Los Dieciséis Mandamientos por @heartiste

Nota de El Traductor: Primero “Citizen Renegade”, luego “Rossy” (por el que es más conocido) y hoy “Chateau Heartiste” es el pseudónimo de el autor/autores del blog …donde las lindas mentiras mueren (“…Where pretty lies perish”), quien(es) desde Washington D.C., con sus agudas observaciones de las mujeres y de la ciencia imparte(n) sabiduría sobre el game, principios aplicables a todas las interacciones entre hombres y mujeres, tales como The Sixteen Commandments of Poon.

_______________

The Sixteen Commandments Of Poon

July 8, 2008 by CH

I. Nunca digas “Te amo” primero.

Las mujeres quieren sentir como si tuvieran que superar obstáculos para alcanzar el corazón de un hombre. Anhelan el reto de capturar el interés de un hombre que tiene a otras mujeres detrás compitiendo por su atención, y finalmente prevalecer por sobre su renuencia a premiarla con su comprometida exclusividad. El hombre que da su mundo emocional demasiado fácil, priva a las mujeres de la satisfacción de ganar su amor. Aunque puedas estar enamorado de ella, no lo digas antes de que ella lo haya dicho. Muestra compasionada restricción por su necesidad de alcanzar la plenitud de su Yin. Inspírala a que dé el salto por ti y ella regresará el favor multiplicado por mil.

II. Ponla celosa

Coquetea con otras mujeres al frente de ella. No disuadas a otras mujeres a que dejen de flirtear contigo. Las mujeres jamás lo admitirán, pero los celos las excitan. La idea de tu yéndote con otra mujer la calentará sexualmente. Ninguna chica quiere a un hombre que no otra mujer quiere. Quien logre en una relación controlar la tormenta de celos, controla la dirección de la relación.

III. Harás que tu misión, no tu mujer, sea tu prioridad.

Olvida todos esos clichés románticos del protagonista masculino proclamando su amor eterno por la mujer que lo completa. Sin importar cualquier protesta al contrario, las mujeres no quieren ser “La única” ni el centro de la existencia de un hombre. Ellas, de hecho, quieren subordinarse al propósito de la vida de un hombre, ayudarlo a lograr tal propósito con su apoyo femenino y seguir el camino que él deje. Debes respetar la integridad de una mujer y no engañarla para que no piense que es tu “mundo entero”. Ella no es tu todo, y si ella lo es; pronto no lo será más.

IV. No juegues con sus reglas

Si le permites a una mujer que haga las reglas, ella te resentirá con un ardiente desprecio que ningún violador puede inspirar jamás. La mujer más fuerte y la más estridente de las feministas quieren ser guiadas y estar sometidas a un hombre más poderoso. La polaridad es el corazón de una saludable y amorosa relación. Ella no quieren la prerrogativa para caminar encima de ti con sus caprichosas demandas y mercuriosos cambios de ánimo. Sus emociones son un huracán, su alma es una saboteadora. Piensa en tí mismo como el último bastión contra su tempestad. Cuando ella se quiera agarrar a un pilar para aguantar los azotantes vientos o anhelos por una figura de autoridad que envuelva sus peores instintos, serás tú quien va a estar allí… fuerte, sólido, infranqueable e inamovible.

V. Adhiérete a la proporción áurea.

Dale a tu mujer los 2/3 de todo lo que ella te de. Por cada tres llamadas o textos, devuélvele dos. Tres declaraciones de amor ganan dos de vuelta. Tres regalos; dos invitaciones a salir. Dale dos muestras de afecto y detente hasta que ella haya respondido con tres más. Cuando ella hable, responde con menos palabras. Cuando ella se emocione, tú te emocionarás menos. La idea detrás de la proporción áurea es doble –establece tu más alto valor al hacerla perseguirte y demuestra que tienes el autocontrol para evitar involucrarte en sus dramas personales. Abstenerse a reciprocar todo lo que ella hace por ti en igual medida, inculca en ella la propia actitud en alabar tu mayor estatus. Hacia lo más profundo de sus muslos, eso es lo que ella más desea.

VI. Déjala adivinando.

Fiel a sus inescrutables naturalezas, las mujeres hacen preguntas a las cuales no quieren ninguna respuesta directa. Desafortunado el hombre que responde directo –su destino es el sufrimiento del beta. Evade, provoca, ofusca. Ella prospera cuando tiene que imaginarse lo que piensas de ella y se marchita cuando sabe exactamente lo que sientes. Una mujer puede querer seguridad familiar y financiera, pero ella no quiere seguridad pasional. De la misma manera, cuando ella te contraríe, castiga rápidamente; pero cuando ella te haya hecho bien, recompensa lentamente. Recompensa su buen comportamiento de manera intermitente e impredecible, y ella jamás se aburrirá de trabajar duro para querer complacerte.

VII. Siempre ten dos en el bolsillo.

Nunca te permitas ser un “hombre comprometido” (tomado). Un hombre con opciones es un hombre sin necesidades. Da confianza y promueve la audacia con las mujeres el tener otra, una red de seguridad que te atrape en caso de resbalarte y arriesgar un rompimiento, un divorcio o la pérdida de un prospecto, y evitar así la soledad y un período de “sequía”. Una mujer sabe que una vez que se ha acostado con un hombre ella ha abdicado una medida de su poder; cuando se ha enamorado de él, ella ha rendido casi todo. Pero el amor es efímero y con el tiempo ella puede que redescubra su poder y amenace con dejarte. Es su último recurso, su As bajo la manga. Retirar todo su amor y todo su cuerpo en un instante romperá tu alma si te enfrentas a contemplar el vacío abismo solo. Saber que hay otra a la que puedes ir en busca de afecto fortalecerá tu voluntad y mantendrá satisfecha tu hombría.

VIII. Di que lo sientes solo cuando sea absolutamente necesario.

No digas un “lo siento” por cada cosa que hagas. Es una posición de sumisión que ningún hombre debe adoptar de manera reflexiva, sin importar cuán alfa sea. Disculparse incrementa la demanda de más disculpas. Ella se acostumbrará a esperar tu remordimiento, a la manera en que un gato espera su comida a la misma hora todos los días. Así, tu valor se disminuirá en sus ojos. EN lugar de ello, si has cometido error, debes reconocer tu culpa de una manera pasajera sin recurrir a las palabras “Lo siento”. Haz una maniobra Bill Clinton y di “Errores fueron hechos” o dile que te “sientes mal” por lo que acabas de hacer. Se te permite hacer solo dos gratuitos “Lo siento” durante la vida de tu relación; úsalos con prudencia.

IX. Conecta con sus emociones

Diferénciate de otros hombres y conecta con el paisaje emocional de una mujer. Su mente es un mundo extranjero que requiere navegación profunda para alcanzar tu rendezvous. Retoza en la marea de sus emociones en lugar de en el árido desierto de su lógica. Se juguetón. Emplea todos tus sentidos. Describe en vívido detalle escenarios para incendiar de pasión su corazón. Dale rienda suelta a sus emociones. QUE DEAMBULEN. Qué buena palabra, “Deambular”. No estás en un camino lineal con ella. Están DEAMBULANDO, yendo juntos en una aventura. En este mundo, no hay necesidad de ideas finales ni de llegar a conclusiones. Solo está la necesidad de EXPERIMENTAR. Estás tomando su mano y llevándola por un pasadizo laberintico sin final,  riendo y dejando que sus dedos se deslicen por las paredes adoquinadas del camino.

X. Ignora su belleza

El hombre que entrena su mente a contener los centros de recompensa de su cerebro al reflexionar sobre un hermoso rostro femenino, mágicamente transformará sus interacciones con las mujeres. Su aprehensión y timidez se derretirán, pavimentando el camino a una interacción más honesta y dueña de sí misma con los objetos de su deseo. Esta es una razón por la cual los más grandes lotarios se ahogan en más amor del que pueden manejar –a través de experiencias positivas con muchas mujeres hermosas, ellos pierden el asombro que la belleza una vez les producía y, a su vez, dejan de paralizarse por su encanto. Esto te ayudará a adquirir el marco mental adecuado para dejar de usar las palabras sexy, linda, preciosa o hermosa para describir a las mujeres que te atraen. En su lugar, di hacia tus adentros que “ella es interesante” o “puede que valga la pena conocerla”. Nunca halagues a una chica por su apariencia, especialmente a una chica que no te estás cogiendo. Apaga esa parte de tu cerebro que quiere ponerlas en pedestales. Más avanzado entrenamiento para alcanzar este estado de apacible trascendencia Zen es dormir con muchas MUCHAS mujeres atractivas (intenta evitar acostarte con demasiadas mujeres feas si no quieres que el efecto se revierta). Pronto, un amante Jedi, serás.

XI. Sé irracionalmente confiado

Sin importar tu estación en la vida, paséate por la vida sin apología ni excusa. No importa si objetivamente no eres el mejor hombre que una mujer pueda conseguir; lo que importa es que pienses y actúes como si lo fueras. Las mujeres tienen un instinto perruno para descubrir las debilidades en los hombres; no se los hagas fácil. La autoconfianza, garantizada o no, dispara repuestas emocionales y sumisas en las mujeres. La confianza irracional, te traerá más concha que el derrotismo racional.

XII. Maximiza tus fortalezas, minimiza tus debilidades.

En el mejoramiento de nosotros mismos como hombres, atraemos a las mujeres a nuestra órbita. Para alcanzar esta atracción gravitacional de la manera menos dolorosa y más eficientemente posible, debes identificar tus talentos y defectos naturales, y parcelar tus esfuerzos coherentemente. Si eres un bromista superdotado, no pierdas tu tiempo ni energías intentando aumentar tu estatus en el debate filosófico. Si escribes bien, pero bailas pobremente, no te mates intentando expandir tu varonil influencia en la pista. Tu objetivo debe ser atraer mujeres sin ningún esfuerzo, así que juega con tus fortalezas, sin importar cuales sean. Hay una groupie para cada logro masculino. Excepto World of Warcraft.

XIII. Erra en el lado de demasiada audacia en lugar de demasiado poca.

Tocar a una mujer inapropiadamente en la primera cita te llevará más lejos que no tocarla. No dejes que la falsa indignación de una mujer a tu atrevimiento te tambalee; en secreto aman cuando un hombre agresivamente persigue lo que quiere y hace conocidas sus intenciones sexuales. No tienes que ser un patán, pero si no tienes de otra, ser un patán desconsiderado mata ser un beta educado, todas las veces.

XIV. Cógetela bien.

Cógetela como si fuera tu última cogida. Y la de ella. Fornícala tan bien, tan duro, tan lascivamente, tan pródigamente que de ella no quede más que una masa trémula y brillante de carne y fluidos. Escúrrela toda, luego escúrrela un poco más. Apodérate de su cuerpo, aprópiate de su gratitud, apodérate de su amor. Si no sabes cómo, aprende a darle orgasmos chorreantes.

XV. Mantén tu Estado bajo control.

Eres un Roble. No eres manipulado por lloriqueos, gritos, mentiras, juegos mentales, abstinencia sexual, celos, falsa compasión, shit tests, calor/frío/calor/frío, actos de desaparición o culpas. Ella lloverá y relampagueará a tu alrededor y tu la refugiarás hasta que la tormenta pase. Ella no te arrastrará a su caos ni te sacará de tus raíces. Cuando hayas adquirido la maestría sobre ti mismo, tendrás maestría sobre ella.

XVI. Jamás temas perderla

No debes temer. El miedo es el asesino del amor. EL miedo es el triunfo del ego que trae soledad abyecta. Enfrentarás tu miedo cara a cara. Permitirás que pase de lado y a través de ti. Y cuando tu miedo-ego se haya ido, te girarás y le darás la cara a tu amante y solo tu corazón quedará. Caminarás por la puerta cuando ella haya violado tu integridad. Dejarás que ella camine por la puerta cuando su corazón se cierre a ti. Ella quien puede destruirte, puede controlarte. No le des ese poder sobre ti. Ámate antes de amarla.

***

Cuanto más al pie de la letra sigas estos mandamientos, más fácil encontrarás y mantendrás, verdadero amor incondicional y felicidad en tu vida.

Los mejores deseos,

Tu Amo y Señor

Advertisements

4 Comments

Filed under Amatoria, Rosetta

4 responses to “Los Dieciséis Mandamientos por @heartiste

  1. siente como tienes a los hombres en tus manos y haces con ellos lo que quieres con unos buenos masajes final feliz
    http://sutramasajes.com/noticias/masaje-prostatico-que-es/

  2. Pingback: Los Efectos de la Emasculación (Subtitulados en Español) | Transmillennium

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s