La Intervención Económica en Colombia

Introducción.

La intervención del Estado, en forma genérica, es la forma de influir en sus asociados para que modifiquen el comportamiento en cualquier sentido. Entre otras, la mayor intervención es la económica, la cual ejerce el Estado Colombiano a través del Banco de la República como la más poderosa herramienta del intervencionismo estatal.

En Colombia, desde la  Constitución Política de 1811,  nuestro sistema económico se ha inspirado en los principios laisserferistas del Liberalismo clásico que se traducen en el Librecambio o “Economía de Mercado” con fundamento en la Propiedad Privada.

La Constitución aprobada el 19 de marzo de 1812, fue  más liberal porque reconoció los derechos y libertades individuales y la propiedad como pilar fundamental de la economía.

La Constitución de 1821, nuestra primera constitución nacional porque  las anteriores solo rigieron en el Estado de Cundinamarca, de tendencia francamente liberal, fundamentada en la Constitución  de 1812, adicionó los derechos económicos sociales de la libertad de trabajo e industria.

En la Constitución de 1886, bajo el principio de primacía del interés general frente al particular, su intervención en la economía fue formal, sola en el papel,  las herramientas para hacer efectivo el Interés Social brillaron por su ausencia.

No obstante, estableció la soberanía monetaria a través del Banco Nacional con la supresión de las atribuciones de emisión a la banca privada y estableció la moneda legal de curso forzoso. Pero se continuó con un profundo respeto a los derechos particulares.

El finado Ex Presidente Alfonso López Michelsen dijo: “Todas las constituciones colombianas anteriores a 1936 tuvieron la impronta de los principios liberales y cayeron en la supremacía  del laisser faire (dejar hacer) del siglo XIX”. Lo anterior significó que en dicho período no hubo intervención del Estado en la economía porque en el mercado reinó la “Mano Invisible”[1] de la ley de la oferta y la demanda sin el control del Estado. En síntesis, hasta 1936, la intervención del Estado en la economía fue prácticamente   nula.

 

Creación Del Banco De La República.

El Banco Nacional fue remplazado por el Banco de la República en la década de los años veinte, periodo en que Colombia ya tenía una alta deuda externa a causa de los gastos de las “Guerras de Independencia” y Civiles del siglo XIX.

La Junta Directiva del Banco de la República es la Autoridad Monetaria Cambiaria y Crediticia que, coordinada con las políticas económicas y articulada a los programas macroeconómicos aprobados por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES)[2], mantiene, por disposición constitucional, la capacidad adquisitiva de la moneda. Para controlar la oferta monetaria, el Banco de la República, utiliza las tasas de interés, aumentándolas para incentivar el ahorro y disminuyéndolas para incentivar el consumo. Son sus funciones, entre otras, la de ser una Banca para “emisión, determinación y características de la moneda de curso legal, banquero y prestamista de última instancia de los establecimientos de crédito públicos y privados”,  y administrador de las reservas internacionales[3].

 

MEDIDAS INTERVENCIONISTAS EN COLOMBIA PARA REGULAR LAS FUERZAS DEL MERCADO

En el año de 1.931, siendo presidente Enrique Olaya Herrera, se tomaron las siguientes medidas de control del mercado: a) Se implantó un control de cambios, se suspendió la convertibilidad del papel  moneda en Oro, se embargó el oro de manos particulares y se prohibió  el libre comercio del mismo; b) Se expidieron muchas leyes de impuesto para no depender del comercio exterior.

En 1936, siendo presidente Alfonso López Pumarejo, se llevó a cabo una gran reforma social constitucional, que definitivamente acabó con el libre cambio a la usanza de la economía clásica del Liberalismo Manchesteriano y Laisserferista de la Revolución Francesa y norteamericana y se entró a la era del intervencionismo social[4]: a) Se expidió la ley 200 de 1.936 que consagró una gran reforma agraria siguiendo el ejemplo de la reforma mejicana de 1.917. b) Se implantó en forma clara la función social de la propiedad; c) Se implantó la intervención del Estado en la economía; d) Se instituyó el trabajo como obligación social y el derecho a huelga; e) Se instauró la asistencia pública, los derechos y garantía sociales; f) A partir de este gobierno se crearon una serie de instituciones como herramientas de la Intervención Social con centralización política propias de un Estado Unitario y descentralizado por servicios y territorial a nivel nacional, departamental y municipal: como los Ferrocarriles Nacionales, Banco Central Hipotecario, Caja agraria, Instituto de Fomento Municipal, Instituto de Fomento Industrial, Banco Cafetero, Federación Nacional de Cafeteros, Departamentos Administrativos como el

DAS, la Universidad Nacional, el Incomex, el Fondo Nacional de Ahorro, el Banco del Estado,  es decir, el Estado se volvió muy grande absorbiendo mucho presupuesto.

Herramientas De Intervención Al Sistema Financiero.

Esta materializa la intervención económica, con base en los fundamentos constitucionales del Sistema Financiero: artículos 150-19 y 189-25  de la Carta Política y a partir  de la vigencia de la  Constitución de 1991, el Presidente de la República perdió las facultades exclusivas y excluyentes que la reforma constitucional de 1968 le confería para regular omnímodamente  el sector financiero.

El Ejecutivo  puede intervenir la actividad financiera, bursátil, aseguradora y cualquier otra relacionada con el manejo, aprovechamiento la inversión de los recursos provenientes del ahorro privado, sujetándose a los mandatos, objetivos y criterios que en tal sentido el Legislador defina[5].

De acuerdo con la Constitución y la jurisprudencia emanada de la Corte Constitucional, el Órgano Ejecutivo goza de la flexibilidad necesaria  para ejercer en forma dinámica su gestión administrativa y de colaboración, acorde con las pautas y directrices que el  Congreso de la República, quien fija  de manera amplia  por medio de leyes marco sobre determinadas materias  de reconocida complejidad y constante evolución, a fin de  regular  específicamente sobre aspectos que demanden los asuntos previstos en esas normas, pero sin apartarse de los parámetros generales que traza el Órgano Legislativo.

Límites de Crédito a  los Intermediarios Financieros.

La Ley 663 de 1.993 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero autoriza al gobierno para señalar límites de crédito a los intermediarios financieros. El artículo 5 de la Ley 35 de 1993, incorporado al  Estatuto Orgánico del Sistema Financiero en su artículo 49, mantiene la facultad de intervención que la Constitución confiere al Ejecutivo, para efectos de promover la democratización del crédito, pudiendo fijar a las entidades vigiladas,  con  flexibilidad y  para tal fin,  límites máximos  adecuados a la naturaleza y variabilidad del mercado financiero, consistentes incluso en  prohibiciones  temporales para la realización de una determinada actividad y tendientes a concretar los objetivos propuestos por la ley.

Las Unidades de Valor Constante y  Real. (UVR)

La  Unidad de Valor Real (UVR), la cual se calcula con base en el Índice de Precios al Consumidor,  podrá  ser colocada  en el mercado de capitales para facilitar su negociación, aumentar la liquidez del sistema y reducir los costos de intermediación, dando lugar a  la baja en el precio de vivienda, que los ahorradores puedan acceder a una mejor rentabilidad.

El Encaje Bancario.

Son unos  porcentajes mínimos de recursos fijados por el Banco de la República, que los intermediarios financieros  deben mantener congelados en éste banco, o en  efectivos  en sus cajas,  como parte de sus fondos en activos líquidos o activos de reserva para cubrir retiros de sus clientes y disminuir riesgos de los depósitos del público.

Limites de las Tasas de Interés.

Constituyen  el precio por el uso de dinero ajeno, las cuales bajan cuando hay dinero en circulación  y suben cuando se presenta escasez. Hay  varios tipos de tasas, pasiva de captación y la activa de colocación; igual para diferentes tipos de crédito como: para créditos ordinarios de libre asignación o tasa básica de la Superintendencia bancaria, tasa interbancaria, tasa para  microcréditos a fin de  incentivar la pequeña y mediana empresa, la interés de Usura, intereses de consumo, los intereses legales de carácter civil, los comerciales, los de anatocismo, los de créditos preferenciales, CDT, DTF,   Índice de Precios al Consumidor (IPC) o para calcular la corrección monetaria para mantener el poder adquisitivo de la moneda.

Operaciones De Mercado Abierto (OMAS)

Son los principales instrumentos que tiene el Banco de la República para aumentar o disminuir la cantidad de dinero en la economía, es decir, cuando el banco quiere aumentar la liquidez compra títulos o papeles financieros en el mercado y cuando quiere disminuir, vende títulos para recoger dinero del mercado.

 

Sistemas de Tipo de Cambio.

Se trata de la responsabilidad  que asume el gobierno al garantizar el valor de las monedas extranjeras con respecto a la moneda nacional y fija plazos para la vigencia de las tasas de cambio. Las hay fija, Flotantes y flexibles.

La más importante, es la flotante, conocida como la banda cambiaria, definida como los límites dentro de los cuales puede fluctuar la Tasa de Cambio. En su diseño se denominó corredor cambiario al permitir que la flotación de  las divisas se llevara a cabo en un determinado rango, denominados piso que es el nivel mínimo en que el banco central está dispuesto a permitir en el mercado inter bancario en dólares y techo es el máximo dispuesto por el Central para el mismo mercado en dólares.

 

CONCLUSIÓN.

La intervención económica del Estado se puede dar de muchas formas pero fundamentalmente tiene el propósito de modificar el comportamiento de los sujetos económicos a través de incentivos, estímulos, beneficios tributarios, entre otros; o de prohibir o limitar las acciones de los mencionados actores y su principal herramienta es el Banco de la República, como una de las mayores expresiones de la Economía Política.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • ALVIAR RAMÍREZ, Oscar  y ROJAS HURTADO, Fernando. Elementos de Finanzas Públicas en Colombia. Bogotá: Temis, 1985.
  • Constitución Política de Colombia.
  • Decreto Reglamentario 2649 de 1993. Sobre el Marco Conceptual de la Contabilidad.
  • Estatuto Orgánico del Sistema Financiero.
  • MONTENEGRO, Walter. Introducción a las Doctrinas Político-Económicas.  Decimocuarta reimpresión.  México: FCE, 2000.


[1] ALVIAR RAMÍREZ, Oscar  y ROJAS HURTADO, Fernando. Elementos de Finanzas Públicas en Colombia. Bogotá: Temis, 1985. p. 12.

[2] Artículo 340 de la Constitución.

[3] Artículo 371 de la Constitución.

[4] ALVIAR RAMÍREZ, Oscar y ROJAS HURTADO, Fernando. Ob. Cit. p 108.

[5] Artículo 335 de la Constitución.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Próxima Parada, Verba

Comments are closed.