Reseña: “No te mueras sin decirme a dónde vas”

Lista de Reproducción con partes 1-9

SINOPSIS[1]:

“No te mueras sin decirme a dónde vas”, del aclamado cineasta y filósofo argentino Eliseo Subiela (“El lado oscuro del corazón”, “Hombre mirando al sudeste”, “Despabílate amor”, etc) relata la historia de Leopoldo, un humilde empleado de una sala de cine de barrio, pero con grandes dotes de científico. Leopoldo logra inventar un increíble recolector de sueños, un aparato que registra los sueños en los que encontrará de manera reiterada una hermosa mujer que al parecer corresponde a la mujer de sus sueños y que, al parecer, es alguien conocida.

Ese inesperado encuentro le permitirá a Leopoldo acceder a otra dimensión, a una paralela a “la realidad” a lo habitual que lo impulsará a cuestionarse acerca del sentido de la ciencia de la realidad, de la verdad, de la vida, de la relación con su esposa y con su propia existencia.

Premiada en el festival de Stitiges y en el Festival de Montreal, “No te muera sin decirme a dónde vas” es una magistral obra que se puede constituir en un buen pretexto para preguntarnos por los límites entre la realidad y la irrealidad, entre lo humano y lo inhumano, entre la ciencia y el arte, entre la vida y la muerte, y por otros temas relacionados con el sentido de la existencia humana.

FICHA TÉCNICA:

Dirección: Eliseo Subiela (Buenos Aires, 1944)

Protagonistas: Darío Grandinetti (Leopoldo), Mariana Arias (Rachel), Oscar Martínez (Oscar)

País: Argentina.

Año: 1995   Duración: 120 min.

PREGUNTAS DE ANÁLISIS[2]:

1. ¿Por qué el título de la película? En otras palabras: ¿Cuál es la relación que existe entre el título de la película y el contenido de la misma?

Al morir, los espíritus se dirigen hacia “una luz” ubicada “al final del túnel” que los conduce al cielo o que los lleva de nuevo a la vida: a reencarnar. Rachel, un espíritu, buscando el espíritu de William, su amante eterno, se ha extraviado en este “túnel” por lo que ella regresa al mundo material en su búsqueda y por su miedo a nacer para no “sufrir”.

Leopoldo, un proyeccionista de cine e inventor es la verdadera reencarnación de William. Él tiene sueños recurrentes con una mujer que pudo haber amado en el pasado; él ve a Rachel y siente que quiere encontrarse con ella.

Leopoldo con su “recolector de sueños” puede ver a su amada, con quien se encuentra un día: Él está vivo y ella es un espíritu.

Desde este reencuentro, el amor entre Leopoldo (“reencarnación” de William”) y Rachel va aflorando de lo más profundo de sus espíritus. Sienten la necesidad de tocarse, de besarse y de sentirse: cuando lo logran, Rachel vence su miedo a vivir, pero sin antes despedirse de Leopoldo expresándole lo que sintió cuando se perdieron el uno al otro en el “túnel” diciéndole: “No te mueras sin decirme a dónde vas”.

2. ¿Cómo explicar que se fortalezca la relación de Leopoldo con su esposa, luego de “ponerle los cachos” con una mujer ideal? ¿Acaso no se trata de algo absurdo?

Leopoldo no es soltero, está casado con Susana, quien lo entiende de a ratos pero por quien siente un profundo cariño a pesar de que ella sea infértil. La pareja tiene sus discusione, más que todo, por el “proyector de sueños”, que insume mucho tiempo de Leopoldo y le causa los reproches de Susana quien le exige atención y cariño.

Desde que Leopoldo empezó a soñar con Rachel, y desde que la “proyectó” en su invento, empezó a verla, a hablar y a enamorarse de ella, mostrando frialdad hacia Susana.

Este enamoramiento por Rachel, al comienzo volvió distraído a Leopoldo, pero después se manifestó como un fortalecimiento de los lazos matrimoniales entre Leopoldo y Susana. Puede que el matrimonio haya necesitado un respiro o su ausencia para disipar muchas dudas y para fortalecer el amor al extrañarse. “La ausencia reduce las pasiones pequeñas e intensifica las grandes, así como el viento apaga una vela y aviva el fuego”[3].

3. ¿Qué aspectos o facetas de la vida de Leopoldo entran en crisis o cambian a raíz de su relación con Raquel? ¿Por qué entran en crisis o cambian?

Cuando Leopoldo se aísla de su familia y de los demás por “estar hablando solo”, se empieza a correr el rumor de que está “loco” y que necesita atención siquiátrica. Esto afecta su vida personal con Susana y acelera la clausura del Cine donde trabaja. Pero su “distracción” o su enamoramiento por Rachel, no lo hacen infeliz sino por el contrario, hacen de él alguien más feliz, quien va a encontrar soluciones para sus diferencias con su esposa.

4. ¿Cómo entender que sea Carlitos (“un conjunto de latas”), además de Leopoldo, el único “ser” capaz de detectar la presencia de un “espíritu”: Raquel? ¿Existe quizá algunarelación especial entre Leopoldo y Carlitos o los dos tienen alguna habilidad exclusiva para que sean capaces de percibir a Raquel?

Otro personaje, aún sin nombrar, es Carlitos: “un conjunto de latas”, que fue inventado por Oscar, el mejor amigo de Leopoldo. Él, al igual que Leopoldo y su “matica”, puede percibir la presencia de Rachel e interactuar con ella dentro de los parámetros posibles por su programación.

Carlitos es muchas veces el personaje que mejora el ambiente de tensión e incertidumbre que se muestra en la trama del film. Este “conjunto de latas” es la parte cómica que hace que los demás se enternezcan y estén en contacto con sus emociones. Siempre logra esto, con un apunte chistoso y muy “argentino” al tiempo.

5. ¿Qué pasa con los límites entre la realidad y la ficción, según lo que nos muestra la película?

No te mueras sin decirme a dónde vas, muestra una línea muy delgada entre la fantasía y la realidad. Entre el “recolector de sueños” y la cotidianeidad de los personajes.

Muestra que la “vida es como un filme, donde Dios es el proyeccionis


[1] Sinopsis escrita por el Docente y Filósofo Álvaro Iván Amézquita Castañeda.

[2] Preguntas de Análisis formuladas por el Docente y Filósofo Álvaro Iván Amézquita Castañeda.

[3] La Rochefoucauld. (1613-1680).

Advertisements

Leave a comment

Filed under Films, Próxima Parada

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s