Jueves 19 de Agosto 23:05

“I am the master of my fate.

I am the captain of my soul”

Han sido días difíciles. Mi papá fue hospitalizado por una infección renal y una fiebre imparable, casi no han llamado a la oficina y, mucho menos, no han pagado.

A medida que pasan los días, y más en esta semana en la que he estado sin el Dr. Molina, siento que me voy acostumbrando a vivir la vida por mí mismo, estoy cogiendo mayor independencia y estoy disfrutando de mi cálida compañía-

No hablo mucho con la gente, pero estoy dispuesto a responder a quien me hable o me salude primero y en ocasiones tomo la iniciativa como con ciertas chicas en el Transmilenio o con Patricia Parra una excompañera de Francés 4 y compañera de clase de Pensadores clásicos: Weber, Durkheim y Marx.

Hoy he caminado más despacio y me he detenido a observar más. Me regalé a mí mismo un CrepeCombo Mexicano y un Crepe de Nutella y Helado.

Ahora juego duelos de miradas con las personas: la mayoría baja la mirada antes que yo, excepto esta chica de cabello negro que estaba sentada en el corredor, no me quitaba los ojos de mis ojos.

Marx fue alguien muy sabio junto con Engels, pero se destaca el primero. Leyendo un capítulo de “La Ideología Alemana” vi ciertas frases que me ponen a reflexionar bastante sobre mi vida en estos momentos:

“No es la conciencia la que determina la vida. Sino la vida la que determina la conciencia”.

“La verdadera riqueza espiritual del individuo depende totalmente de la riqueza de sus relaciones reales”.

Leave a comment

Filed under Próxima Parada, Verba

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s