Pasajes rápidos

El viernes pasado estuve en una fiesta y me encontré con una chica (es rubia, aprox 1,68, estudia Psicología, tiene novio, vive cerca de la Zona T) que conocí una vez en el Transmilenio, pero con quien nunca me volví a ver. Se veía que ella no me había olvidado y la química seguía ahí.

Bueno, pues luego de estarnos besando por largo rato y hablando le dije, “Vamos a tu casa”. Ella se me quedó mirando, ella sabía de lo que estaba hablando y me dijo, “No puedo, ahí están mis papás, vamos a la tuya”…

Yo me quedé como ¡FUCK!!!, yo vivo también con mis papás y a mi mamá no le gusta mucho la idea que yo lleve chicas que conozco en la calle a la Casa, dizque porque es muy peligroso, que están todos en casa…sí, todavía soy un niño…para ella. Una alternativa es llevarlas a un Motel, pero tengo mis reservas.

Esto ya me ha pasado 3 veces, con tres chicas diferentes antes. Prácticamente estoy “Cockblocked” por mi familia. Ustedes cómo hacen? De seguro saben cómo me sentí ayer, me despedí de ella de nuevo y volví a casa en un taxi, trasnochado, solo y dándole vueltas a esto.

_______________________________

FR Rápido: Iba en el Transmi hacia mi casa, llevaba muchos libros e iba aburrido pensando en si le hablaba a esta linda pelada rubia de linda cola (“TB7”) que iba al lado mío, cerca del centro del articulado. Pensaba si lo hacía o no porque estaba paranóico por un artículo del ADN que habla que las mujeres en Bogotá se sienten muy inseguras, que dizque por mucho acoso y toda la vaina.
“Oye”, le dije llamando su atención con un ligero toque en el codo, “voy aburrido, hablemos”.
Inmediatamente me sonrío y me dijo ok. Yo no sabía cómo continuar la interacción sin parecer un ladrón o un violador a punto de emburundangarla así que le hablé de mí para generar confianza, le dije que venía de la U, le mostré los libros que llevaba debajo del brazo y con los que me voy a trasnochar esta noche.

Noté que ella por un segundo se lo pensó dos veces, pero la conversación se hizo sola, prácticamente me hablaba de ella y yo ocasionalmente hacía uno que otro comentario. Teníamos mucho en común, somos colegas y hacemos casi lo mismo.

Nos bajamos en la misma parada. “Veámonos luego un día de estos”, le sugerí inocentemente. “Ok”, me contestó ella con un gesto como esperando que yo anotara su número, pero más bien le dije “Anota mi número”. Prefiero hacerlo así porque si quieren verme, que me llamen y no gasto en mensajes de texto que ya me regañaron por gastar mucha plata en conversaciones por SMS con las usuarias del TM.

____________________________________________________

Un Fr rápido: El sábado, día lluvioso salí de casa, trasnochado y mal vestido porque iba a hacer una cosa rápida que se presentó

En el Transmilenio una chica linda y yo abordamos el mismo bus. Inmediatamente le digo: “Oye, me encanta tu estilo”. Ella meagradeció mi cumplido de forma muy abierta e inmediatamente empezamos a hablar: yo le conté que me daba mamera salir en un día como ese y ella me contó que ella venia de una fiesta para su apartamento para cambiarse y salir a otra (hasta me dijo prácticamente el color del edificio en que vive con su compañera.

“¿Tú eres modelo?”, le pregunté como asumiéndolo de su estilo (ahora que lo pienso, ojalá su profesión SÍ sea solo modelar). Ella es alta, llevaba una chaqueta morada de esas chiquitas que van como apretaditas al cuerpo, sus ojos verdes y llevaba pestañina lo que la hacía ver sexy e inocente. Sus tacones de tirantas de cuero eran inapropiados para el clima del día porque dejaban ver las uñas moradas de sus pies. (para que me entiendan mejor, ella es una “TB8”)

Hablamos del modelaje, de tener contactos. Ella me dijo que por estar tomando le habían salido dos granitos en la cara y que estaba toda mal arreglada a lo que yo le respondí con mi mano izquierda rozando con ternura su mejilla: “Yo sí estoy desarreglado y feo, ni siquiera sé cómo es que estoy hablando contigo” y también le dije no sé si antes o después “Aunque tengas esos granitos no eres tan fea”. Ella se río.

Una señora me miraba acercarme a la modelo del transmilenio y creo que me escuchó cuando dije “Cuando te ví tenía que hablarte porque me encantas y no me quería arrepentir”. Ella me hizo la típica pregunta que hacen las chicas que he conocido: “¿Tú qué haces?”. La hice adivinar. También le sorprendió mi edad. Y a mí me sorprendió la de ella (menor que yo).

También me acuerdo que ella me preguntó:” Qué vas a hacer más tarde?” y yo le respondí que iba a estudiar y que iba a hacer cosas aburiidas pero que si ella quería podíamos aslir de fiesta, ella me dijo que sí, pero que se demoraba arreglando como una hora y que yo la podía esperar.

“Yo también me demoro arreglando, me voy a poner sexy y así vamos a salir”, bromeé.

Cuando ya iba a llegar le dije: “Ya me tengo que bajar pero tienes que invitarme a una de esas fiestas”.
“Dale, anota mi número”, me dijo ella.
“¿Qué pasa si no tellamo?”
“”Pues no podríamos volver a vernos”
“O sea que quieres verme mucho ¿no? Dime en una escala del 1 al 10 cuanto quieres verme de nuevo”. Durante todo el tiempo fui muy directo, “kino”, miradas, sonrisas y estábamos comodos con la cercanía de nuestros cuerpos en ese bus.

La modelo se me quedó mirando sin saber qué responder, y luego me dijo con una leve sonrisa “Párala, párala”. Me despedí con el típico beso en la mejilla.
Tal vez no la llame, tal vez no se acuerde de mí, ya estoy acostumbrado a autosabotearme.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Amatoria, Próxima Parada, Verba

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s