La Gran Hermana

Tema de Reflexión: ¿Cuáles son los posibles límites del derecho en los regímenes totalitarios o el rol del abogado en la construcción democrática o el caso colombiano: violencia sistemática contra la población civil, víctimas y victimarios o los nuevos movimientos sociales y el rol del derecho?

El mundo orwelliano retratado en sus libros ha servido muchas veces como historia cautelar de lo que puede pasar en un mundo en el que el poder es ejercido sin contrapesos, sin límites y sin ningún tipo de derechos de los ciudadanos. El libro de 1948, escrito por el británico Eric Arthur Blair (1903-1950) bajo el seudónimo de “George Orwell”, fue escrito en un momento posterior a la Segunda Guerra Mundial y en que el mundo estaba pasando por un período de transiciones políticas y económicas que fueron fomentadas por los peligrosos gobiernos totalitarios de Stalin, de Hitler, de Mussolini y de Franco.

El omnipresente, omnisapiente y omnipotente Gran Hermano, líder supremo del partido, generando conformismo entre los ciudadanos de Oceanía y reprimiendo duramente los derechos y las libertades, en especial la libertad de pensamiento y de expresión. El impacto simbólico del Gran Hermano ha sido tal que ha sido adoptado en nuestro lenguaje común como sinónimo de una tiranía que vigila constantemente los pensamientos de sus subordinados.

En los últimos 25 años, el mundo occidental está presenciando el nacimiento de otro tipo de tiranía: La Gran Hermana. La Gran Hermana empezó a conformarse desde hace más de un siglo en los países desarrollados como Estados Unidos e Inglaterra con los primeros movimientos por el sufragio de la mujer y luego en los 60 y 70 con el Women’s Lib que propendió por la “liberación sexual de la mujer, su derecho de elegir respecto de su cuerpo y de trabajar en condiciones de igualdad”. Al igual que el Gran Hermano de 1984, la Gran Hermana del Feminismo ha coartado la libertad de pensamiento, de expresión y de acción por medio de la promoción de engaños, verdades a medias, división y mala ciencia, o “estudios de género”.

El Ministerio de la Verdad de la Gran Hermana nos ha repetido incontables veces que vivimos en una sociedad dominada por los hombres a costa de las mujeres y que esta ha sido la realidad a lo largo de la existencia humana. Sin embargo, este “patriarcado” o “machismo institucional” no es más que una verdad a medias. Es verdad que las sociedades humanas han sido gobernadas en su mayoría por hombres, pero este gobierno no ha sido llevado a cabo por los “Hombres”, como gobierno organizado sobre unos súbditos, o las mujeres. Suponer esto es decir que el gobierno del hombre ha sido también para el hombre, en pro de sus intereses como “género”, cuando incontables veces en la historia vemos que se han cometido atrocidades en contra de todos los seres humanos, en general sin importar si solo sus víctimas han sido hombres o mujeres. Sin embargo, el Ministerio de la Verdad nos hace creer que el “patriarcado” existe y ha existido; con el solo fin de legitimar su lucha contra “la opresión de la mujer”.

La Gran Hermana nos ha repetido incontables veces, hasta convencernos, que la autoridad del hombre es opresiva y que es reflejo de sus privilegios por sobre las mujeres, pero ignoran que la autoridad del hombre, política, social, económica, no se ha dado exclusivamente por tener un pene, sino que en ello han intervenido otros elementos, como su disposición para hacer sacrificios, su trabajo duro e incluso sus trampas, no sobre las mujeres, sino sobre sus competidores, otros hombres. La autoridad no es un privilegio de género, sino que es una responsabilidad que se asume, algo que no entienden los feministas, para quienes el poder es algo que se tiene que compartir por el simple hecho de tener una vagina.

Basado en este mito del “patriarcado” y de la opresión de la mujer por los hombres, enmascarado en pegajosos sloganes y frases de igualdad de “género”, el partido del feminismo y la Gran Hermana han sido rara vez contradichos, prosperando en medio de la ignorancia y negligencia de sus cómplices y de sus víctimas quienes llevados por emociones fabricadas, han ayudado a perpetuar sus perjuicios a toda la sociedad. Mirando a la pantalla, los Dos Minutos del Odio están enfocados no en Goldstein sino en los hombres.

En 1984, los sloganes del partido eran: “La Guerra es la Paz”, “La ignorancia es la fuerza” y la “libertad es la esclavitud”. Con el feminismo de la Gran Hermana, son: “La discriminación es igualdad”, “La mujer es igual, pero mejor” y “La mujer es víctima”. Para entenderlos y compartirlos es necesario tener un conocimiento de la neolengua y del doblepensar.

El feminismo les dice a las mujeres que son iguales que los hombres, pero al mismo tiempo dice que son sus víctimas y que por esta razón merecen un trato especial para reducir la brecha. El feminismo dice que las mujeres son iguales que los hombres en todo y que son capaces de hacer lo mismo que un hombre hace al mismo tiempo que promueve leyes de cuotas y estándares más bajos.  El feminismo dice que las mujeres y los hombres son iguales y que tienen los mismos derechos, cuando se establecen leyes en contra del “feminicidio” y “la violencia contra la mujer”, valorándolas como bienes jurídicos de especial protección y obviando la violencia que se comete en contra del hombre.

El feminismo ha confundido que los hombres y mujeres son iguales, con que los hombres y mujeres pueden hacer lo mismo de forma idéntica. Esto ha llegado hasta el extremo de decir que el “género”, como lo que clasifica a una persona como masculina y femenina, es un constructo social en que no interviene la biología. Sin embargo, al mismo tiempo, cada vez que una mujer, idéntica, puede hacer algo mejor que un hombre, gracias a su trabajo o sus capacidades, se atribuye su éxito a que ella es naturalmente una mujer y por tanto mejor que el hombre. Si el hombre puede lograr algo con los mismos méritos, se dice que lo logró gracias al “patriarcado” y sus “privilegios de género”. La Gran Hermana nos dice a todos que Hombre = Mujer, pero al mismo tiempo se contradice con Mujer > Hombre.

En el sentido contrario, tan propio del doblepensar feminista, se ha esparcido la idea de que la mujer es solo valiosa y vista como igual al hombre si puede hacer lo mismo que él. En este sentido, la Gran Hermana odia más a quien se supone defiende que el mismo Gran Hermano a Goldstein. De esta manera, la neolengua distópica feminista dice que la mujer es igual que el hombre, pero que es “oprimida” que él si no puede o no quiere hacer lo que él hace, razón por la cual tiene que desempeñarse como el hombre. Para la Gran Hermana, es opresión si una mujer decide tener hijos y dedicarse a cuidar del hogar. Para la Gran Hermana es liberación si la mujer puede salir al mundo laboral y entrar a competir con los hombres. La familia es “opresión” y el trabajo es “liberación”.

El feminismo además de pintar a los hombres como “opresores” y “violentos”, los ha ido haciendo cada vez menos necesarios para la sociedad. Hoy en día es posible ver que más y más familias crecen sin la presencia de sus padres biológicos, que los hombres pierden empleos frente a mujeres gracias a leyes de cuotas, que los hombres perecen en trabajos indignos que nadie, ni siquiera los feministas y sus leyes de cuotas y de “salarios equitativos”, quieren hacer. Al inocuizar socialmente a los hombres, la Gran Hermana busca reemplazarlos con su poder Estatal para que asuma los roles de padre, líder y proveedor de las mujeres.

La Gran Hermana, enmascarada en un discurso de “igualdad de género”, tan hipócrita como las ideologías de las peores tiranías de las distopías, ha propagado un discurso de odio, de misandria que se ha traducido en los medios, en la política y en las leyes de la sociedad. Hombres han sido muertos gracias al “feminismo”, niños y niñas han sido separados de sus padres y mujeres han sido engañadas con promesas de liberación. Una vez que las leyes de una sociedad están corrompidas de forma corrupta, esa sociedad decae y se enferma. Es por esto que los abogados, dentro de su papel de agentes jurídicos tienen que dejar de jugar el papel corruptor del feminismo y dejar de buscar el lucro que promete y empezar a trabajar como agentes de cambio.

 

Obras consultadas:

AMNEUS, Daniel. Case for Father Custody. [Ebook] http://www.fathermag.com/news/Case_for_Father_Custody.pdf

Betsey Stevenson and Justin Wolfers. Bargaining in the Shadow of the Law: Divorce Laws and Family Distress. [Ebook]

Coleman, G.C. Gender bias in the family courts of Canada: Fact or Fantasy? [en línea] http://www.complexfamilylaw.com/Articles-by-Gene-C-Colman/Gender-Bias-in-the-Family-Courts-of-Canada-Fact-or-Fantasy.shtml

Cynthia A. Mcneely. Lagging behind the times: Parenthood, custody and gender bias in the family court. http://www.law.fsu.edu/journals/lawreview/downloads/254/mcneely.pdf [en línea]

Esther Vilar. El Varón Domado. [Ebook]

Family Courts: Discrimination Against Men for Being Men [en línea] http://www.tigweb.org/youth-media/panorama/article.html?ContentID=4309&start=

HUXLEY, Aldous. Un Mundo Feliz. [Ebook].

Jack Donovan. No man’s land. [Ebook]

Jack Kammer. If men have all the power, how come women make all the rules? [Ebook].

Joan Marler. The Myth of Universal Patriarchy: A Critical Response to Cynthia Eller’s Myth of Matriarchal Prehistory [Ebook]

Matthew Fitzgerald. Sex-Ploytation. [Ebook].

ORWELL, George. 1984. [Ebook].

The Futurist. The  Misandry Bubble. [en línea] traducida al español en https://transmillenium.wordpress.com/2012/02/10/la-burbuja-de-la-misandria-traduccion/

www.avoiceformen.com

www.crimesagainstfathers.com

www.manwomanmyth.com

www.thespearhead.com

Advertisements

2 Comments

Filed under Lex, Próxima Parada, Verba

2 responses to “La Gran Hermana

  1. Pingback: La Religión de nuestra época | Transmillennium

  2. Pingback: El Lenguaje, como todo lo demás, fue Inventado por los Hombres para Seducir a las Mujeres | Transmillennium

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s