No tienes derecho a la felicidad – You are not entitled to happiness by @PlayDangerously

Nota de El Traductor: Esta es una traducción del artículo original de Danger & Play o D&P “You are not entitled to happines”. Danger & Play o D&P,  “An online magazine for alpha males” (Una revista en línea para los machos alfa) es un blog que como Nietzsche diría “A real man desires two things – danger and play. For that reason he chooses woman, as the most dangerous plaything.” (“El verdadero hombre quiere dos cosas: el peligro y el juego. Por eso ama a la mujer: el más peligroso de los juegos” (Así hablaba Zarathustra)). En este blog, su autor publica artículos acerca sobre el game/seducción, inspiración, emprendimiento, dinero, fitness y salud masculina. Igualmente, él tiene otro blog en donde habla de los beneficios de los jugos o juicing para atletas, fisicoculturistas y hombres normales que buscan mejorar su salud: Juicing for Men.

_____________________________

Los dos pilares del feminismo son el narcicismo y el privilegio. A medida que los hombres están siendo feminizados, se están volviendo igual de infelices que las mujeres.

El Narcicismo erróneamente es interpretado para significar vanidad. Si eso fuera cierto, no habrían narcisistas gordos y/o feos. En lugar de denotar vanidad, “narcicismo” es la creencia de que el mundo existe para mí y solo para mí, que cualquier impulso y deseo es por tanto moralmente virtuoso y digno de inmediata satisfacción. (La obesidad explicada en una frase: “Tengo el derecho de satisfacer cualquier antojo que mi cuerpo sienta”).

Consideremos las actitudes de muchos hombres –incluso hombres que leen blogs de game/seducción y que así, están intentando “desenchufarse” del pensamiento dominante. Hombres que siempre están refunfuñando/bitching (nótese que bitching/refunfuñar es un mundo femenino; los hombres de verdad no refunfuñan/bitch) por esto:

  • Los clubes son una mierda.
  • Las mujeres de acá son una mierda.
  • Mis amigos son una mierda.
  • Tener que aprender game es una mierda
  • Gastar dinero en las citas es una mierda.
  • Ir al gimnasio es una mierda.

Si quieres entender la epidemia de narcicismo, agrega para mí en cada una de esas frases. Luego entenderás que los hombres no están bitching/refunfuñando acerca del estado de cosas qua el estado de cosas (ninguno de nosotros es tan sabio e iluminado), pero en su lugar están quejándose por el estado de cosas qua como eso me impacta a mí.

La verdad es que mientras que las mujeres apestan en general, hay gran cantidad de chicos que se están levantando unos muy buenos culitos (pulling hot ass). Algunos de nosotros tenemos amigos legítimos que nos apoyan cuando se necesita. Algunos de nosotros somos los legítimos amigos que están ahí cuando nuestros amigos nos necesitan. Algunos de nosotros tenemos grandiosos momentos en los clubs –incluso en la capital.

Hay más verdades por decir.

Si estás fuera de forma, en la quiebra, no tienes game, no tienes personalidad, tienes una negativa personalidad, estás siempre chillando por cuán inferior es todo el mundo frente a ti (y diciéndole a todo el mundo cuán superior eres), la vida va a apestar, va a ser una mierda para ti. Todo y todos van a ser una mierda, a apestar para ti.

La vida apesta solo para ti cuando sientes tener y abrogarte el derecho a la felicidad.

La mayoría de los hombres piensan que por virtud de simplemente “estar presentes” (showing up) a la vida deberían ser recompensados con riqueza y mujeres –o al menos, que tienen el derecho a una esposa medio decente que les da sexo regularmente y no los engaña, un trabajo de 9-5 (fines de semana libres, naturalmente) que pague lo suficiente para mantener una familia, dos niños, un perro y una cerca blanca en el frente.

¿Por qué tendrías tú el derecho a cualquiera de estas cosas?

En 1922, los estadounidenses vivían con sus familias extensas en casas dilapidadas y andaban de un lado a otro sin zapatos.

hovel

En 1992, yo tenía dos pares de jeans para todo el año escolar. Era gordo. Me molestaban en la escuela. Mi mamá era enferma mental. Estábamos en cupones para alimentos.

Raramente se me escucha refunfuñar, porque cuando naces con tan poco, tu no te sientes con el derecho a nada. Si yo quería conseguirme algo de ropa decente, tenía que salir de mi pueblo natal. Si quería dejar de ser matoneado (bullied), tenía que hacerme más fuerte y duro que los abusadores.

Me enfoqué tanto en vencerlos que mis habilidades sociales se quedaron estancadas. No tenía amigos ni novias. Leí más de 100 libros en comunicación, lenguaje corporal, interacciones humanas, inteligencia emocional, evolución humana, cultura y filosofía. Hoy en día, las cosas son mucho mejores.

La vida es tan simple cuando te das cuenta de que “Todo lo que esta mal es mi culpa. Ya sea que mi respuesta emocional a la situación es la inadecuada o que no estoy haciendo lo suficiente para cambiar mi entorno externo”.

Cuando los chicos refunfuñan y se quejan, todo lo que pienso es “¿Por qué piensas que el mundo debería ser de otra manera? ¿Por qué la vida debería ser diferente para tí? ¿Qué has hecho para que te merezcas el mejor tratamiento?”

Muy bien! Por solo existir estás privilegiado por tu Creador con el derecho inalienable a infinidad de sexo, buenos amigos, dinero en efectivo y juventud eterno.

¿Por qué piensas que haber nacido es un logro? Motivado por billones de años de evolución tu padre se vio obligado a inseminar a tu madre para replicar sus genes. Naciste. ¡Que buen trabajo de mierda, chico! Ahora sentémonos y hablemos de cómo putas eso te hace tan especial.

Después de que termines de contarnos cómo tu vida es una mierda, busca en qué la cagaste. Tal vez eres una persona de mierda que te mereces cada cosa mala que te ha pasado en la vida. Tal vez eres una persona decente que carece de filosofía de vida. Tal vez estás viviendo en la ciudad equivocada, tienes el trabajo equivocado o estás saliendo con las chicas equivocadas.

(Me acostumbré a pensar que padecía de depresión clínica. Después me largué de una ciudad de mierda a una Tierra Dorada. De repente mi depresión estaba curada. Pocos años más tarde, era infeliz de nuevo. Me divorcié y fui feliz.)

Acepta que no tienes derecho a la felicidad. Acepta que si quieres ser feliz, tienes que encontrar qué es lo que te hace feliz. Hacer algunos cambios.

O únete al mismo condenado círculo de apoyo con un montón de viejas, porque los hombres de verdad están cansados de escuchar cómo tu vida apesta y es una mierda. Tu nunca construirás un grupo sólido si tú mismo apestas.

Leave a comment

Filed under Próxima Parada, Rosetta

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s