La Rama Dorada

En La Eneida, libro VI, para que Eneas pueda ir de ida y vuelta al Hades en aras de ver a su difunto padre, tuvo que probar su “origen divino, a quienes Júpiter hizo objeto de su amor”, como le advirtió Deiphobe, la Sibila de Cumae. Para tal efecto, ella, poseída por Apolo, le indicó que uno de los requerimientos que tenía que cumplir, además de sepultar a su amigo que sibilinamente predice morirá [Miseno] y ofrecer ovejas negras en sacrificio, era menester buscar en el oscuro bosque la rama dorada de un árbol roble que solo puede encontrar con la ayuda de un par de palomas, “las aves de su madre” Venus (Virgilio 224). La rama dorada de quercus, –según se ha interpretado por Sir James Frazer— al ser el árbol de Júpiter (Frazer 147), simboliza el antiguo linaje de los reyes Silvios del Alba Longa, predecesores de los reyes de Roma, de quienes Eneas fue su mítico ancestro y fundador[1].

Aeneas and Charon by Wenzel Hollar

Aeneas and Charon by Wenzel Hollar

El sacrificio ritual de Misenus junto con el encuentro de la rama dorada como requisitos de entrada al otro mundo en la Eneida se asemejan al sacrificio que en la Odisea hace Ulises quien, guiado por Circe a las fronteras del mundo, sacrificó ovejas y con su sangre invocó al profeta Tiresias quien llevaba un cetro de oro.

Odiseo_Tiresias[1]

El color dorado y su parecido a las runas /ᚠ/Fehu/Feoh (Riqueza), /ᚩ/Ansuz/Óss (Prosperidad) y  /ᛉ/ Algiz/Eolh (Protección de los enemigos) le confieren también a la rama dorada de Eneas un significado que se remonta a los dioses del panteón nórdico y su semejanza en ciertos aspectos con la mitología griega de la cual Virgilio retoma en el Libro VI de la Eneida.

Runa FEOH

Runa OSRuna EOLH-SECG

La rama dorada aparece también en la mitología musulmana donde Mahoma excavó con su espada una tumba que le reveló la rama dorada y trajo consigo el recuerdo la memoria del último de los Thamud y la rama dorada[2]. Igualmente, en el final de su propia épica, Gilgamesh, guiado al comienzo por Sidush, está a la búsqueda de una planta oculta en lo profundo del Dilmun, “las aguas de la muerte”, la cual le devuelve la juventud pero que pierde en un descuido.

C5L3D00Z[1]

Otro significado que Frazer (601) le atribuye a la rama dorada el de una antorcha que ilumina el camino oscuro que va más allá de “la puerta del sombrío Plutón”. Igualmente evoca la zarza ardiente (Éxodo 3:5-14) que en el desierto le reveló a Moisés que tenía que liberar a los israelitas del yugo egipcio en nombre del Dios de los judíos. Si se comparara a los ojos de Joseph Campbell esta coincidencia en el significado revelador del camino en los mitos de Eneas, fundador de Roma; y de Moisés, liberador de los judíos, se puede concluir con el autor que se trata de ejemplos del Monomito (47)[3]. Sin embargo y a pesar de todos los significados que se le puedan a tribuir, la Rama Dorada sigue siendo un misterio.

tumblr_m6306nKNlM1r9p7j5o1_1280[1]

Campbell, Joseph. The Hero with A Thousand Faces. s.f. 25 de febrero de 2015 <http://www.yourskypeschool.com/book_yss_eng/Campbell_Joseph-The_Hero_With_A_Thousand_Faces.pdf&gt;.

Frazer, James George. The Golden Bough: A Study in Magic and Religion. s.f. 24 de febrero de 2015 <http://www.hermetics.org/pdf/Sir_James_Frazer_-_The_Golden_Bough.pdf&gt;.

Virgilio. La Eneida. s.f. 24 de febrero de 2015 <http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/V/Virgilio%20-%20La%20Eneida%20%28en%20verso%29.pdf&gt;.

james-george-frazer-the-golden-bough[1]

[1] “(…)Virgil makes Aeneas carry a glorified bough of mistletoe with him on his descent into the gloomy subterranean world. The poet describes how at the very gates of hell there stretched a vast and gloomy wood, and how the hero, following the flight of two doves that lured him on, wandered into the depths of the immemorial forest till he saw afar off through the shadows of the trees the flickering light of the Golden Bough illuminating the matted boughs overhead.” (Frazer 601)

[2]https://books.google.com.co/books?id=OVXC72Td6CsC&pg=PA93&lpg=PA93&dq=the+golden+bough+aeneid&source=bl&ots=WLoNXdNsf2&sig=Hn9hpWZImM21ZOTIcBbijFB84uU&hl=es-419&sa=X&ei=KaruVPPLEYuxggTt34CQBw&ved=0CFwQ6AEwCDgK#v=onepage&q=the%20golden%20bough%20aeneid&f=false

[3] “ The Hero and the God : The standard path of the mythological adventure of the hero is a magnification of the formula represented in the rites of passage: separation—initiation—return, which might be named the nuclear unit of the monomyth.

A hero ventures forth from the world of common day into a region of supernatural wonder: fabulous forces are there encountered and a decisive victory is won: the hero comes back from this mysterious adventure with the power to bestow boons on his fellow man.” (Campbell 47)

Advertisements

Leave a comment

Filed under Verba

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s