Monthly Archives: November 2012

Quote of Quote: The Self-Awareness of the Narcissist

The Narcissistic Awareness model finds that although narcissists are likely to make a positive first impression, even the narcissist realizes that over time others do not view their performance as positive as their own self-perception.

This provides one reason why Narcissists continually seek out new people to impress. They know from experience that as people get to know them, their impression of the N will not be as positive.

“Narcissists’ failure to pursue long-term relationships and friendships may reflect their awareness that only new acquaintances see them in a positive light.”

Ultimately, “Narcissists understand that others do not see them as positively as they see themselves. Second, they understand that their reputation is more positive in a first impression context than among people who know them well. Third, narcissists describe themselves and their reputation as narcissistic.” (But they don’t necessarily view this as a bad thing.)

Narcissists have a degree of self-awareness. It’s just that they don’t/won’t change.

via The Self-Awareness of the Narcissist.

Leave a comment

Filed under Próxima Parada, Proverbia

Así es como me siento cuando una pelada linda me dice que ya tiene novio…

Leave a comment

Filed under Films, Próxima Parada

¿Cómo es que los prisioneros se vuelven tan musculosos? (traducción)

Nota del Traductor: Este es una traducción no autorizada del artículo original How Prisoners Get So Muscular escrito por el gran Victor Pride en BoldandDetermined.com . Victor Pride es también el autor de Body of a Spartan, su guía personal de cómo dejó de ser un débil flacucho y empezó a patear traseros a la manera de los guerreros de las Termopilas; 30 Days of Discipline es un “entrenamiento para la mente” que consiste en treinta días de retos, o hábitos dispuestos de tal forma que te ayuden a convertirte en un mejor hombre al incrementar tu productividad, tu orgullo en ti mismo, y tu actitud.

_____________________________________________________________________________________

Nota del autor: Habiendo nunca estado en prisión, el artículo a continuación es mera especulación. Disfrútelo.
Todos hemos visto fotos o videos de prisioneros y nos hemos maravillado con su increíble desarrollo físico. Mientras nadie quisiera estar en su predicamento, muchos de ellos tienen cuerpos que hacen que la mayoría de los hombres promedio tengan envidia. Una pregunta es a menudo hecha: “¿Cómo es que los prisioneros se vuelven tan grandes?”. Después de todo, ellos tienen una dieta terriblemente carente de nutrición, probablemente no toman ningún suplemento, algunos de ellos no tienen pesas para levantar, hacen ejercicio aparentemente sin parar. De hecho, todo lo que ellos hacen en lo que respecta al entrenamiento muscular va en contra de todos los conocimientos convencionales de comer al menos 1 gramo de proteína por cada libra de peso corporal, que no hay que comer más de 3 o 4 veces a la semana, de beber agua sin para, tomar suplementos, descansar cuando se esté fuera del gimnasio, que dice que los ejercicios con el peso del cuerpo/calistenia (bodyweight excercises) no aumentan los músculos, que dice que hay que ejercitar un músculo por sesión solo una vez por semana y que no hay que hacer ejercicio por más de 45 minutos al día.
Este es otro ejemplo de por qué los consejos *convencionales* siempre están mal.
Los reos no siguen ninguno de los consejos que aparecen en las revistas y tienen los cuerpos para demostrarlo. Así es como lo hacen:

1) Ellos tienen que ponerse grandes y fuertes: Cuando ellos entran, ellos no tienen la duda de que seguramente serán uno de los tipos más pequeños y débiles del lugar. En un océano de tiburones ellos son las focas. Ellos TIENEN que volverse más grandes. Ello no es una opción. Programan sus mentes para lograrlo y lo hacen con una firme determinación. A los debiluchos los joden, a los fuertes no. Lo que la mente cree, el cuerpo logra.
prison-monsters

2) Tienen altos niveles de testosterona: Los tipos que van a la cárcel tienen más altos niveles de testosterona que el promedio. Luego ellos son puesots en un ambiente que rebosa de testosterona y sus propios niveles se disparan al techo. Simplemente tienes que tener altos niveles de T para sobrevivir, para estar alerta todos los días, dispuesto a pelear o matar a la más pequeña señal de peligro. La Testosterona es el bloque de construcción de los músculos y estos tipos están cargados de ella.
prison_fight_fo
3) Ellos se ejercitan rutinariamente: Los prisioneros siempre hablan de sus rutinas y de lo importantes que son para ellos. Todo está programado en un horario para ellos y ellos no dudan en esperar el momento en que puedan volver a levantar (lift). La rutina es la forma en que cualquiera se vuelve musculoso, ya sea dentro o fuera de prisión. Incluso el hombre más promedio que sigue un estricto programa durante un período de años se volverá muy, pero muy musculoso y fuerte. ¿Cuántos hombres libres son capaces de deicarse determinada y disciplinadamente al gimnasio por un período de 10 años o más?

San Quintín. Incluso en 1947 los prisioneros se estaban poniendo bien marcados (jacked)

San Quintín. Incluso en 1947 los prisioneros se estaban poniendo bien marcados (jacked)

4) Ellos levantan en serio: Con un patio lleno de monstruos que te miran, tu no solo tienes que parecer fuerte, sino que TIENES QUE SER fuerte. Es por esto que estos tipos alzan mucho, mucho, mucho peso. El Levantamiento progresivo en un periodo de años pone a cualquiera fuerte, musculoso y marcado.
hiawatha-prison-empty-gym5) Usan ejercicios de acondicionamiento para volverse fuertes y bien marcados: Metidos en sus celdas lo único que tienen de sobra es tiempo para hacer burpees y otros ejercicios con el peso del cuerpo que aceleran el corazón y derriten la grasa. Incontables lagartijas (push-ups), flexiones invertidas (hand-stand push-ups), sentadillas, fondos (dips) y elevaciones (pull-ups) crearán grandes y amplios hombros, un gran pecho, brazos gruesos, six packs, una espalda ancha y en forma de V de los cuales hasta el más dedicado de los ratones de gimnasio sentiría celos.

Armado y Peligroso

Armado y Peligroso

6) Ellos duermen lo suficiente: Ellos van a dormir y se levantan todos los días a la misma hora. El sueño regular es cuando los músculos se recuperan y se reconstruyen más grandes y fuertes.
pdprison070627ms_1
7) Comen a la misma hora todos los días: Sus cuerpos saben cuándo esperar su flujo de nutrientes. La alimentación regular es extremadamente importante para construir y mantener un físico de clase mundial. A pesar de que estos tipos consuman comida terriblemente carente de nutrientes, el cuerpo sabe qué esperar y utiliza lo que se le da. Adicionalmente a las comidas gratis que reciben todos los días, que pueden sumar más de 3.000 calorías al día, ellos pueden comprar alimentos como atún y proteína en polvo del comisiario, dándole a su cuerpo proteínas y nutrientes extra.
Prison-cafeteria-JCR.jpg
8) No tienen tanto estrés: Ellos no tienen las preocupaciones quita testosterona de pagar las cuentas, trabajar, una esposa cantaletuda, desempleo, manutención de los niños y otras minucias. El tipo de estrés que ellos tienen, la supervivencia, incrementa su testosterona.
fourprs
9) Esteroides: Las prisiones son notorias por ser focos y ollas de drogas, de las cuales ciertamente están incluidas los esteroides. Muchos delincuentes están en la cárcel pagando penas por tráfico de drogas, lo que significa que no son ajenos a ellas. Personas que ya usan drogas tienen más posibilidad de usar esteroides que un tipo promedio.
Los prisioneros son capaces de dedicarse a si mismos, no solo por unos pocos meses sino por años, a volverse musculosos y marcados. Ellos obtienen toda la comida y el descanso que sus músculos necesitan. Ellos entrenan para volverse tanto grandes como fuertes. Ellos se ejercitan por un par de horas todos los días. Ellos no tienen el estrés que muchos de nosotros en el exterior tenemos.
Si cualquier hombre libre fuera capaz de dedicarse de la misma forma en que los prisioneros lo hacen, él lograría convertirse en un monstruo muscular, tal y como estos tipos.

16 Comments

Filed under Acta, Próxima Parada, Rosetta

La Publicidad Engañosa y su influencia en la cultura

Buy Nothing Day

Respondiendo al título de este ensayo, es necesario determinar y definir un glosario mínimo de conceptos como: Dolo bueno, dolo malo, publicidad y engaño.

El concepto de dolo es la intención de ejecutar un acto contrario a la ley[1]. Según Francesco Carrara, es la voluntad dirigida a producir daño, mientras que el dolo bueno o lícito en los contratos usuales como es costumbre más o menos generalizada en el consorcio humano, en forma más o menos tolerada, que los contratantes se engañen mutuamente[2], generalmente hace referencia a la intención de beneficio propio de quien acciona su comportamiento en una relación de negocios (o en un contrato) sin descartar que este valor sea el perjuicio del otro, como ocurriría con la publicidad[3] que, como su nombre lo indica, es la acción de comunicar las características y desempeño de un producto y servicio a los  potenciales consumidores, sin evitar exagerar para causar impacto positivo.

En este breve marco conceptual, utilizando el método de apropiación de los conceptos de Campo y Habitus de Pierre Bourdieu[4], de cómo se articula en la sociología reflexiva una sociología encaminada a difundir medios de defensa contra la dominación simbólica. La publicidad es engañosa.

Hablar de la violencia simbólica es referirnos a esas cosas que son cotidianas, como el lenguaje o las costumbres que son aceptadas sin la intervención de un razonamiento previo, como “no salir desnudos a la calle” o el hecho de hacer fila en un banco. Esas conductas o reglas que no cuestionamos en nuestra vida diaria pero cuando se “hacen visibles” o se critican, se ejerce cohersión contra quienes llaman la atención sobre lo “artificial de lo cotidiano”. Los símbolos encubren un significado que puede estar sujeto a intereses institucionalizados en diferentes formas: la Familia, la Iglesia la Escuela, la industria y los medios de comunicación, estos últimos son hoy en día el eje articulador de la ideología dominante como podría ser la Globalización y la Economía de Mercado[5].

Los símbolos dominantes a nivel global, y regional son los máximos reforzadores de lo simbólico, de los gestos, las palabras, las puestas en escena que ratifican los mensajes, las ediciones de la realidad.

Para Pierre Bourdieu, esta “violencia simbólica responde a la desigual distribución del capital lingüístico y cultural estableciendo un sistema de censuras que reproduce la dominación en el campo simbólico, traduciendo la lucha de clases en un sistema de intercambios comunicativos. El lenguaje como institución renueva la estructura dominante de distribución desigual del capital cultural, legitima la desigualdad, naturaliza la exclusión y participa en la reproducción del orden social, imponiendo la violencia simbólica, induciendo códigos, pero otorgando, a la vez la fantasía de la libertad, la creación y el mérito individual”.

Esta crítica cae como anillo al dedo en materia de publicidad, pues en una Economía de Mercado, el productor a ultranza no averigua con rigor las necesidades a satisfacer, solo se preocupa por vender y en ese afán utiliza la psicología del consumidor la cual termina violentada con el alto contenido de símbolos en las propagandas, por ejemplo cuando repite muchas veces las mismas, ensalza ciertos comportamientos de una élite con la utilización del producto, crea estereotipos irreales para atraer, como ocurre ocurre con la instrumentalización de las personas: del hombre como un ser que es importante y valioso siempre que cumpla con ciertas marcas de estatus: “un carro, una casa y un trabajo de seis cifras”; y de la mujer como un ser que solo se deja llevar por sus más bajos instintos, que carece de agencia y que consume todo lo que le dice “eres joven y bella, y si no, pues con este producto lo serás”. Imaginería aspiracional dirigida a niños y niñas que quieren sentirse grandes. A todos.

Ello es perfectamente válido a la luz del artículo primero del Decreto 3466 de 1982, el cual menciona el término “inducir”, el cual no es otra cosa que utilizar la sutileza, la astucia y el engaño, máxime cuando no obliga a divulgar las calidades o características de los bienes y servicios a promover su compraventa.

En este orden de ideas, la ley permite el dolo bueno, el cual indudablemente tiende a beneficiar al productor, dejando al consumidor a la suerte de la buena fe y responsabilidad social de aquel.


[1] Código Penal. Artículo 22.

[2] CARRARA, Francesco. Programa de derecho Criminal. Bogotá; Temis, Tomo 1, 1978. Pág 73.

[3] Decreto 3466/82. Artículo 1. d). Propaganda comercial. Todo anuncio que se haga al público para promover o inducir a la adquisición, utilización o disfrute de un bien o servicio, con o sin indicación de sus calidades, características o usos, a través de cualquier medio de divulgación, tales como radio, televisión, prensa, afiches, pancartas, volantes, vallas y en general, todo sistema de publicidad.

[4] BOURDIEU, Pierre. Capital cultural, escuela y espacio social. México : Siglo Veintiuno, 2000.

[5] El mercado ha desplazado las relaciones diplomáticas. Hoy no se habla de “países amigos” sino de “socios comerciales”.

Leave a comment

Filed under Lex, Próxima Parada

My Bodyweight / Calisthenics progress

I checked Weightlifting in Latin America by Expat Chronicles as a guide and I’ve been avoiding Gyms like Bodytech or Stella del Mar (only old women go there). I’ve seen “People Training” in downtown yet I never been there because I don’t spend much time there besides some daygame, some vueltas or sometimes El Chorro.

That’s why for eight months I’ve been on Bodyweight calisthenincs excercises (with a doorway bar I bought on Mercadolibre). Inspired by Convict Conditioning, 30 Days of Discipline and Barstarzz vids and Calisthenics Works blog, but doing mainly Wide and Close Push Ups (100 reps in as less sets I can, when I started I couldn’t reach 20 now I do 35-50 straight), Pull-ups (I couldn’t even do one when I started, now I can do 20-30 straight), Hanging Leg raises (50 reps or until I can’t do more) and going to Ciclovía friday-sunday (I’ve diminished my intensity to avoid losing muscle) for legs (calves especially). In these few months of intermittent discipline,  I’ve gone from 120 pounds to 135 pounds (Ectomorph) at 1,75 m and I’ve lost a lot of fat so I can now see some abs (was somewhat skinny-fat – SHAME).

Regarding public parks, some of them have pull-up bars, but they’re designed for children so they usually are very low (ideal for Hanging L-sits and practicing muscle ups). The mayority have monkey bars that are good for chinups and dips (but very elevated from the ground). But the dip bars are scarce and when I found one near home, It was very wide that the only use was push-ups on them.

5 Comments

Filed under Acta, Próxima Parada

Caso: “Eso no pasa nada, eso es como andar en Góndola”

O un mejor título: “El caso de los Científicos de la Comisión de Grandes Riesgos y el Terremoto de L’Aquila[1].

  • Meses atrás, en la Región de L’Aquila se venían registrando temblores en la zona. Cada vez que la tierra empezaba a temblar, los habitantes salían corriendo de las casas y se refugiaban en la plaza más cercana. Pasaban la noche al relente o en el interior de los coches, una noche tras otra, hasta que la tierra se calmaba.
  • El 31 de Marzo, la Comisión de Grandes Riesgos, conformada por siete científicos —expertos en seísmos— acudió a L’Aquila desde Roma y después de 45 minutos de reunión, dictaminó que no existía peligro (alarma) en concreto ya que el que la tierra se moviera era algo favorable ya que significa que “el terremoto está perdiendo energía”
  • En la madrugada del 6 de abril, los vecinos les hicieron caso a la Comisión y aguantaron las primeras sacudidas del 6 de abril sin moverse de casa, cambiando su costumbre de meses anteriores. Pero el sismo de las 3.32 fue demasiado fuerte, resultando en el derrumbe de más de 20.000 edificios, dejando sin casa a 65.000 personas y sin vida a 309.
  • El Tribunal de L’Aquila, considerando que los condenados hicieron una evaluación del peligro “genérica e ineficaz” y que las informaciones que los expertos suministraron a los vecinos fueron “inexactas, incompletas y contradictorias”, pero que generaron en los vecinos la confianza de que no había alarma por lo que dejaron de tomar sus habituales medidas preventivas, dictó sentencia condenando a los siete expertos –el entonces presidente de la Comisión de Grandes Riesgos, Franco Barberi, el subdirector técnico de Protección Civil, Bernardo de Bernardinis, el presidente del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología, Enzo Boschi, el director del Centro Nacional de Terremotos, Giulio Selvaggi, el director del Centro Europeo para la Formación y la Investigación de la Ingeniería Sísmica (Eucentre), Gian Michele Calvi, el profesor de Física de la Universidad de Génova Claudio Eva, y el director de la Oficina de Riesgo Sísmico de Protección Civil, Mauro Dolce– a la pena de seis (6) años de cárcel, imposibilidad de volver a ocupar un puesto público, una compensación a las víctimas de 7,8 millones de euros y las costas, que ascienden a 100.000 euros, por el delito de homicidio múltiple
  1.  ¿Estaban los científicos de la Comisión de Grandes Riesgos en el deber de prevenir la ocurrencia de algún terremoto?
  2. ¿Se configura la omisión impropia en la conducta de los científicos?
  3. ¿El dictamen dado por la Comisión creó un riesgo jurídicamente desaprobado?
  4. ¿Dicho dictamen fue determinante en el resultado de que los vecinos de L’Aquila dejaran de tomar las medidas previsivas que venían realizando ante los temblores de los meses anteriores?
  5. ¿Existió comisión por omisión?
  6. ¿Son imputables los miembros de la Comisión de Grandes Riesgos por las comunicaciones “inexactas, incompletas y contradictorias” de los riesgos de un terremoto en L’Aquila?
  7. ¿Un evento tan imprevisible como un terremoto sigue siendo imprevisible cuando los científicos descartaron toda posibilidad de su ocurrencia al decir que los temblores que se venían presentando significaban que “el terremoto está perdiendo energía” ?
  8. ¿La conducta de incurrir en una negligencia en su comunicación por parte de los expertos de la Comisión fue realizada con culpa con representación?

La Comisión, llevó a cabo acciones de comunicación consistentes en el hecho de que sus informes y declaraciones públicas acerca del riesgo existente de que pudiera desencadenarse en un plazo corto un terremoto de gran intensidad en L’Aquila fueron de baja calidad, triviales, insuficientes, y contradictorios; y que no emplearon la lex artis ni el arsenal de conocimientos científicos disponibles.

La Comisión de Grandes Riesgos incumplió las funciones que le fueron asignadas por el Estado cuando llevó a cabo de forma inadecuada sus funciones de evaluación de riesgos y de información a la ciudadanía. Los miembros no proporcionaron datos ni estudios escritos, solo concedieron entrevistas a la prensa, pero en ningún caso revelaron alguna información específica de ningún tipo de investigación ni estudio técnico.

Su conducta negligente representó, en un primer nivel del análisis de imputación objetiva, la elevación de un riesgo no permitido relevante para el bien jurídico[2] ya que aumentó la probabilidad de que los resultados antijurídicos de las muertes y las lesiones de las víctimas tuviesen lugar al aumentar infundadamente su confianza[3] al afirmar que el que la tierra se moviera era algo favorable ya que significa que “el terremoto está perdiendo energía”. De los miembros de la comisión, como funcionarios públicos se tenía una expectativa de comportamiento diligente (deber de actuación[4]) que daba lugar a que los habitantes confiaran que las informaciones que daban estaban fundamentadas en estudios científicos serios y en la lex artis científica, sismológica, etc.

¿Cómo se explica que tan solo después de 45 minutos de reunión, la Comisión tome la decisión de que “En esta zona la oleada de sacudidas es algo que no alarma. Al revés, los técnicos piensan que es una situación favorable que la tierra se mueva, es señal de que el terremoto va perdiendo fuerza”? El funcionario público (20 CP) que tiene por función hacer evaluaciones sobre los riesgos e informar a la población de ellos tiene una responsabilidad inmensa.

En un segundo de imputación (imputación del resultado), esa elevación del riesgo dada por la emisión de información “genérica e ineficaz” generó en los habitantes de L’Aquila la falsa confianza de que nada iba a pasar porque los temblores, como les había dicho la comisión, significaban que la tierra “estaba liberando energía”, confianza que los llevó a interrumpir su costumbre de llevar a cabo medidas preventivas cada vez que ocurría un terremoto, medidas como salir de las casas y refugiarse en las plazas más cercanas o en sus vehículos.

Llevando a cabo un Juicio Concreto de qué hubiera sucedido en la eventualidad de que el dictamen de la Comisión de Grandes Riesgos no hubiera descartado la posibilidad de ocurrencia de un terremoto, que su evaluación del riesgo no hubiera sido “genérica e ineficaz” ni que sus comunicaciones hubieran sido “inexactas, incompletas y contradictorias”, esto no hubiera sido la Conditio sine qua non que implicó que los vecinos de L’Aquila dejaran de salír corriendo de las casas y se refugiarse en la plaza más cercana o pasar la noche al relente o en el interior de los coches, una noche tras otra, hasta que los temblores se calmaran.  Medidas preventivas que si las hubieran llevado a cabo en la fatídica madrugada del 6 de Abril, en contravía de los dictámenes negligentes y carentes de estudio de la Comisión, se habrían podido salvar muchas vidas.

El juicio no fue acerca de la ciencia, ni sobre sismología, ni sobre la capacidad o incapacidad de los científicos para predecir terremotos. Estas condenas fueron sobre la comunicación de riesgos “genérica e ineficaz”[5], y más en general, sobre la responsabilidad que los científicos  tienen como ciudadanos para compartir sus conocimientos con el fin de ayudar a las personas a tomar decisiones informadas y saludables. Es como en el caso de la persona que acude al médico porque viene presentando unos síntomas, pero el médico después de pocos minutos de verlo y sin realizarle ningún examen le dice que está bien, que no pasa nada y lo envía a la casa diciéndole que “no se preocupe, es algo normal”, pero tiempo después el paciente se agrava[6]. Es como dijo el cirujano Vicenzo Vittorini, vecino de L’Aquila: “Pero si vas al médico porque te duele la barriga y él te dice ‘no se preocupe, es algo normal’, y después de un tiempo tienes consecuencias graves, vuelves al médico y le pides explicaciones. Es lo que hace este juicio. ¿Por qué nos robaron el miedo?“.

En este caso no ha lugar excluyentes de la Imputación[7], por cuanto el ataque a los bienes jurídicos no fue enteramente por parte de la naturaleza que constituyera una fuerza irresistible. Los miembros de la Comisión no fueron condenados por no ser capaces de predecir la ocurrencia de un terremoto[8], sino por dar informaciones “inexactas, incompletas y contradictorias” acerca de los peligros de la actividad sísmica que subsecuentemente socavaron la seguridad de la población. Igualmente, los miembros no proporcionaron datos ni estudios escritos, solo concedieron entrevistas a la prensa, pero en ningún caso revelaron alguna información específica de ningún tipo de investigación ni estudio técnico que los llevara a decir que los temblores solo significaban que “la tierra estaba liberando energía”, cómo puede decirse en este caso que se trataba de un hecho imprevisible porque si ellos negaron la posibilidad de su ocurrencia, se trata de una certeza. Tal y como dijo el Abogado de la Acusación Antonio Valentini: “si nadie puede prever un terremoto, ¿por qué ellos lo excluyeron? ¿No es eso también una previsión?”[9].


[2] VELÁSQUEZ V., Fernando. La tipicidad en otras formas de aparición de la conducta punible. P. 440.

[3] El Principio de Confianza se enuncia diciendo que dentro de la sociedad cada persona debe realizar correctamente los comportamientos que le corresponden y que los demás esperan que así sea, es decir, que se actúe acorde con aquello que le compete. Dicho de otra manera, el hombre debe desplegar su conducta dentro de los cánones establecidos y los otros aguardan a que así lo haga. Simultáneamente, ese hombre espera que los otros realicen acciones y omisiones según les corresponda. Es una concreción de la relación expectativas-no defraudación. En síntesis, la persona se conduce sobre la base de la fe, o sea, confiando en que los demás obran dentro de las reglamentaciones establecidas.

[4] “Para la determinación de si un riesgo es jurídicamente o no desaprobado lo determinante no es entonces lo que el individuo pudo hacer para evitar el resultado, sino aquello que debió haber hecho para impedirlo, con lo cual se abandona un criterio eminentemente subjetivo como el del hombre prudente para adoptar su lugar uno claramente objetivo, fundamentado sobre la existencia de una posición de garante derivada de las expectativas de comportamiento social (deber de actuación)” REYES ALVARADO, Yesid. Imputación Objetiva. Bogotá : Temis, 2005. P. 122.

[6] Vicenzo Vittorini dijo: “Pero si vas al médico porque te duele la barriga y él te dice ‘no se preocupe, es algo normal’, y después de un tiempo tienes consecuencias graves, vuelves al médico y le pides explicaciones. Es lo que hace este juicio. ¿Por qué nos robaron el miedo?”.

[7] “Gunther Jakobs resume así los casos en los cuales no es posible imputar objetivamente una conducta: En primer lugar, la conducta puede mantenerse por su modalidad y la magnitud del peligro que entraña, dentro del riesgo permitido; En segundo lugar, la conducta puede ser en sí misma inocua y desviada arbitrariamente por otra persona en un sentido delictivo; En tercer lugar, la compensación de la conducta peligrosa puede ser asunto de un tercero; y en cuarto lugar, puede que la consecuencia dañosa incumba a la víctima misma por su propio comportamiento”. MONTEALEGRE LYNETT, Eduardo. El Funcionalismo en derecho penal: libro homenaje al profesor Günther Jakobs. Bogotá: Universidad Externado de Colombia, 2003. Criterios de Exclusión de la Imputación Objetiva: a) Por disminución del riesgo; b) ausencia de creación de peligro; c) Riesgo Permitido; d) No realización del peligro; e) Falta de realización del riesgo permitido; f) Resultados no cubiertos por el fin de protección de la norma de cuidado; g) Conducta adecuada a derecho. ROXIN, Claus. La Imputación Objetiva en el Derecho Penal. Editado y traducido del Alemán por ABANTO VÁSQUEZ, Manuel A. Lima: IDEMSA, 1997. P. 109

[8] Ver la posición contraria en Responsabilidad penal por (inadecuado) control de riesgos y fenómenos naturales: el “caso L’Aquila”: ““En este caso, los resultados típicos de las muertes y las lesiones no fueron producto de un curso causal determinado ni dominado, ni subjeta ni objetivamente, por ninguna persona, sino que el “dominio” estuvo en todo caso, dado por un fenómeno natural, el terremoto. Por lo que, en aplicación del principio de accesoriedad de la participación, si no hubo autoría de la conducta típica por parte de ningún autor, mucho menos habría responsabilidad de los meros cooperadores”.” y en Criminal Law and the Science of Prediction

Leave a comment

Filed under Lex, Próxima Parada

Cita: Nacionalismo depresivo – Jorge Orlando Melo – Columnista EL TIEMPO – Opinión: Columnistas, Blogs, Noticias y Editoriales de Colombia y el Mundo – ELTIEMPO.COM

Pero el nacionalismo colombiano es muy depresivo: nos sentimos colombianos cuando nos tratan mal, nos discriminan, nos creen narcotraficantes o delincuentes. Y es masoquista: se alimenta con las derrotas de la selección Colombia o con el mito de que Colombia perdió grandes territorios con los países vecinos, aunque nos quedamos con casi toda la Guajira, que muchos mapas del siglo XIX pintaban como venezolana, y con la tierra entre el Putumayo y el Caquetá, que otros mapas dibujaban en Perú. Y es un nacionalismo al que nunca le preocuparon los pescadores artesanales, aunque hoy los alebreste, pues su modelo de desarrollo es el cemento y el comercio, y que ignora la historia real de las islas, la que han contado Newton, Parsons o Kupperman, pues desprecia la cultura local y quiere progreso, pero como lo definimos en el interior.

Y ahora ese nacionalismo de banderitas está excitado y pide que no obedezcamos la decisión de la corte, como si fuéramos un país de matones, donde la ley se cumple solo cuando le sirve a uno.

via Nacionalismo depresivo – Jorge Orlando Melo – Columnista EL TIEMPO – Opinión: Columnistas, Blogs, Noticias y Editoriales de Colombia y el Mundo – ELTIEMPO.COM.

Leave a comment

Filed under Próxima Parada, Proverbia