Monthly Archives: January 2010

La Corte

Soy Transmillenium. Mis amigos me llaman Transmi, mis amigas Transmi.

En gran parte de mis 6570 días (a quien le de pereza de calcular eso es = 18 años) más un tanto de vida fui el niño consentido por todos en mi familia, fui el estudiante que le caía bien a casi todos los profesores, fui el amigo de todos y todas y en ocasiones el amigo de nadie.

Así fui yo.

Hace unos dos años mi vida empezó a cambiar. Lo que empezó con dos libros: Las 48 Leyes del Poder de Robert Greene  y con El Arte de Amar de Erich Fromm, me llevaron a querer hacer un cambio en mi vida que luego me permitió conocer el Blog de Naxos, y a través de él todo este mundo.

Desde ese momento mi vida empezó a cambiar. Me empecé a interesar por mi apariencia, a cuidar más mi salud, a interesarme por las relaciones sociales y por ser un buen líder.

Mis amigos del pasado luego de hablar conmigo me dicen que he cambiado bastante y me preguntan por lo que he hecho. Si tan solo supieran.

Al ver mi cambio y unos pocos éxitos con el Pick Up, caí en lo que todos ustedes conocen como “la zona de confort”. Empecé a descuidarme y  muchos de los avances que hice en un año, los dañé en los primeros seis meses de otro. Fui para atrás.

Mis amigos me preguntaban consejos para seducir/ligar a tal o cual pelada. Yo les daba mis mejores consejos, estrategias y tácticas y ellos tenían éxito con ellas. Yo había aprendido bastante de Pick Up y había tenido éxitos en ellas. Pero eso era historia pasada…

Una montaña rusa ha sido todo. Ahora que conocí los éxitos del pasado, quiero volver a tenerlos y quiero superarlos.”

Advertisements

2 Comments

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba

Día 9

DÍA 9

MISIÓN 1: La Hora de la Verdad

  1. 1.      ¿Hay alguna misión que me salté?

Sí, la misión 2 del día 4 en la que hay que pedir recomendaciones a una “experta” de alguna buena tienda de ropa masculina pero esta misión la he hecho más o menos (pero no con el mismo compromiso) en varios días cuando le he preguntado a mujeres dónde me quedaría bien un piercing y a dónde ir.

Como no cumplí con la misión mencionada, tampoco he cumplido con la misión de crearme un nuevo conjunto o un nuevo estilo de ropa nuevo recién comprado en una de las tiendas recomendadas.

  1. 2.      ¿Hay alguna misión que siento no haber completado?

No completé la misión del día 3 de conseguir 3 recomendaciones a una película por teléfono; solo conseguí 2 y luego alguien llamó a mi casa y le dejó a mi mamá otra recomendación.

  1. 3.      ¿Hay alguna misión en la que no me desempeñé a mi satisfacción?

No, creo que he tenido muy buen desempeño en todas las misiones que he hecho aunque siento que debía haber hablado más con mujeres que me parecieran hermosas y que se clasificaran como 7’s-10’s, creo que hablé con mucho 5-6.

Ahora que lo pienso bien, sí, no me he desempeñado bien en las misiones porque he perdido mi compromiso con esto, he dejado pasar mucho tiempo en volver a escribir aquí, el Challenge he debido terminarlo hace mucho tiempo pero lo único que he hecho es aplazarlo cada vez que no me he sentido con ánimos (y últimamente no puedo negar que no he tenido ánimos para muchas cosas)

  1. 4.      ¿Hay alguna misión que me gustaría hacer de nuevo?

Sí, ya he practicado bastante la de los openers. He conseguido correos, conocí a la niña del Transmilenio, logré que una compañera que no se acordaba de mí lo hiciera de nuevo y he reducido bastante mi miedo al abordaje.

  1. 5.      ¿He retrocedido en mi entrenamiento vocal, de postura o compromiso con mis objetivos?

Sin duda, he mejorado bastante mi postura, soy más expresivo con mi voz y con mis gestos faciales pero este progreso sería mayor si yo no me distrajera tanto de mis objetivos ni aplazara las cosas para después, como me he acostumbrado a hacer.

MISIÓN 2: Aborda grupos mixtos

Aborda 2 sets de tres o más personas que incluyan tanto mujeres como hombres.

Abordaje 1: “Hola,

Abordaje 2: “Hola,

Leave a comment

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba

Día 8

DÍA 8

MISIÓN 2-3: Acércate con tus nuevas herramientas y evalúa

Abordaje 1: “Hola, muy rápidamente, ¿tú crees que los celos tienen fecha de vencimiento / expiración / caducidad?”

“No”

“¿Por qué?

Entramos al Transmilenio. J72 es el que me lleva todos los días hasta la clase de obligaciones, tarde, pero llega.

Paula Peña, un gusto conocerte. Ahora sé que estás en primer semestre de Jurisprudencia en el Rosario, que es de San Andrés, que no va los lunes a clase, que le dejan muchas lecturas, que le dejan muchas lecturas que le toca leer para mantener la nota necesaria para la beca del 50%, es Tauriana, quiere ser Congresista de la República cuando grande y le gusta el dinero (una mezcla peligrosa en estos días de corrupción).

Paula y yo íbamos hablando de frente. Inmediatamente entramos, ella se ubicó con su espalda apoyada en una baranda y dirigiendo su cuerpo hacia mí. Nuestros rostros estaban a 60 cms de distancia. Ella tenía la posición más cómoda pero realmente no me importó, porque la conversación estuvo tan amena que no me di cuenta que en “Transmilenio todos bailamos reggaetón con todos”.

Ella es algo morenita, tiene los ojos grandes y juguetones y es una Carismática y una soñadora.

Paula me mandaba IOI’s: me dijo que me había visto antes en el Transmilenio a lo que yo le respondí, “Se ve que me has estado observando no?; me miraba fijamente a los ojos, me sonreía con la mirada y con los labios, rió dos veces de mi humor incipiente, se dejaba tocar el hombro y tocar los brazos y cuando yo paraba la conversación, me ponía interesantes temas de conversación:

“¿Si pudieras conocer a alguien muerto a quién querrías conocer?”

Le respondí que en un comienzo quería conocer a Hitler para saber por qué lo hizo, a Napoleón, a Marlon Brando por su carácter de libertino y su encanto. Al final escojí a Oscar Wilde por su carácter de Dandy y porque no le hacía venias a nadie.

“¿Si pudieras meterte en un libro, en cuál te meterías?”

Primero le dije a Paula que me encantaría entrar en el mundo mágico de “Cien Años de Soledad” pero que prefería cumplir mi sueño de viajar libremente por los mares en “El Viejo y el Mar.

Paula Peña, la costeñita carismática, soñadora, lectora y que quiere ser congresista me dijo que había ganado puntos con ella porque ese libro es uno de sus libros preferidos.

Pronto llegamos a su parada. Me había perdido el paisaje de la ciudad, sus calles por estar mirando a sus ojos y a su boca y estar respondiendo sus profundas preguntas. Le dije: “¿Sabes cuántas personas hay en tu Universidad y en la mía”.

“Muchas”

“Entonces ¿cuál es la probabilidad de que nos volvamos a ver?”

“Pocas”

“Por eso debes darme tu teléfono porque te voy a llamar”. Mientras tomo mi cel Paula me dice que no se sabe su teléfono y saca un papel y un esfero para anotar mi número mientras las puertas del transmilenio están abiertas para que ella se baje en su destino. Nos despedimos a mi manera,

Stomp y yo comentábamos mis errores. El primero, cuando ella me preguntó si yo soy perro le respondí inmediatamente que no y le dije por qué. Eso fue como si me estuviera excusando con ella por ser como soy lo que muestra inseguridad, la cualidad antiseductora por excelencia.

Mi segundo error era haberle dado el control de la interacción. El reencuentro depende de ella porque ella tiene mi celular y yo no tengo el suyo.

No esperaba volver a escuchar nada de la niña que quiere ser congresista.

“Hola Niño del Transmilenio! Como tas? Llegaste a tiempo a clase? Jajaja! Este es mi cel, si algo nos estamos hablando! Mi correo es ….” à Si ella se atreve, nos veremos el miércoles.

Abordaje 2: Me despedí de Stomp. Él había ido a clases luego de una larga charla que tuvimos en Juan Valdés sobre la Seducción (nuestro tema preferido después de las mujeres), sobre el arquetipo del Dandy, sobre el Coqueto de Playboy y sobre persuasión.

No quise ir a clase de francés y preferí echar un coup d’oeil a los libros de la Librería Lerner. Cogí un libro de Caricaturas de Vladdo sobre una mujer que con sus comentarios ácidos exalta a las mujeres y enfurece a los hombres; Soluciones PNL: Modelos Empresariales. Modelos Personales de Sue Knight; y el Lenguaje de la Seducción de David Givens. No pude echar un coup d’oeil a ninguno pero sí a una pelada que se sentó en el sofá de cuero negro de mi derecha. Tenía un libro que yo no tocaría jamás en su regazo: la “Vida y obra de Jana Montana”.

Inmediatamente después llega una señora con un gran libro: “Los Maestros”, un libro de cocina. “Dime qué lees y te diré quién eres”. No me acuerdo del nombre de la señora aunque le prometí que no se me olvidaría jamás. La señora dice ser “Chef” y profesora de cocina quien le enseña a las mujeres de la zona minera boyacense a cocinar.

A la niña del libro de “Miley” le digo: “Uhmmm Miley Cyrus, qué interesante”. No sé si eso es un nega pero me sirvió porque la niña se excusó conmigo al responderme que no sabía por qué estaba leyendo ese libro (cuando uno lanza un nega, eso le baja los humos a la otra persona y la hace más asequible a un acercamiento).

Continué mi charla con la señora. Ella hablaba con entusiasmo y con pasión por su artística y deliciosa profesión, comentaba recetas del libro que tenía entre manos y me permitía demostrar mis carentes conocimientos de historia, de política y de arte frente a ella y frente a mi objetivo.

Un rato pasó. Nos presentamos entre nosotros. La niña del libro superficial y vacío, digo, la pelada que leía el libro de Jana Montana (si sacaran uno de Tony Montana, yo lo leería de una) se llama Laura … estudia primer semestre de Derecho en la Universidad Nacional (por qué todo el mundo estudia Derecho), es de Sincelejo (odio sentirme atraído por mujeres costeñas y/o morenas ¿Por qué “la atracción no es una elección”? ¿Por qué?).

Dizque me tenía que ir a clase (mi False Time Constraint). Me paré pero me senté un par de veces envuelto en la interesante conversación de la chef obstáculo. Pero me sentaba esperando también que llegara el momento de que Laura Librería se parara para irse cuando de repente se escucha el llamado de su padre. Aprovecho rápido el momento, le digo mientras tomo su mano acariciándola suavemente, “Debemos volver a vernos pronto, ¿tú siempre te la pasas por aquí?”.

Nos ponemos de pie y antes de salir por la puerta el nombre de “Laura Librería” ya estaba anotado en mi celular.

Abordaje 3: Subí a mi Universidad. Ya había perdido mucho tiempo de la clase de Francés. Como lo mejor pasa a esa hora, creo que no volveré a ir al salón a hablar en la lengua del amor.

Al frente del edificio Aulas hay una aglomeración de estudiantes esperando para reencontrarse unos con otros para hacer planes de “Viernes Cultural” (sí, como no).

En mi universidad hay muchas niñas muy lindas y de todos los gustos. Podía mirar en todos los ángulos y veía que en cada set había al menos una mujer esperando ser seducida. Esta vez no iba a ser así. No se decepcionen, esperen un poco.

Yo dejé pasar mucho tiempo sin hacer el approach. Había tantos sets y yo seguía siendo el set solitario. Me dio un poco de ansiedad no hablar con nadie. Saqué mi destartalado celular que me ha acompañado en tantos momentos. Fingí hablar con él mientras caminaba hiperactivamente en círculos por el aglomerado lugar.

“Oye, muy rápidamente, necesito una opinión femenina en algo. ¿Tú crees que los celos tienen fecha de caducidad?”

Sostenía mi teléfono nerviosamente en frente de una paisa (con eso digo todo lo demás). Un verdadero 9. Recité mi opener cortesía de Night Cowboy y la historia estaba inventadísima por mí: “Fabián es novio de Diana desde hace mucho tiempo, pero Diana viajó a USA… [interrumpí la historia para cortar la falsa llamada] ya te llamo”

Pronto esta paisita de cabello castaño con una pañoleta (o foulard) sobre su pelo y con pestañas con pestañina me estaba respondiendo mi pregunta.

“Me sorprende la forma en que te me acercaste”. Sí, fui muy frontal y un tanto extraño, además estaba muy nervioso, no sé por qué, parece que las mujeres que me parecen super atractivas me abruman y hasta ahora lo descubro (o es un nuevo síntoma).

El valor se me bajó frente a ella por mis nervios y porque le dije que yo no era bueno para dar concejos. Eso me sonó tan: “Te pido disculpas por estar hablando contigo”.

Mi nerviosismo se pasó a ella quien fue abordada por su amiga. Otra paisita 9 (nada más que decir!!!). Ella saludó a su amiga tomando sus antebrazos y no la soltó por más tiempo del normal. Mudamente le decía “Sálvame”. Mudamente yo entendía su mensaje, incluí a su amiga en mi opener comentándole de lo que estábamos hablando y despidiéndome luego de agradecerle su concejo para mi “amigo”. Mientras me iba fingí una última vez que llamaba con mi amigo para comentarle lo que me habían dicho dos 9’s pero iba orgulloso de que lo había hecho.

Leave a comment

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba

Día 7

DÍA 7

MISIÓN 1: Aprende a abrir.

Leer el artículo del Día 7: Guía de campo de openers.

  1. 1.      Hola Niñas. Dos segundos antes de volver con mis amigos. En este momento estaba discutiendo con mi mejor amiga sobre qué le parecería salir con un tipo que tiene otras novias. Ella me respondió que eso no le gusta, que ella solo quiere una relación completamente monógama. Yo le respondí: ¿Cómo sabes que no te gustaría si nunca has probado?

Niñas, ¿ustedes qué piensan?

  1. 2.      ¿Diana? ¿Te llamas…….? / ¿Cómo estás? ¿Cómo te ha ido? Ella: “Yo no soy…. / Yo me llamo…” Yo: Perdóname, pero tienes cara de… el cuál era el nombre de mi mamá / mejor amiga
  2. 3.      Lindas uñas / me gusta ese esmalte de uñas. Se ve que alguien muy especial porque no creo que haya otra en este planeta con ese esmalte de uñas.
  3. 4.      Leo’s dog opener: Ella lleva un perro y yo llevo a Carusso. Yo le pregunto:

“¿Oye, es ese un Pastor Alemán? (si es un perro pequeño) / ¿Oye, ese es un pincher? (si es un perro grande)”

  1. 5.      ¿Qué preferirías que te regalaran de san Valentín? ¿Un Perro o un Cerdito? RESPUESTA ¿Por qué?
  2. 6.      Hola, ¿tú crees que los celos tienen fecha de vencimiento/ expiración?
  3. 7.      Hola, ¿puedo hacerte una pregunta muy rápidamente? (False Time Constraint) ¿Qué harías si un extraño te hace una pregunta?.
  4. 8.      Hola niñas, rápidamente necesito la perspectiva femenina en algo. –à Opener de opinión
  5. 9.      Tienes la necesidad de gustarle a otras personas y de que te admiren, y con todo tiendes a criticarte. Aunque tienes algunas debilidades de personalidad generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad que no has usado en tu beneficio. Disciplinado y autocontrolado en el exterior, tiendes a ser aprensivo e inseguro interiormente. A veces tienes serias dudas en si hiciste lo correcto o tomaste la decisión acertada. Prefieres cierta cantidad de cambios y variedad y llegas a decepcionarte cuando estás cercado por restriccciones y limitaciones. Te autoufanas también de ser un pensador independiente, y no aceptas las afirmaciones de otros sin pruebas satisfactorias. Pero has encontrado desaconsejable ser demasiado franco en darte a conocer a otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, cauto, y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser más bien irreales.

 MISIÓN 2-4: Prepara prueba y evalúa tus openers

Approach 1: “Puedes ayudarme a abrir mis audífonos, hacen esas cajas todas difíciles de abrir”. Ese fue mi opener con Silvia una estudiante de Derecho de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga que se encuentra realizando la judicatura en la DIAN (conozco esta información porque mi opener sirvió). Silvia tiene unos ojos lindos y una sonrisa que encierra mucha curiosidad.

El Opener me sirvió, Stomp me llamó justo en ese momento y eso fue un gran desestrezante porque no me mostró como intentando caerle a ella, sino como una situación que se dio. Silvia y yo entramos al Transmilenio juntos y hablamos de su estancia en la ciudad y yo le conté qué es lo que iba a hacer con unos papeles para la Personería. La conversación iba bien pero luego se enfrió porque yo me callé y al parecer yo no quería hablar mucho por eso de repente me puse mis audífonos, puse Play a los audios de Naxxos y paradójicamente dejé de hablar con ella: La seducción se detuvo por oír de seducción.

Approach 2: Entrando al gym de mi U me siento y al lado mío hay una pelada llamada Susana, un 5, con el cabello azul y estudiante de algo que no me acuerdo pero que es demasiado ajeno a mi carrera (lo único no tan ajeno de ella es nuestro gusto común por el Cine). Mi opener en esa ocasión fue decirle en tono algo sarcástico: “Así si te va a rendir la lectura”, como una observación a que ella estaba leyendo y subrayando unas hojas sobre Ingeniería Biológica con cierta torpeza producto de su hiperactividad de hacer tres cosas al tiempo: leer, ejercicio y ver televisión. Las peladas son muy curiosas jaja

Approach 3: Mi abridor esta vez fue decirle a Natalia, una pelada que me sorprendió al decirme que estudia Ingeniería Mecánica, lo siguiente: “¿Hola, te puedo pedir un favor muy rápidamente porque tengo que ir a clase?”

Ella me permitió sentarme y cuando ya me encontraba a su lado, le dije: “¿No te ha pasado que hay veces en que estás esperando una llamada justo ahí se te descarga el celular?”. Inmediatamente ella me prestó su cel para ponerle mi sim card y ver si me habían llamado. Cuando ví las llamadas, seguimos hablando, le agradecí y me fui  para la clase.

Cuando llegué a la clase me encontré con Paola, una compañera quien me pidió el favor de que le prestara $2.000 pesos, pero yo tenía un billete de $50.000, pero esto no fue problema para salir un segundo y utilizar ahora el pretexto del billete como opener. Una vez un set de 3 peladas me respondió muy fríamente que no tenían, otra niña me sugirió otra tienda para cambiarlo y luego volví donde Natalia quien estaba esta vez con un chico a quien saludé de mano y fue quien finalmente me cambió el billete más $2.000 pesos que le iba a estafar sin querer.

Reflexión Misión 2-4: Esta misión ha sido interesante. Ha sido interesante ver la diferencia de usar el mismo opener de los 5 océanos en diferentes estados de ánimo. Ayer martes 17 de febrero lo probé cuando no me sentía muy bien y más como para tachar una lista de cosas por hacer. Hoy lo hice de manera diferente y hasta recibí indicadores de interés.

También hoy estuve leyendo un libro en la Lerner: “El Lenguaje de la Seducción” de David Givens. Hasta ahora en lo poco que he ojeado, este libro me ha gustado bastante y es mi prospecto de una futura compra. En lo poco que he visto, me gusta la presentación del libro, la edición, el lenguaje que usa y que es una “píldora”, como diría Naxos, que contiene muchas cosas desde las etapas de la seducción, pasando por los indicadores de interés y el lenguaje del abordaje, hasta darnos consejos para vestirnos de formas más atractivas para el sexo opuesto. Todo esto con datos tomados de diferentes autores de psicología, fisiología, sicología, siquiatría e incluso datos de la NASA.

También he abierto muchos más sets, hoy hablé con muchas mujeres. Estaba en un mood diferente, tener éxito en la mañana me puso en el talkative state que necesité para estar el resto del día activo, pero al final no me sentí tan bien por eso hay que aprovechar el momentum y por eso quiero aprender a mantener un estado mental positivo. De hecho, Naxos dijo que uno de los principales problemas de los seductores que comentaban sus audios en el blog era que no sabían mantener estados mentales.

Hoy, miércoles, fue un día muy positivo en el que me dí cuenta que a mí me funciona más el opener situacional o un opener que me creo realmente. No es lo mismo utilizar el de los 5 océanos (una vez me sirvió y hablé con una empresaria durante mucho tiempo sobre la Universidad, los Blackberrys, la construcción y otros temas) que decir “¿Qué prefieres, el roscón o el pastel gloria?”, “¿Conoces alguna buena cafetería por acá”?, “¿Esa lectura se ve interesante, estudias psicología?”, “¿Me puedes cambiar un billete de $50.000?” (con este último en una ocasión abrí un set de 5 peladas muy lindas todas que me sonrieron y se ríeron de los negs que les enviaba y que de seguro les gustó que hablara con ellas).

En cuanto a mis errores: No sé si sea un error que en algún momento de la interacción sea yo quien le pregunta su nombre a la otra persona ya que eso puede demostrar mucho interés. Yo pregunto el nombre, luego le doy mi mano y le digo mi nombre con una sonrisa mientras recito “Un placer!” seguido del nombre de ella.

No sé si sea un error, pero últimamente he decidido cambiar la manera en la que me despido de las mujeres. He preferido hacerlo a la francesa. De hecho, una niña llamada Lina cuando me reencontré con ella, ella fue quien me dio su mejilla para que la saludara a la francesa recordándome de mi nueva política. Me gusta despedirme de esta manera, aunque sea un poco lagarta o snob, las mujeres se acuerdan del chico que se despide de ellas à la française.

En una ocasión hice un opener muy pasito y me tocó repetirlo lo que hizo que ella se bloqueara. En otra ocasión, dije mi opener de los 5 océanos en un mal estado y le lancé muchos negas a la pelada que intentaba responderme lo que hizo que ella se pusiera brava conmigo y me cuestionara mis conocimientos geográficos. En otra ocasión, dije el opener de los océanos (no sé por qué me está saliendo ese y no otro) y ella me estaba respondiendo pero luego llegó el Transmilenio, nos subimos y no la volví a ver. A veces me preocupo y pienso que sería mejor dejar esto del challenge lejos del contexto de la universidad.

Leave a comment

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba

Día 6

DÍA 6

MISIÓN 1: Conquistando el AA (Ansiedad por el Abordaje).

Leer el artículo de Don Diego García: “Abolish Approach Anxiety).

Limiting Mind

Freedom Mind reponse

Cuando le hables no te va a escuchar Repetiré lo que estaba diciendo con un volumen más alto y me escuchará
Está demasiado ocupada para ser interrumpida Hablar conmigo no le quitará más de cinco minutos, además de eso, la distraeré de sus problemas.
Ella no te va a poner atención, no te va a querer escuchar Pues si no me contesta cuando le hablo o está sorda o es una maleducada. Ella es quien se pierde la oportunidad de conocer a alguien nuevo.
¿Para qué le hablas? ¿Qué ganas con ello? Cuando le hable, ganaré la satisfacción de saber que me arriesgué y de que viví la experiencia. Además: “Quien no arriesga un huevo no obtiene un pollo” o “Quien no apuesta no gana”.
Ella no te va a poner atención. Si no me pone atención allá ella, ella es quien se lo pierde y quien está siendo maleducada

 

MISIÓN 2: Si no puedes decir algo bonito….

Dile a 4 mujeres diferentes cumplidos espontáneos. Dos de estas mujeres pueden ser personas que conoces —amigas, colegas, incluso tu madre. Pero dos deben ser extrañas.

Cumplido 1: Hoy esperando en la parada del Transmilenio, ví que todos los buses llegaban llenos y que no me podía subir en ninguno de ellos para ir a la U. Delante de mí estaba una “pelada” con su cabello rojizo, una chaqueta negra y un foulard alrededor de su cuello. Tenía una cara muy bonita, era alta pero no tenía el cuerpo de una modelo.

Leo: (error, toqué su hombro para llamarla y luego le hice una seña para que se quitara los audífonos y me escuchara además de que la abordé desde atrás) Increíble que estén pasando los buses tan llenos. ¿Por qué será?

Pelirroja: Siempre es así a esta hora. Debe ser porque hace poco entró Externado y Rosario (luego supe que ella es de los Andes)

Leo: En serio?  —- (No sé qué más le dije, pero como ví que ella estaba afanada por ponerse sus audífonos decidí terminar répido la conversación) —- Oye, está chévere (apuntando a su foulard y rozándolo con los dedos)

Pelirroja: Gracias

Cumplido 2: Llegué tarde a mi clase de obligaciones y contratos. Llegué y me senté al lado de Lina, una compañera de esa clase. Ella me avisó de que había faltado a otro quiz. Luego de una conversación en medio de clase y a baja voz. Yo la critico porque ella se pone a jugar con su Blackberry en medio de la clase, ella se burla de mí por no haberme hecho con ella en un trabajo en el que ella solita tuvo la mejor nota y yo con un compañerito saqué 2,5. En medio de la conversación le dije:

Leo: ¿Te he dicho antes que me parece muy bonita tu letra? (¿por qué le doy cumplidos a su letra si tiene unos ojos muy lindos?).

Lina: Sí. Como dos veces.

Cumplido 3: A una niña en mi clase de francés (Catalina) le dije que me gustaba su forma de hablar en francés porque parecía la de una periodista francesa. Mi cumplido tuvo mucho resultado y terminamos hablando con la profe de francés sobre eso.

 

Cumplido 4: Le dije a una pelada al final del día cuando me iba a bajar del Transmilenio para llegar a mi casa.

Leo: Oye, está muy chévere tu cabello

Ella: (Sonriendo) Gracias.

REFLEXIÓN MISIÓN 2: Esta misión es para eliminar nuestro AA. Yo considero que no tengo mucho “approach anxiety” (AA), pero al hacer el Challenge y presionarme he visto que tiendo a aplazar las cosas y a pensar demasiado en todo. Mi problema es que pienso mucho en cómo voy a hacer el approach que al final no hago nada (mirar Mission 1 de este día)

En primer lugar, hoy fue un día muy curioso en el que aprendí bastante de cómo hacer el approach y de cómo hablar para no perder el ritmo de una conversación.

Las clave básica para uno lanzar un cumplido es hacerlo desinteresadamente y sin esperar alguna reacción. Yo lanzaba mis cumplidos y miraba a otro lado, tal vez con el fin de terminar la conversación. A veces fui un poco cortante pero después de analizar las cosas no quiero exigirme todavía demasiado porque quiero seguir los pasos y las misiones al pie de la letra (aunque habría sido mejor llegar más lejos).

Otra cosa que es importante hacer es no abordar desde atrás y en lo posible evitar hacerlo tocando el hombro para llamar la atención porque eso lo pone a uno en una posición suplicante (daña nuestro marco).

También me di cuenta de que no importa lo que uno sepa en seducción. Tú puedes saberte todo el M3, saber en qué consiste el “Cocky & Funny”, el lenguaje corporal del abordaje, puedes saberte de memoria “El Arte de la Seducción”. Simplemente puedes saberlo todo, pero si no pones en práctica, transfiriendo a la realidad lo leído no tendrás nunca resultados.

MISIÓN 3: La regla de las ocho horas.

Duerme bien porque mañana será uno de los días más cruciales de The StyleLife Challenge.

CAPANDO CLASE DE FRANCÉS:

Hola a todos,

K es una amiga. Una amiga y siempre fue solo una amiga…

Ella y yo nos conocimos hace unos años por medio de que su papá y mi mamá eran colegas de trabajo. Un día mis padres invitaron a su familia a nuestra finca. Allá conocí a K.

Tuvimos una muy buena amistad. Salíamos casi todo el tiempo, jugábamos en el parque y hablábamos de las cosas de las que hablaban los adolescentes en su tiempo. Un día, pronto, ella me empezó a gustar, me empezó a atraer mucho. Me gustaba mucho su cuerpo delgado, sus manos suaves, sus labios carnosos, sus piernas largas y su forma de ser tan sexy.

Ella me gustó mucho y yo sabía que ella sentía lo mismo. Como dice la canción: “[i]I Know you want me, You Know I want cha[/i]”. Pero había un problema, siempre que ella y yo íbamos a manifestar nuestra atracción alguien interfería como una vez ella estaba sentada sobre mí en la cama de la habitación de huéspedes, sus manos estaban atrapando las mías y sus labios acercándose a los míos y …. Llega mi hermana ([i]¡todavía la odio por eso![/i]).

[b]Pronto sentí que caí en la temida zona de los mejores amigos por no haberme atrevido aunque sea a besarla la primera vez.[/b] Ella se consiguió un novio que es un idiota y ¡bien feo que es! pero que dizque era un “perro” y que a las amigas de K les gustaba el tipo. [b]Yo me alejé de K estos últimos dos años y pronto empecé a estudiar todo este tema de seducción.[/b]

La semana pasada en mi teléfono sonó una llamada inesperada, era K, decía que había acabado de entrar a la U y que va a empezar a estudiar la misma carrera universitaria que yo, que me extrañaba y que quería verme, bla bla bla. Luego de esa llamada quedamos para vernos dos veces: una ella no pudo por su horario y en la otra supuestamente se enfermó. Le iba a aplicar la regla de las tres vidas pero terminamos cuadrando una cita para hoy (lunes).

Yo creía que iba ser yo quien llegara tarde pero llegué primero al punto de encuentro. A las 12 en punto ella me llama diciéndome que estaba saliendo de la Universidad y yo le dije que la estaba esperando. Diez minutos después ella llegó al punto de encuentro. Yo no le dije nada de por qué se había demorado, no quería recriminarle nada, para empezar todo mal, además ella es mi amiga ¿no?

Cuando me encontré con ella, ella estaba caminando distraída por la Plaza, no me había visto aunque yo estaba prácticamente a su lado. Pasó justo a mi lado cuando decidí no dejar que se perdiera y le toqué el hombro. Ella lo primero que me dijo fue: “[i]¡No te reconocí, estás cambiadísimo![/i]”. Me besó la mejilla y yo me ofrecí a cargarle sus cosas porque venía con mucho peso sobre los brazos, además de parecer cansada en el primer día de su segunda semana de universidad. Mientras ella me daba sus cosas, remedé su forma de llegar tan distraída, ella me dio un golpe en el brazo y se rió de ella misma (o de la broma).

([b]Reflexión: Muchas veces cuando uno es solidario o “caballeroso” las mujeres creen que pueden manipularte. Siempre me he considerado alguien educado y antes eso era más bien una desventaja porque era demasiado bueno y demasiado solidario, tal vez con el ánimo de ganarme a los demás dándoles mucho sin habérselo ganado. Pero eso ha cambiado, sigo siendo educado y conservando mis buenas maneras pero incorporando un poco de nega y sarcasmo a la fórmula[/b]).

La llevé a McDonald’s. Allá me encontré con un amigo del Colegio que me saludó: “¿Leo?”. Simultáneamente me llama Stomp. La situación se puso complicada porque tenía a mi amigo a mi lado y no lo había presentado a K, K estaba ahí parada fingiendo paciencia cuando yo conozco como es y Stomp al teléfono diciéndome que me acababa de ver encontrarme con una “pelada” pero yo no había visto que él estaba a tan solo dos metros de distancia ([i]lamento haber sido tan cortante en la llamada Stomp, pero tú sabes[/i]).  Terminada la llamada presento a D con K y le digo a K: “D es un amigo del colegio, el man es un bakan y parece que ha estado llendo al gimnasio ¿no?”.

K y yo pedimos dos McFlurrys. Yo quería invitarla a comer algo digno de llamarse almuerzo, pero ya saben cómo son las peladas, o ensalada o un heladito y nada más. Nos sentamos y ella me empezó a hablar de su Universidad, de su carrera, de sus trabajos por hacer, de los libros por leer ([i]En un comienzo, y desde la primera llamada yo pensé que ella me había llamado porque como acababa de entrar a estudiar lo mismo que yo, quería que le diera una ayuda o le prestara algún libro.No quiero caer de nuevo en el rol del que hace todo por una mujer[/i]). [b]Recostado hacia atrás en mi asiento, controlando no inclinarme hacia adelante ni apoyarme sobre la mesa, hablaba con ella con un tono de voz muy seguro que habría sido ajeno a mí en otra época, no alzaba mi voz tanto como antes, más bien hablaba muy pausado, llamando la atención de K, haciendo que ella fuera la que se inclinara hacia mí.[/b]

Yo desvié el tema de sus problemas y de su universidad diciéndole algo así: “[i]Mira K, los 365 días del año vas a pensar en lo mismo así que ¿por qué no dedicas al menos un día para hablar de otra cosa y a divertirte con el amigo que no ves desde hace mucho tiempo?[/i]”.

Inmediatamente le digo eso me empieza a hablar del idiota de su ex novio yo le digo: “[i]No me gusta hablar de ese tema. Supéralo de una vez[/i]”. Ella insistía en el mismo tema pero yo no quería caer de nuevo en el rol del mejor amigo que se lleva todas las culpas y no los afectos. ([b]De David X aprendí que para tener una buena relación esta debe basarse en el Respeto, en la Confianza y en la Honestidad, fui honesto al decirle que no me gusta hablar de ciertos temas incómodos[/b]).

Le distraje del tema hablándole de ella misma, su tema preferido. Ella me preguntaba con insistencia por que por teléfono era todo distante con ella y por qué le lanzaba negas y sarcasmo. Yo no le respondía y cambiaba de tema. Ella no soporta que le cambien el tema o que no le respondan una pregunta a eso le dije que ella ya parecía una Abogada, que dos semanas en su carrera y ya era toda una abogada. Le hice una lectura en frío muy básica, le dije: “[i]Tu haces lo que haces porque quieres que la gente te quiera. Eres muy sociable pero hay veces en que sientes la necesidad de estar sola. Quieres conocer a alguien nuevo pero desconfías de la gente[/i]”. Terminada mi última frase, mientras le tomaba de una mano y le decía que su manicure sí estaba feo, ella me aprieta la mano y me mira a los ojos, yo los interpreté como dos indicadores de interés. Luego le dije, K, creo que es hora de irnos.

Salimos y la llevé un segundo a una librería porque estaba buscando un libro. De repente encontré un libro de Haikus. Le recité un poema mientras la miraba a los ojos y ella me me sonrió muy coquetamente, otro IOI. Imitando su cara le dije: “[i]Si vieras la cara tan chistosa que acabas de hacerme[/i]” . Ella se rió. [i]Luego de eso le dije que nos fuéramos para otro lado porque se ve que ella no es una niña de libros, justo después de que le digo eso, ella coge un libro y dice que le gusta ese y empieza a mostrármelo[/i]. Yo entendí eso como si quisiera ganarse mi aprobación (interesante, parece que eso es un “Compliance test).

Eran las 2:30, habían pasado dos horas entre risas, conversación banal y miradas y roces de la piel fugaces. Pronto ella me propone que conozca su Universidad.

En el camino, yo le cogía la mano y le decía “Uhhm qué feo manicure” e inmediatamente se la soltaba.  Ella me decía que estaba muy cambiado que no lo podía creer. Yo la miraba mientras ella caminaba. K me preguntaba: “¿Por qué me miras tanto?” a lo que yo le respondía que parecía que tenía algo en el ojo, ella me dijo que se lo quitara (no era nada), pero eso me dio la oportunidad de acercar mis manos a su cara, pasar mis dedos por sus mejillas y sobar suavemente sus labios para luego decirle en tono de broma: “¿Quieres que te mienta y te diga que estás feísima?”. Sinceramente, ella estaba muy linda. Yo le decía que estaba muy cambiada, muy diferente. Ella me sonreía y me miraba esquivamente. (IOI)

Cuando llegamos a su U ella me empezó a dar un tour por su U. Me mostró los edificios y me llevó a un balcón con un mirador de casi toda Bogotá, muy lindo.

En el mirador nos sentamos. Yo me sentaba derecho en el banco, ya no me encorvo como antes lo hacía, ahora lo hago con los hombros hacia atrás y la cabeza derecha sin mirar hacia abajo, ella estaba a mi lado justo debajo de mi brazo, el cuál yo alternaba entre dejarlo sobre el espaldar o retirarlo para cruzarme de brazos (no quería que pensara que quería abrazarla). [b]En ese banco de madera, de repente ella se acerca a mí, me empieza a besar el cuello, pasando sus labios por mi mejilla izquierda hasta mi boca. Me aceleré por ese beso francés tan inesperado e intenso que duró un tiempo incalculado. [i]No había ido a clase de francés por un beso francés[/i].[/b]

[b]Ella se sintió apenada luego de eso, no sabía que había pasado, por qué ese impulso, quería besarme hace mucho tiempo, que no sabía si yo podría mirarla de la misma manera como antes, que yo soy un buen amigo para ella pero que está ahora confundida[/b]. [i]Ante esas dudas yo le dije que la entendía y que yo quiero que pase lo que ella quiera, que no quiero hacerla sentir presionada pero que me gustaba mucho su forma de besar y que tenía unos labios muy ricos.[/i]

Nos besamos muchas veces. [i]Yo me acercaba para besarla, pero a 1cm de juntarse nuestros labios, yo alejaba los míos llamando a la persecución[/i]. Había mucha tensión sexual entre nosotros. Ella estaba tan confundida que dibujó en un papel jeroglíficos incomprensibles, me dibujó su alcoba, me hablaba por medio del papel y me decía que me quería mucho. [i]La niña que era antes una coqueta terminó siendo más apasionada que lo previsto. Estaba confundida: Yo ya no estoy en la “Friend Zone”, el temido limbo.[/i] Luego de despedirme me llamó dos veces, parece que quiere repetir la experiencia.

Leave a comment

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba

Día 5

DÍA 5

MISIÓN 1: Aquí viene bien arreglado.

  1. 1.      Hairstyle: Ayer, domingo 31 de febrero, luego de un paro de dos semanas en la continuidad del Challenge. Fui a donde Doña Rosa, mi peluquera personal y me hice mi corte de Pelo.

Como me lo estoy dejando crecer de largo, lo único que Doña Rosa me hizo con mucha dedicación y amor por su trabajo fue quitarme volumen y arreglarme las patillas (Quedé muy sexy!!!).

  1. 2.      Manicure: Doña Rosa me hizo un ¡ull service! Además de cortarme el pelo, me hizo un manicure que he necesitado desde hace mucho tiempo porque tengo el mal hábito (vicio) de morderme las uñas de las manos. Este problema se llama Oncofagia y ha sido un problema tal vez de mis nervios o por mi hiperactividad desde más pequeño. Por esto, no me gusta que me miren las manos y muchas veces, me he preocupado por lo que pensaban los demás de mis manos por lo que solo me dedicaba a no mostrarlas y era un complemento a mi timidez. Ahora con este manicure y con el esmalte que me echó con mucho cariño Doña Rosa (a quien aprecio mucho su dedicación y siempre le agradezco todo lo que logra hacer con mi imagen), ME COMPROMETO A DEJARME DE COMER LAS UÑAS DEFINITIVAMENTE.

 

  1. 3.      Remueve el exceso de pelo: Gran parte de mi bachillerato tuve una cosa que le baja el sex-appeal a cualquier rostro: una uniceja.

 

Mi uniceja era fuente de comentarios incómodos, críticas y bromas de mal gusto por parte de mis compañeros de colegio. Unos de ellos me tenían sobrenombres y motes que eran incómodos para mí pero que yo solo les seguí el juego de la manera más alfa del mundo. Me llamaban: Helga Pataki (como el personaje de Hey Arnold).

Cuando entré a la U, decidí hacer un cambio definitivo en mi vida. Me quitaría mi característica uniceja. Y desde ese momento, las personas me observan diferente, soy muchísimo más atractivo a las mujeres, soy muy seguro en presencia de ellas y muchas veces recibo cumplidos en mis ojos y en mis grandes pestañas. Otras veces las sorprendo mirándome la cara en el Transmilenio. Ya no soy Frida Khalo jaja.

  1. 4.      Únete a un gimnasio: Mi Universidad tiene un gran complejo deportivo que se acabó de construir el año pasado y que yo no podía desaprovechar así que todos los Lunes, Miércoles y Viernes desde la semana antepasada, empecé a ir al gimnasio de mi universidad a empezar mi rutina de ejercicios con el fin de tener un cuerpo atlético, saludable, fuerte, tonificado y atractivo.

 

  1. 5.      Come más saludablemente: Desde que era muy pequeño, mis padres, y en especial mi papá, me inculcaron un amor por la comida saludable baja en sales, azucares y colesterol.

 

MISIÓN 2: Haz un cambio.

Armar un nuevo conjunto (outfit).

A

 

MISIÓN 3: Repasa.

Repite uno de los siguientes ejercicios: el audio de “modelamiento mental” (mindshaping), los ejercicios vocales, o los ejercicios de postura. Intenta repasar al menos uno de estos fundamentos a diario durante el resto del desarrollo del Challenge. 

Diariamente estoy siguiendo los ejercicios de postura. Cada vez que siento que mi espalda está encorvada, simplemente me pongo recto y me imagino una pared detrás de mí donde recuesto mi espalda y la alineo automáticamente. Ya no miro al piso como antes, lo que significa que ya no me encuentro plata.

MISIÓN 4: Ponte tu ropa de escuela.

¿Comprate algo nuevo hoy? (accesorios, ropa, calzado o joyas) Prepárate para llevarlos mañana.

Leave a comment

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba

Día 4

 

DÍA 4

MISIÓN 1: Ve a las duchas.

Hoy me levanté temprano. Puse mi despertador a las 5 a.m. Sonó y alguien llegó y lo apagó diciéndome que no dejaba dormir a los demás. Dormí una hora. Me levanté a las 6 a.m.

Puse música de Tiesto, Satisfaction de Benassi, La Passion de Gigi D’Agostino, David Guetta, Bob Sinclair y Rise Up de Larock. Inmediatamente hice flexiones de brazos y sentadillas.

Poco después fui al baño y me dí un buen duchado. Jabón aquí jabón allá y una buena dosis de shampoo.

Salido de la ducha, me afeité escuchando la música al volumen correcto. Es bueno sentirse limpio. Cuando no me afeito mi hermana, mi madre y mi abuela me dicen que me veo mal. Cuando me afeito mi hermana me dice que rejuvenecí, que pasé de tener 60 años a tener 18 bien vividos (jejeje).

Saqué unos bóxers que había comprado hace poco en Gef. Me eché mi desodorante “Lady Speed Stick”, de hecho me ha gustado bastante porque es muy suave para las axilas y deja un olor femenino que simplemente adoro.  Me eché talco en los pies y una loción que me ha gustado bastante porque además de recibir cumplidos por mi olor, es muy suave. (su nombre me lo reservo, no quiero que todo el mundo huela como yo. Leónidas es una marca registrada).

Me puse el mismo jean de ayer (el mismo de aquel día), estoy haciendo un experimento. Me puse un buzo como de cachemir y unos “botines” de Vélez que tienen un poco pinta de converse, pero solo que son en cuero de color marrón un poco beige y otro color cuyo nombre no sé pero que es una mezcla entre beige y gris (es difícil describir colores para mí).

El reto me dice que me mire a los ojos y repita un párrafo hasta que sienta que lo que dice se adapta a mí. Voy a salir a la oficina dentro de poco, son las 7:51 a.m.

MISIÓN 2: Pregúntale a la experta.

Pregúntale a tres mujeres que parezcan tener buen estilo en su vestir para que te recomienden una buena tienda de ropa masculina.

Recomendación 1:

Recomendación 2:

Recomendación 3:

 

MISIÓN 3: ¡Firme!

REFLEXIÓN MISIÓN 3: A pesar de haber suspendido el challenge por dos semanas y de sentirme traicionado conmigo mismo casi todos los días, no he dejado de hacer el ejercicio de pararme recto a diario. He conseguido nuevas perspectivas.

Cuando uno se para erguido y sin encorvarse, uno camina con más firmeza y seguridad. Uno se siente mejor uno se siente fuerte.

También he intentado emular la posición de personas famosas y sus gestos. Y he estado copiando la forma de sentarse de Stomp, un amigo con un estilo de vida muy admirable. Él en cada momento se sienta recto, se recuesta un poco hacia atrás pareciendo cómodo. Cuando camina lo hace pausado y sin gastar mucha energía en movimientos innecesarios.

Aunque haya dejado el challenge, he repetido los retos de los primeros días y los he repasado una y otra vez hasta evitar tropiezos. Mañana le preguntaré a tres mujeres que me recomienden una tienda de ropa masculina.

Leave a comment

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba