Junio 20 23:25

Mi abuela me obligó a dejar de jugar Xbox por ir a votar. Eran las 11 o 12 y me tocaba renunciar a abstenerme por la pereza/desgano que me da salir a la calle , y más cuando es un domingo lluvioso en el que quieres pasártela en pijama en el cuarto jugando algunos juegos y escuchando David Guetta. y o

Yo sé que mi papá sabía antes de subir que mi abuela se había comprometido con Olga y su madre a llevarlas al puesto de votación. Yo sé que él sabía.

Es por este lado –le indicó mi abuela a mi papá- tenemos que ir por Olga y su mamá- no me acuerdo cuáles fueron las palabras y si utilizó el tono correcto).

Ellas ya cogieron zingui zingui –dijo Rafa mientras giraba en sentido opuesto al de la casa de la gorda Olga (no creo que mi papá haya dicho eso de “zingui zingui”, pero qué diablos).

Yo me bajo aquí –dijo mi abuela retando.

Pues bájese –aceptando el reto mi papá.

En fin, mi mamá fue quien al final tomó las llaves del carro y nos llevó a Olga, todos.

Fue una jornada normal de votación. Algo de lluvia. Ayudé a la mamá de Olga a bajarse y a subirse del carro. Durante el viaje Olgan no paraba de hablas, incomodando hasta a su madre. Olga y su madre tienen un olor muy peculiar. Huelen a viejo o tal vez ha guardado. Olga se ve que es muy sociable y extrovertida, no cae mal pero el olor e ir apretado en el carro no ayudaba.

Fabián llegó como de costumbre a casa. Él es una de las dos personas con quienes de vez en cuando me encuentro de las que veía antes. Como ahora estoy en mi pequeño ostracismo, hay veces en que no me da ganas de ver ni a Fabián, pero hoy quería echar algo de Halo 3 y pues bueno.

Fabián, su amigo del colegio Daniel “Nightmare” (xboxlive) y Juan Sebastián (el otro con quien todavía me veo, pero solo para jugar Xbox)

Jugamos varias horas Halo 3. Fabián me ha superado y eso que yo le enseñé todo lo que sabía cuando él no sabía ni agarrar el control. Sebastián también está jugando muy bien, especialmente con las granadas de plasma. Ellos se fueron a las 20:00.

Todas las personas tienen alguna adicción que las saca de su aburrida realidad en la que viven frustrados e infelices: unos toman cerveza, otros fuman, otros se drogan, otros toman pastillas para dormir, jarabe para la tos, antidepresivos, esteroides, hormona del crecimiento, otros se dedican al bungie, etc. etc. etc. Las personas como Fabián y yo, jugamos videojuegos (y eso que he visto en MTV a gente que vive jugando y/o que vive de jugar).

Tal vez luego hable de Fabián, pero después de 2 años de vernos casi todas las semanas para jugar Xbox. A veces siento que solo somos amigos por eso, y que cuando jugamos no hablamos entre nosotros, nos comunicamos a través de unos soldados futuristas que se matan en la pantalla. No siento conocer conozco bien a Fabián y hay veces en que le odio.

Ayer papá, mamá y yo nos reunimos en la cocina a hablar de este próximo semestre y de si volveré a la Universidad. Mi papá dijo que no me veía preparado para tomar esa responsabilidad porque ya no tengo esa voluntad de antes que piensa esperar que yo me decida por mí mismo a retomar el rumbo”.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Próxima Parada, Verba

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s