:1:1  de tres mujeres jóvenes toma solo 40 años en resultar en una relación de 12:4:0 de nietos. También hay que considerar que actualmente han pasado 20 de los 40 años de este proceso, así que cada una de estas mujeres tiene 40 hoy.

Así que, ¿cómo estimamos el valor que la sociedad finalmente recibirá de organizarse de una manera en la que las mujeres jóvenes podrían escoger una vida de bar en bar, comprando bolsos de $300 dólares y trabajando como burócratas del Gobierno para hacer del gobierno un más completo sustituto de esposo? Si la imagen de una patética arpía ‘Código Rosa’ (code pink) de 60 años dando una conferencia a 12 adolescentes musulmanas que ‘el género es un constructo social’ parece divertida, entonces movámonos a una tabla más grande. Este mapa del mundo (click para agrandar) muestra cuántos niños por debajo de 15 años había en los países más grandes del mundo en 2005 (v.gr. nacidos entre 1990 y 2005), en proporción al país con más niños(as). Notablemente México y los Estados Unidos tienen el mismo número de niños, mientras que Pakistan y Bangladesh tienen casi tantos que los países de Europa Occidental. Mientras que los países en vías de desarrollo están viendo que sus tasas de fertilidad están coincidiendo cada vez más con la de los países Occidentales (Western levels), los nacimientos de 1990-2005 sellan ciertas realidades. Sobra decir que si avanzáramos rápido en el tiempo solo 15 años, las proporciones en esta tabla reflejarían que las proporciones de adultos de 20-35 años (los años reproductivos de la mujer) sería en cada nación en 2025. Hasta el futuro más cercano pertenece a aquellos que aparecen (show up).

Los(as) izquierdo-feministas envejecerán y serán reemplazados(as) muy rápidamente y los conservadores rurales norteamericanos serán la única población joven entre todas las etnias blancas del mundo. El Estado que los(as) izquierdo-feministas tanto admiran rápidamente les dará la espalda una vez que calcule que estas mujeres ni producen nuevos ciudadanos contribuyentes como tampoco nuevas tecnologías, y encontrará un modo de desplazarlas de su actual privilegiada posición de ‘empoderamiento’. Si pensaron que tener obligaciones con un esposo era una opción tan fea, que esperen a que tengan obligaciones para con su substituto, el Estado.

Los Cuatro Jinetes de la Emancipación Masculina

Más atrás examinamos cómo las Cuatro Sirenas del Feminismo inesperadamente se combinaron y les dieron a las mujeres opciones con las que no habrían podido siquiera soñar antes. Algunas mujeres hicieron contribuciones positivas a la sociedad, pero unas pocas dejaron que la misandria y la avaricia sin control las consumiera, causando las situaciones desastrosas que vemos en el presente. La tecnología siempre ha causado interrupciones en el status quo, siempre ha creado nuevos ganadores y perdedores con cada ola. Siglos atrás, Gloria Steinem habría sido una institutriz y Mystery sería un bufón de la Corte Real.

El título de este artículo no es ?La Crisis de la Misandria’, ni siquiera ‘La Guerra en contra de la Misandria’. Es ¿La Burbuja de la Misandria’, porque las fuerzas que asegurarán la desaparición del maltrato actual de los hombres ya se encuentran en el horizonte. Permítanme introducir los Cuatro Jinetes de la Emancipación Masculina como una fusión de varias de las fuerzas que hemos discutido, las cuales van a deshace, en el año 2020,  el orden jerárquico actual.

1) Las ‘Artes Venusianas’ (Game/Pick Up/Juego/Seducción/Levante): Aprender la verdad acerca de cómo funciona la mente femenina es un precioso y trascendente cuerpo de conocimiento para cualquier hombre. Ya sea que lo use para convertirse en un completo ‘pick up-artist (artista del levante, seductor, player, playboy, mujeriego), para crear un vínculo con su ‘media naranja’ (soulmate) en un duradero matrimonio monúgamo, o incluso para involucrarse solo en poco frecuentes pero eficientes encuentros/citas con las mujeres, un hombre es libre de las aplastantes cargas ante las cuales hombres beta se están rindiendo.

Cuando un hombre aprende que no hay razón para comprar un carro de $50.000 dólares, un anillo de $20.000, $50.000 en un festival para una ‘noviazilla’ (bridezilla), una sobrevalorada en contra de todo análisis financiero, o gastar en un abogado de divorcios que los salve de la ruina incluso cuando fue víctima del abuso de su cónyuge, no hay mayor sentimiento de liberación y júbilo que equivale a una ganancia de $2 millones de dólares por todos los propósitos objetivos y subjetivos. Cuando un hombre finalmente comprende que reducir sus ingresos a la mitad ahora va a tener poco detrimento en sus oportunidades (sexuales) con las mujeres, él puede empezar a dedicarse aun trabajo más fácil con una ida al trabajo más corta y menor estrés. Cuando un hombre aprende que compensar (appeasing) a una mujer es exactamente lo opuesto de lo que debería estar haciendo en el proceso de conquista (romancing) y seducción, todos esos rituales humillantes pueden ser desechados.

The ecstasy of two or even three concurrent relationships with women of substantially above average beauty are quite attainable to a man who has scaled the summit, which further deprives the hapless betas (again, male attractiveness to women is zero-sum in a way that female attractiveness to men is not).  Thus, while 80% of men have no intellectual capacity to grasp and master the Venusian Arts, if the number of solid practitioners even begins to approach 20%, multiple parasitic beasts, from female moochers to the tax-swilling state to the corrupt real-estate and divorce lawyer industries, can be effectively starved.

El éxtasis de dos o tres relaciones simultáneas con mujeres de una belleza por encima del promedio es muy alcanzable para un hombre que ha llegado a la cumbre, lo que además priva a los desgraciados beta (de nuevo, lo que es atractivo para las mujeres de los hombres no es equiparable al atractivo de los hombres hacia las mujeres). Así que, mientras que el 80% de los hombres no tienen capacidad intelectual para entender y dominar las Artes Venusianas, si el número de practicantes sólidos incluso empezara a elevarse al 20%, múltiples bestias parásitas -desde las mujeres vividoras, hasta el Estado bebedor de impuestos, hasta las corruptas inmobiliarias, hasta las industrias de los abogados de divorcio- todas esas pueden ser efectivamente muertas de inanición.

2) Nuevas tecnologías del Entretenimiento para Adultos de 2020: ¿Qué pasará con el 80% de los hombres que no pueden conceptualizar las Artes Venusianas? ¿No serán ellos condenados a una vida llena de frustración, humillación y una vida de casi esclavitud como ciudadanos de segunda categoría? Afortunadamente, estas pobres almas experimentarán un escape satisfactorio a través de la tecnología de la misma manera como las mujeres hicieron con tecnologías tales como las píldoras anticonceptivas, las lavadoras y las aspiradoras.

Por un número de razones, la pornografía de internet es sustancialmente más adictiva para el cerebro masculino que los VHS’s o el contenido de ‘Skinimax’ en los noventa. Cuando una nueva generación de tecnologías llegue al mercado, las implicaciones serán suficientemente profundas como para partir en dos el actual mercado sexual.

He escrito en el pasado acerca de cuanto las tecnologías táctiles, de percepción del movimiento y los gráficos elevarán los videojuegos a la primera forma de entretenimiento en el 2012. Los hologramas y las imágenes de tercera dimensión con interfaces táctiles y suficiente inteligencia artificial volverán rudimentario el ‘sexo virtual’, una tecnología disponible para los hombres mucho antes de 2020, pero para el 2020 veremos cruzar ciertos umbrales que conducen a un impacto dramático en el mercado, mucho más que el que tuvieron las píldoras anticonceptivas y la pornografía de internet combinadas. Una porción sustancial de la población masculina se volverá adicta al sexo virtual sin siquiera darse cuenta.

Para aquellos  (en su mayoría mujeres) que afirman que el sexo de realidad virtual del año 2020 no será un sustituto suficiente de lo real, tal desventaja es más que superada por el inevitable hecho de que la mujer virtual sería un 10/10+ en apariencia, mientras que las mujeres reales a las cuales el típico hombre beta tiene acceso serían 4-7 en la escala. Una 10 real > una chica 10 virtual > un 7 real, hace irrelevante la afirmación de que una chica 10 virtual no es igual de buena que una 10 de verdad (menos del 1% de las mujeres), cuando la chica 10 virtual está en verdad compitiendo con la mayoría de mujeres que son 7’s y menos. Las mujeres no están al tanto de cuán grande es la diferencia de la reacción de un hombre a una chica diez en relación con un 7, y mucho menos a las mujeres de puntuaciones más bajas. A medida que más hombres solteros lleguen a casa del trabajo una noche de viernes, simplemente se van a sumergir en su realidad virtual, dándole un nuevo significado al concepto ‘probando beta’ (beta testing). Estos hombres secuestrados estarán ausentes de los bares y clubes nocturnos que fueron sedes de gastos y frustraciones, causando la quiebra a muchos de estos negocios. Los cerebros de estos hombres van a doblar al grado de que no podrán sentir ninguna libido por la mayoría de las mujeres de carne y hueso. Esto causará una masiva devaluación de la mayoría de las mujeres en el mercado sexual, resultando en las 8’s siendo tratadas como las 5’s y una mujer de 35 incapaz de atraer la atención hasta de los hombres de 55 añós. El momento Wile E. Coyote de las mujeres se adelantará unos años, y los alfas competentes en las Artes Venusianas encontrarán un campo más fácil de mujeres desesperadas de las cuales disfrutar.

Otra tecnología que está hacienda grandes avances en Japón es el de los robots femeninos reales. Mientras yo no creo que los ‘robots sexuales’ (sexbots) sean prácticos o económicos en relación a soluciones derivadas de software/juegos, los japoneses, sin embargo, continúan haciendo sorprendentes avances. La competición entre las tecnologías es siempre productiva para el consumidor.

Algunos(as) feministas no son ciegos(as) la catastrófica devaluación sexual que las mujeres experimentarán cuando tales tecnologías alcancen el mercado, por lo cual ya se están movilizando para buscar la prohibición. Tales no serán posibles, por supuesto, ya que las tecnologías del sexo de realidad virtual son inseparables de los videojuegos y los teatros en casa. Sus intentos de cabildear por tales prohibiciones serán instructivos, sin embargo.

Otra ramificación positive del avance de las tecnologías del entretenimiento para adultos es que las mujeres tendrán que afilar el único atributo que la tecnología no puede sustituir –la capacidad de hacer sentir a un hombre amado. Las mujeres modernas serán forzadas a reencontrarse con este viejo concepto con el fin de generar una ventaja comparativa. Esta necesidad podría llevar a un movimiento de mujeres pragmáticas conduciendo a un repudio de la misandria enmascarada como el feminismo que ha causado este estado de cosas, y por lo tanto, esta será la sacudida que beneficiará tanto a hombres como mujeres.

3) La Globalización: El Tercer Jinete es una basta materia que contiene muchos otros subtemas. El tema principal es que las fuerzas del mercado a través del mundo eventualmente encontrarán un camino alrededor de las barreras legislativas construidas en un país:

a) El Islam: Aparte de tener las tasas más altas de natalidad de los musulmanes en las mismas ciudades occidentales en que los(as) feministas residen, un talón de Aquiles de los izquierdistas en general, y de los misandristas en particular, es su  indisposición para confrontar otras culturas que en realidad imponen restricciones sobre las mujeres. En Gran Bretaña, las cortes islámicas están ahora en operación, decidiendo los casos por medio de los principios del Sharia. Las leyes de divorcio británicas son incluso más misándricas que las leyes de divorcio de los Estados Unidos, y muchos británicos, en desesperación están recurriendo a las cortes Sharia con el fin de evitar la ruina que la ley británica les infligiría. Las cortes islámicas son más que felices de dar cabida a estos hombres y las feministas no se atreven a protestar muy alto. Al llevar a los hombres británicos a las cortes islámicas, la misandria se está venciendo a sí misma hermosamente. La ironía es que el grupo que fue nuestro enemigo en la Guerra contra el Terrorismo será el aliado indirecto pero valioso de la ‘Guerra contra la Misandría’.

b) La Expatrición: Mientras los Estados Unidos continúan atrayendo el más grande mérito y volumen de inmigrantes (legales), casi todo hombre estadounidense que se traslade a Asia o a Latino América está dando un testimonio muy sorprendente acerca de la calidad de su nueva vida. Un hombre que va a un país más amigable con los hombres y se casa con una mujer local está efectivamente cortando un total de tres parásitos en los Estados Unidos –el estado que recaudó sus impuestos, la esposa potencial que le acabaría la vida y las industrias en las que se le requiere que gaste (matrimonial, joyas, bienes raíces, abogados de divorcios). Además, esta acción también disminuye la cantidad de hombres que permanecen disponibles en los Estados Unidos. Los(as) misandristas que proyectan su patología hacia afuera al llamar a estos hombres ‘misóginos’, curiosamente están preocupadas(os) de que los mismos estén dejando el país. ¿Los(as) feministas no deberían estar felices de que los misóginos se están yendo? De esta manera vemos otro ejemplo de feministas intentando robar a los hombres sin darles a cambio ningún beneficio.

Entre más injusto se vuelve un lugar, más vemos personas talentosas yéndose a otra parte. Cuando las noticias sobre las leyes de divorcio norteamericanas lleguen a la India y China, esto puede que prevenga futuros contribuyentes de inmigrar a los Estados Unidos, cuál es otra razón por la que el Gobierno está perdiendo dinero por la misandria.

c) Turismo Médico: La suma de total de la dona de óvulos + la fertilización in vitro (IVF) + los costos de la madre sustituta suman $150.000 dólares o más en USA, pero puede ser hecho en la India por tan solo $20.000 en las mejores clínicas que están construyendo una firme trayectoria. Mientras que la mayoría de los clientes de las Clínicas de fertilidad indias son las parejas, ha habido unos pocos hombres optando por crear sus propios bebés biológicos de esta manera. Aunque este camino no sea para todos, la posibilidad de tener un hijo(a) por tan solo $20.000 (o incluso dos en paralelo con dos diferentes madres sustitutas en una oferta dos por uno por $35.000) ahora existe. La pobre madre sustituta en la India gana con esto más de lo que recibiría en 10 años trabajando en su vocación anterior de construcción o de limpieza de la casa. Es una situación de ganar-ganar para todos los involucrados, excepto para la mujer occidental que estaba apreciada por fuera del mercado para casarse con este hombre.

El turismo medico también pone los precios del sistema de salud de los Estados Unidos por fuera de la competencia para ciertos procedimientos, y el sistema de salud de USA emplea un gran número de mujeres, particularmente en roles administrativos y burocráticos que les pagan el doble de lo que podrían ganar en el sector privado. Tales mujeres experimentarán lo que los hombre4s que trabajaban en manufactura sintieron una generación antes, a pesar de siga aumentando que la cara burbuja del Gobierno que ha mantenido los inflados salarios de estas mujeres por tanto tiempo.

Como podemos ver, las fuerzas de la globalización son mucho más grandes que aquellas propulsando el desestabilizado status quo actual.

4) El Retiro de los Hombres de la Economía y la resultante erosión en la base de impuestos: En pasajes anteriores han resaltado cómo, incluso la(el) más estridente y egomaníaco(a) feminista es fuertemente dependiente de los esfuerzos masculinos. Repetiré una vez más que nunca existirá una sociedad exitosa donde los hombres no tengan incentivo para aspirar al máximo de sus posibilidades productivas y capacidades empresariales.

El contrato entre los sexos ha sido roto en los Estados Unidos urbanos (aún así tiene algún efecto en las zonas rurales). La escala progresista de los impuestos de los Estados Unidos fue nivelada bajo la asunción de que los hombres que podían ganar 10 veces más de lo que necesitaban para sí mismos lo harían siempre por sus familias. Un hombre sin tales aspiraciones puede que escoja un trabajo más fácil con una paga menor, costándole al Estado más de lo que a sí mismo. Menos ingresos de impuestos no solo significan menores subsidios para madres solteras y trabajos gubernamentales para las mujeres, sino también menos ingresos para la ejecución de la ley. Menos impuestos significan también menos agentes de policía y menos recursos judiciales por los cuales apresar a los hombres. La utopía feminista de la hipergamia no se financia por sí sola, sino que es precariamente dependiente de cada hombre beta trabajando al borde de toda su capacidad, sin quienes la burbuja del gobierno, inseparable de la burbuja de la misandria, colapsaría. La misandria es, de esta manera, matemáticamente imposible de financiar por un periodo extendido de tiempo.. Un Estado con un Gobierno pequeño es mucho más sostenible que uno que busca tener un Gobierno cada vez mayor, que luego no puede ser financiado, y decae en una masa de contradicciones que es lo exactamente opuesto de lo que los estadistas previeron. Hay que ver el capitalismo mafioso que domina a la Rusia contemporánea.

Estos Cuatro Jinetes convergerán al final de esta década para transferir los costos de la misandria de los hombres a las mujeres y el 01/01/2020, evaluaremos cómo la burbuja de la misandria estalló y cómo las mujeres estarán sufriendo por haber cometido el error fde permitir que feministas controlaran sus destinos. Téngase en cuenta que no conté con ningún Movimiento en Pro de los Derechos de los Hombres como uno de los Cuatro Jinetes, ya que es poco probable que suceda por las razones mencionadas anteriormente.

Para aquellos que se discutan a los Cuatro Jinetes (me gustaría ver su propio historial de predicciones para compararlo con el mío), las mujeres tuvieron sus Cuatro Sirenas y ahora es el turno de los hombres de tener los suyos. Tenga en cuenta los Cuatro Jinetes a lo largo de esta década y recuerde lo que leyó aquí el primer día del 2010.

 

 

¿A quién debería importarle?

A medida que dejamos una década donde la principal amenaza a la seguridad de los Estados Unidos fue el terrorismo Islámico y entramos en una década en la que la principal amenaza es la misandria, cualquier persona preocupada de los siguientes temas debería estar atenta:

  • A cualquiera con un hijo, un hermano, sobrino o aprendiz que considere entrar al matrimonio, particularmente sin la protección parcial de un acuerdo pre-nupcial (capitulación matrimonial). Como se describió anteriormente, él podría quedar arruinado, alejado de sus hijos(as) y encarcelado de una manera que pocos sospecharían puede pasar en una democracia contemporánea. La tasa de suicidios de los hombres divorciados es sorprendentemente alta.
  • A cualquiera que esté de acuerdo con que una civilización donde la mayoría de los adultos son parte de una familia biparental superará y reemplazará siempre una civilización donde una gran porción de los adultos no están a la cabeza se una familia con dos padres (padre y madre).
  • A cualquiera con nietos menores, sobrinas y sobrinos o bisnietos. Las leyes de divorcio incentivan el uso de niños(as) como peones durante los procesos de divorcio, y ningún pensador serio puede contradecir el problema que atormenta a los niños de divorcios por años. Los(as) feministas llevan a cabo sesgadas investigaciones en las cuales el rol del padre es superfluo, pero la observación de la realidad prueba lo contrario.
  • A cualquiera que sea dueño de una vivienda cara en una comunidad de familias. La creciente aversión de los hombres en contra del matrimonio va a crear menos familias y, por lo tanto, menos compradores para esas viviendas. Les recuerdo a todos que si tienen 20% de capital invertido en su vivienda y una hipoteca del 80%, incluso una caída en el 20% de los precios de las viviendas es una caída del 100% de su capital, lo que tal vez sea todo su patrimonio neto. Detroit, la primera ciudad grande de los Estados Unidos en ver una pérdida de perspectivas de empleo de los hombres, vio caer el precio promedio de la vivienda de $98.000 recientemente en el 2003 a tan solo $14.000 dólares hoy. Un menor declive que este devastaría el patrimonio neto de los propietarios restantes, y puede pasar en cualquier comunidad de casas unifamiliares. Si usted es propietario de una vivienda, su patrimonio neto está ligado inseparablemente a la formación y preservación de familias bi-parentales (esposo y esposa).
  • A cualquier persona preocupada con el aumento del crimen. 70% de los niños(as) afroamericanos nacen de madres solteras y el número entre los niños blancos está aproximándose al 30%. Progresivamente la ‘mancession’ (hombrecesión) asegurará eventualmente que el único modo de sobrevivir es formar pandillas y tomar los objetos de valor por la fuerza. Hombres sin amor, que en el pasado se habrían emparejado con esposas, son fácilmente reclutables por pandillas y organizaciones terroristas.
  • A cualquier persona preocupada por el creciente déficit presupuestal en el Estado y por los costos del sistema de salud, por el cual el Estado sigue insistiendo en alzar los impuestos en lugar de cortar los gastos. Menos hombres eligiendo trabajar los turnos necesarios para ganar grandes salarios romperán el modelo del 10% de la cima pagando el 75% de los impuestos; mientras que más hombres están siendo encarcelados por atrasos en la cuota de alimentos, no ser suficientemente buenos en la cama (¿?) o defenderse a sí mismos del abuso conyugal agotará las arcas. Cuesta $60.000 dólares al año mantener un prisionero.
  • A cualquiera que piense que la Constitución de los Estados Unidos es un documento valioso. ‘Inocente hasta que se pruebe lo contrario’ no se aplica más en muchas áreas de la ley feminista. El anteriormente discutido Estado fantasmal está usando el feminismo para llevar a cabo todo tipo de actos tiránicos en contra de hombres inocentes, lo que compromete la habilidad de los Estados Unidos de autoproclamarse tierra de los libres.
  • A cualquiera que le preocupe la seguridad nacional. Como cada vez más hombres sienten que esta sociedad los está traicionando, menos arriesgarán sus vidas en el ejército, solo para darse cuenta luego de que los abogados de divorcios han estado persuadiendo a su esposa de dejar el matrimonio mientras él se encontraba prestando el servicio militar. Regresar del campo de batalla para entrar en otro es una vergonzosa traición de nuestros mejores hombres. De igual manera, he mencionado cómo los hombres británicos están recurriendo a las cortes islámicas con la esperanza de evitar la ruina que traen las misandristas leyes británicas. Algunos hombres podrán concluir que el Islam les ofrece más de lo que su sociedad nativa, la cual le ha dado la espalda a su género, y actuarán con tal de auto preservarse.
  • A cualquier mujer que esté consternada por el tratamiento que recibe cualquier mujer que se aparta de la doctrina feminista, y que está molesta por las palabras y acciones de los(as) autoproclamadas feministas de hoy. Si usted cree que toda acción tiene una reacción igual y opuesta, debería preocuparse de lo que las feministas están consiguiendo al patear un perro amigable demasiadas veces.
  • Por último, a cualquiera con una hija o una hermana, que esté a punto de entrar en un mundo donde es mucho más difícil casarse para todas excepto para las más bellas, donde los costos del alocado feminismo pronto serán transferidos de los hombros de los hombres a estar sobre los de las mujeres, aunque no tenga interés en esta doctrina del odio. Como se afirmó en el Resumen del comienzo, los(as) feministas están llevando a la mujer promedio al abismo.

Podría incluir más razones para ponerle atención a esta situación, pero el punto es claro. El reto más grande de la década ha sido resumido ante nosotros.

Conclusión

Tan solo soy un observador y no me convertiré en un activista de ningún tipo, aunque, como se describió antes, ser un ‘inactivista’ según el espíritu de Mahatma Ganghi es también poderoso. Como un Futurista, tengo que predecir las cosas antes de que se vuelvan obvias para todos los demás. Los lectores regulares que siguen de cerca mis predicciones saben que son precisas, y presten atención a mis palabras cuando digo que la futura inflación y la subsecuente deflación de la burbuja de la misandria definirán la siguiente década. Así que, en el primer día de la década de ‘201x’, estoy revelando el artículo que dará nacimiento a otros mil artículos.

Como mencioné al comienzo, lo que ustedes acaban de leer es el equivalente a alguien en 1997 prediciendo toda la Guerra contra el Terrorismo en vívido detalle, incluyendo la victoria eventual en frentes clave y prediciendo la situación en 2010 donde los USA tienen suficiente control que la Guerra contra el Terrorismo no es más la amenaza que fue en la reciente década. El nivel de detalle que he ofrecido acerca del colapso de la Burbuja de la Misandria se desarrollará con comparable precisión a cuando predije la burbuja de los bienes raíces dos años antes del hecho. Conozco una burbuja cuando la veo, y la misandria será, uhm, la ‘madre’ de todas las burbujas. Apueste en contra de mis predicciones bajo su propio riesgo.

He sostenido que los Estados Unidos seguirá siendo la única super potencia en 2030. Y como no estoy dispuesto a retirar esa predicción, haré la salvedad de que la vitalidad de los Estados Unidos, para 2030, es dependiente de un satisfactorio y ordenado decaimiento de la Burbuja de la Misandria. Queda por ver una sociedad que pueda crear prosperidad económica al mismo tiempo que se asegura de que ambos géneros sean bien tratados. En este respecto, los Estados Unidos no van por el buen camino. Aunque no tenía duda de que los Estados Unidos eventualmente obtendrían la ventaja en la aparente imposible Guerra contra el Terrorismo, estoy menos seguro de una suave deflación de la Burbuja de la Misandria. Se desinflará, pero puede ser un turbulento huracán. Solo la parte rural de los Estados Unidos (rural America) puede guiar al resto de la nación a una transición más pacífica. Gran Bretaña, sin embargo, puede estar perdida.

Yo, personalmente, soy un Indio-americano y he vivido en la India por pocos años. Mi exposición a la India me ayudó a ver una perspectiva diferente, sin embargo equivocada, de una antigua estructura social, lo que me facilitó deducir exactamente lo que está aquejando a Norteamérica. Si mis opiniones sobre las dinámicas de género no son bienvenidas en mi país de nacimiento (USA), y si los costos de la misandria asfixiaren la economía de los Estados Unidos al grado de que la india fuera un mejor lugar (greener pasture), dejaré mi tierra natal para inmigrar a la India, donde una haya libertad de expresión que ya no exista en USA. Sorprendentemente, la situación inversa fue cierta hace 20 años. Para aquellos(as) misandristas que digan ‘ya era hora’ con gran precipitación, recuerden que bloguear (blogging) puede seguir haciéndose al otro lado del mundo, y sus políticas de hacer que el 1% de los asalariados paguen el 40% de todos los impuestos que su utopía requiere depende enteramente en que ese 1% esté de acuerdo en tomar sus cerebros y abandonar las costas occidentales.

Quiero darle mis agradecimientos a Instapundit, Dr. Helen, Kim du Toit, The Spearhead  y muchos otros por su apoyo a este artículo.

Lectura obligatoria:

The Contract Between the Sexes

Democrats and Republicans Unite to Form Misandry Party

A Proposed Manifesto to Improve the Male Condition

The Sixteen Commandments of Poon

The Cultural Devastation Wrought by Misandry

Where Have All the Good Women Gone?

No Country for Burly Men

Patriarchy Works, Part I and Part II

Self-Control : A Masculine Quality

How ‘Feminism’ Will Consume Itself

The Medicalization of Maleness

Strategy and Tactics (for the Emancipation of Men)

We Are All Misogynists Now

The Feminist’s Guide to Debate Avoidance

Globalization and the Future State of Men

Feminist Gulag : No Prosecution Necessary

Decivilizing : Human Nature Unleashed

Lust Story

How Mainstream Dating Advice Harms Women

F Roger Devlin articles

Wedded Abyss

Love


Nota sobre los comentarios: Solo porque hay hecho un hipervínculo/link/enlace a un blog en particular NO significa que esté de acuerdo con otras opiniones de tal autor. ¿Son los(as) feministas responsables de los extremismos que otro(a) feminista profiere (nótese que he proporcionado enlaces a ‘feministas’ promoviendo abiertamente la esclavitud, la castración y el asesinato de hombres sin siquiera probar su culpabilidad)? Igualmente, ustedes podrán ver que el uso pavloviano de la palabra ‘misoginia’ docenas de docenas de veces, así que recuerden que escribí sobre la importancia de no darles ningún valor, ya que son simplemente una manifestación de misandria retenida, al igual que un mecanismo de defensa para evitar responsabilizarse por las genuinas equivocaciones de los(as) feministas.

11 Comments

Filed under Próxima Parada, Rosetta

11 responses to “La Burbuja de la Misandría (traducción)

  1. Ya publicaste este artículo. Me gustaría incluir un vínculo en mi blog, para que mis lectores visiten tu blog y vean este trabajo tan extraordinario.

    ¿Que opinas?

    • Ok Daniel,

      Me sorprende que me pidas permiso para incluir un link a mi blog en el tuyo cuando yo, en primer lugar, no te pedí permiso para incluírte en mi Blogroll. Igualmente me gustaría saber si yo podría enviarte el artículo por e-mail para que lo subas también en tu Blog, con las correcciones que creas pertinentes. Ya que, aunque lo traducí, estoy consciente de que no soy perfecto en ello y no sobra nunca mejorar.

      Como dice el autor del artículo original en inglés , el propósito es correr la voz lo más posible.

      ¿Qué opinas?

  2. Pingback: Spread the word | Transmillenium

  3. Pingback: The Misandry Bubble is expanding as predicted | Transmillenium

  4. Pingback: Las peligrosas ideas de la psicologia evolucionista | neurociencia neurocultura

  5. Pingback: La Gran Hermana | Transmillenium

  6. Pingback: El Eterno Solipsismo de la Mente Femenina | Transmillenium

  7. Pingback: Cita: Las feministas y la misandria – Burbuja.info – Foro de economía | Transmillenium

  8. Pingback: Las peligrosas ideas de la psicologia evolucionista | neurociencia neurocultura
    4.- La evolución sin embargo no es nada partidaria de beneficiar a un sexo para perjudicar al otro pues ambos sexos se complementan de forma radical a pesar de las diferencias: la mayor parte de los antagonismos y de las discusiones sobre el asunto son estrategias artificiales es decir culturales a fin de adquirir poder individual. En realidad la evolución se encarga de distribuir las cargas de una forma muy equitativa -aun sin pretender serlo pues la evolución carece de planes- y para ella, la guerra de los sexos no es más que un artificio diseñado por algunas ideologías para oponerse a la dinámica de la supervivencia de la especie intentando mejorar la supervivencia de algunos. Pero no hay que preocuparse: se trata de ideologías con poca durabilidad, aunque hoy sean muy numerosas e influyentes.

    Aqui se encuentra el mito inverso descrito por alguien que hace un buen análisis de como han derivado las sociedades opulentas en contra de los hombres, sin embargo la misandría como la misoginia no tienen nada que ver con la evolucion sino con interpretaciones psicologicas y sociales de un mundo en perpetuo caos de valores. Caos que procede sin duda más de la opulencia y de la diseminación de las formas de existir que de la miseria y la pobreza.

  9. Pingback: Los Efectos de la Emasculación (Subtitulados en Español) | Transmillennium

  10. Pingback: ¿Cómo los Transmilenios Rosa retrasan la igualdad y la “emancipación” de las mujeres? | Transmillennium

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s