El Chulo

A mí no se me ocurrió llamarlo así, yo estaba más de acuerdo con el sobrenombre “Jersey Shore.”

Despues de no haber podido entrar a Mondrián (donde me iba a encontrar con Vale) porque la reservación no aparecía en la lista, nos fuimos a Gnoveva donde bailamos y disfrutamos una botella de guaro que le compré al cumpleañero. La pasamos chévere. Estábamos él, su noviesita, la amiguita de su noviesita, dos manes muy normales, una amiga de hace muchos años, su noviesito, una exvecina, mi hermana y yo. [Que manada].

Ya los efectos del guaro se estaban sintiendo entre los chicos, especialmente entre la amiguita de la noviesita y el amiguito chistoson del cumpleañero. Se estaba sintiendo tanto que en lugar de ella estarse besando conmigo, se estaba besando con él (jajaja). Si, se rumbearon jaja sorprendiendo a todos hasta el punto que faltaba que les pidiéramos cuarto.

De un momento a otro llegó el momento de que el amiguito chistoson del cumpleañero se fuera junto con su amigo a quien se la monta con el sobrenombre ‘Cabezón’ al revés. Al parecer ambos no han terminado todavía sus semestres. En el momento de la despedida yo, cual ‘Celestina’ le dije a él que se la llevara, que no la dejara acá, pero el man no concretó, no definió cual pussy dando lugar a que sucediera lo que sucede cuando uno no define y que relato a continuación:

Bueno, ya se fue el par. Seguimos bailando cerca de la barra del sitio. Los efectos del guaro se hicieron más fuertes en cada uno de nosotros, menos en mí porque yo siempre estoy sagaz. Cuando de un momento a otro, un man muy normal, no tan alto, no tan bonito, pero eso si, más sagaz que todos se le acercó a la amiguita de la noviesita de mi amigo el cumpleañero.

Lo primero que se me vino a la mente al verlo: “Jersey Shore”. Solo que él era más feo.

Empezaron a bailar reggaetón bien pegaditos. Muy pegaditos, muy juntitos, juntando sus cuerpos, sus caras…sus labios. Espera ¿Sus labios? ¡Que putas!

¡Ouuuuuuhhh yeaaa! (jaja me acuerdo de alguien al leer esto) El chico supo ver su oportunidad: la chica estaba borracha, caliente por el que se acababa de ir y estaban bailando reggaetón pegados en la oscuridad (Nota: por eso es que hay que aprender a bailar, hace la escalada mucho más rápida).

No se queda solo ahí.

Pues, todos vimos el relajo y la guachafita que se estaba formando (yo en mi mente estaba tomando notas y alistando mi brazo para darle un high five a “Jersey”). Mi amigo el cumpleañero y su novia se miraron y me miraron como diciéndome que la salvara. Yo no voy a cockblokear a nadie y mucho menos por una pelada que por muy linda y sexy que me parezca (ella es ojiverde, alta, castaña, blanca, baila bien y se ve que es de ‘buena familia’) no me atrae (y mucho menos después de verla compartir saliva con dos manes en el intervalo de una hora). Muchísimo menos aún voy a ser un White Knight, yo no estoy para cuidarle la virtud a nadie, que cada cual haga con su trasero un candelero.

El caso, es que la salvaron. Cockbloquearon al tipo y la pelada siguió ahí bailando como si nada.

Ahora viene la razón de por qué lo llamaron “El Chulo”,

El man eyectó. Se sacudió esto. Y se puso a bailar con otra. Y luego con otra. Y después con otra. Intentó besar a otra, pero ella se negó. Una le negó el baile, pero él siguió dando vueltas por el establecimiento, viendo las ‘presas’ que se salían de sus respectivas ‘manadas’ y listo a atacar (Aquí en Colombia la gente va a los bares y discotecas no a conocer gente nueva como en USA, sino que la gente se hace en círculos para bailar y beber entre sus amigos y conocidos, cerrándose mucho a conocer a gente nueva, en especial manes que no son del grupo sin levantar sus celos y evitar muchas veces peleas ver Bang Colombia). Por ello “El Chulo” porque agarraba cual ‘carroña’ andaba suelta. Yo por mi parte prefiero la ‘carne fresca’.

Lo creepy era que mientras el tipo iba dando vueltas por el establecimiento, buscando su próxima ‘víctima’ lo seguía un tipo mayor, como de unos cuarenta/cincuenta y pico de años, yo no sé, pero se notaba mucho en un mar de gente joven, el tipo más viejo que vi en la noche quizás. El tipo era un poco más moreno, narizón, tenida un peinado relamido hacia atrás tapando sus entradas y una camisa azul. Feo el HP. Él esperaba al “Chulo” mientras él iba y hablaba o sacaba a bailar a alguna de las chicas. Me pareció extraño y un poco sospechoso. ¿Era su papá? ¿Su Master? ¿Su compañero de crimen? Quién sabe.

Dio su ronda, bailó con un par y volvió a donde nosotros. Pero esta vez intentó sacar a bailar a mi hermana. ¡Vete a la mierda Chulo! Se alejó. Repitió su ronda. Volvió a querer sacar a la pelada con la que había bailado. No lo dejamos. De hecho bailé con ella también de la misma manera en que había bailado con los dos anteriores, solo que sin el baile de lenguas. “El Chulo” se alejó y continuó su ronda en el cielo. Volvió y esta vez volvió a bailar con ella, solo que sin beso. Mis amigos lo espantaron chu chu chu. “El Chulo”, insistente, volvió, pero ella ya no le puso atención y él se fue a continuar con su rutina de la noche, seguido del viejo raro.

Lo observé todo con tanta seriedad y abnegación (ya no admiración) que por momentos me perdí e ignoraba a todos incluso a la chica con la que me puse a bailar. Tomé notas mentales de todo. De su actitud, de la forma en que bailaba con las viejas y cómo escalaba con ellas, de la forma en que aunque lo rechazaran iba y bailaba con otra y con otra. Observaba tan seriamente que de repente noté a un tipo robusto y más bajo que yo, con camiseta negra y gafas quien estaba detrás de mí junto a un gordo más alto que yo. Lo miré de reojo.

“¡¿Muy bravito o qué?!”

“¡¿Ah?!”

Me agarra del cuello cual Biff Tanner agarrando a George McFly, el padre de Marty McFly en Back to The Future, solo que sin el coscorrón y sin decirme “Hello…Hello…”

Empujé al borracho y lo ignoré. Mucho después me di cuenta que lo estaban sacando los de la camiseta de Staff.

Pronto fue tiempo de irnos de Genoveva. La chica de los besos se empezó a separar del grupo pero no la dejé irse a comprar chicles a las 2 de la mañana pasando la calle sin mirar a los lados. Mi amigo el cumpleañero y su novia la metieron en el taxi y se fueron los tres juntos.

Advertisements

2 Comments

Filed under Amatoria, Próxima Parada

2 responses to “El Chulo

  1. Lol the guaro had you going and tipsy as hell lol! So the guy who was tryna do his thing with your buddy’s girls friend, he looks like Mike the Situation or his size?

  2. The thing I like about Reggaeton tocando en la pista, especialmente las canciones las cual tienen sus ritmos a lo lento, is that it makes you want to bailar bien pegadito. I notice el chico took advantage of his opportunity to dance al oscuro. But I like that you didn’t try to cockbloquear lo que estaba sucediendo. Dale hi5 de Jersey lol!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s